La aviación en el cine: Treinta segundos sobre Tokio (1944)


Treinta segundos sobre Tokio es una producción del año 1944 de la Metro-Goldwyn-Mayer, que narra muy detalladamente la preparación y ejecución de la heroica incursión aérea de represalia por el ataque Japonés a Pearl Harbor. La operación fue organizada por el Teniente Coronel James Doolittle, encarnado por un mágnifico Spencer Tracy y llevada acabo en abril de 1942, solo unos pocos meses después del ataque Japones. El raid aéreo fue planificado cuidadosamente incluyendo las operaciones navales, pues era la primera vez que se intentaba algo tan arriesgado, como era despegar con un bombardero B-25 desde la cubierta de un portaaviones. La operación se mantuvo en el mas absoluto de los secretos, tanto que incluso las esposas de los pilotos no supieron ningún detalle de la operación.

La película fue rodada en plena guerra y hay que tener en cuenta que es una película de propaganda y de exaltación de los valores patrios. Es un homenaje a sus héroes y la intención era, claramente, dar subidón de moral a la ciudadanía de un país que necesitaba ver humillado a un enemigo tan correoso. ¿Quien mejor que los estudios de Hollywood para crear esa "magia"? La operación aérea fue una autentica "machada", a pesar del planteamiento, que en principio daba la sensación de ser más solido de lo que en realidad era. El daño real causado por el bombardeo fue muy escaso, aunque en la película se magnifica sobremanera. El resultado final (militarmente hablando) fue bastante desastroso, pero los servicios de propaganda norteamericanos supieron sacarle rédito.

Puedes leer más en el libro dedicado a la aviación en el cine:


También se puede pedir en papel aquí:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pero... ¿Qué es un FOD?

El organigrama de una empresa de transporte aéreo

Velocidad terminal