domingo, 1 de febrero de 2015

Navegación de Área

RNAV o “Area navigation” en Inglés, es una evolución natural de las múltiples técnicas de navegación aérea (“grid navigation”) que ya existían, tales como LORAN, OMEGA, INS, etc. Los avances en electrónica consiguieron unificar estos métodos integrando los diferentes sensores en un único calculador de vuelo. Hoy en día, en los modernos sistemas de navegación, el último de los elementos integrados es el sistema GNSS de navegación por satélite.


En su definición por parte de la OACI, se clasifica la navegación de área como un método de navegación que permite la operación de la aeronave en cualquier trayectoria de vuelo deseada,  ya sea dentro del área de cobertura de las ayudas propias a la navegación aérea (VOR/DME, DME/DME, LORAN-C, GPS/GNSS), dentro de los límites de las prestaciones de sistemas autónomos (INS/IRS), o de una combinación de ambas posibilidades (Documento de la OACI 9613-AN937, Manual on Required Navigation Performance, RNP). En otras palabras, las técnicas de navegación RNAV permiten a las aeronaves volar en cualquier ruta deseada dentro de la cobertura de las radio ayudas o sistemas que pueda utilizar. Todo ello sin la necesidad de volar sobre puntos fijos definidos por las radio ayudas terrestres. Para poder realizar estas operaciones las aeronaves deben de contar con algún tipo de ordenador de abordo en el que se puedan realizar los cálculos que permitan dicho vuelo.

En los años 70 se hizo muy famoso en los EEUU el uso de un cierto tipo de calculador muy básico que era capaz de “mover virtualmente” las estaciones de VOR para alinearlas en la ruta que hubiéramos elegido previamente. A estos sistemas primitivos se les llamo precisamente “Station movers” y permitían guiar el avión de forma convencional siguiendo los radiales VOR en un dial tradicional. Esto era perfectamente posible en tanto en cuanto el avión volara dentro de los límites o radio de acción de la radioayuda.

Las ventajas de la nueva “Magia RNAV” eran evidentes. Volar rutas más cortas, más económicas y menos congestionadas resultó en una verdadera revolución que se implantó inmediatamente. La FAA comenzó a publicar cartas de aproximación basadas en estas técnicas que empleaban los “Station movers”, que acabaron designándose VOR DME RNAV RWY XX approaches. En los modernos sistemas de navegación de área, un ordenador de abordo convierte señales procedentes de múltiples sensores en indicaciones de posición y guiado en pantallas digitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario