viernes, 13 de febrero de 2015

Las bases de datos del FMS

No todos los sistemas RNAV tienen bases de datos. Los antiguos sistemas solo podían almacenar un cierto número de WP manualmente creados en una memoria volátil que hacía muy poco flexible la operación RNAV a la hora de efectuar un vuelo detrás de otro. Los modernos sistemas RNAV cuentan todos con bases de datos que se encuentran almacenadas en memorias permanentes. Estas bases de datos contienen todos los WP y las posiciones y frecuencias de todas radioayudas que la aeronave, gestionada por un operador determinado, necesita para volar en el aérea geográfica concreta. Al igual que cualquier otra publicación aeronáutica (AIP’s), como puedan ser cartas de aproximación, mapas,  etc. se requiere que dichas bases de datos se conserven actualizadas, para lo cual existen los llamados ciclos AIRAC que se producen cada 28 días.
 El proceso comienza con la publicación por parte de las autoridades de la información aeronáutica vigente. La OACI requiere que cada estado publique sus rutas ATS, la información relativa a las radioayudas, procedimientos de aeródromo, etc. Toda esta información se produce de acuerdo a los estándares establecidos (WGS84 en estos momentos). Más tarde la información se manda a las llamadas “data houses”, que son empresas autorizadas que se encargan de la compilación de los datos de acuerdo a las necesidades de cada cliente (operador). Normalmente se piden las rutas, los WP específicos y la información relevante para cada operador. Una vez compilada la información se produce el “empaquetado” y formateado de los datos en un código estandarizado llamado ARINC 424.

Una vez terminado este proceso, se envían los datos a los llamados “Data Packers”, que en realidad son los fabricantes de los sistemas RNAV y son los encargados de transferir la información codificada en sus equipos de aviónica. Estas bases de datos una vez cargadas en las aeronaves se verifican de acuerdo con los procedimientos de la OACI. De esta manera se empiezan a usar por las compañías aéreas hasta que vuelve a empezar el ciclo AIRAC.

Los problemas derivados del proceso consisten básicamente en que existen diversos fabricantes de equipos de aviónica y cada uno tiene sus propios sistemas para empaquetar y cargar datos en sus computadores RNAV.  Además, no existen dos operadores que tengan exactamente los mismos datos pues cada operador tiene problemas específicos y necesitan soluciones específicas. Algunos de ellos crean rutas propias para sus compañías y no necesitan tener más WP que los que exclusivamente van a utilizar. Esto agiliza enormemente la operación de vuelo, pues se pueden cargar rutas enteras preparadas de antemano que se cargan inmediatamente por parte del piloto.

Toda esta variabilidad puede dar como resultado que se produzca algún error en la cadena de transferencia de datos. Cuando esto ocurre se dice que la base de datos puede haberse corrompido.

La responsabilidad del piloto es la de comprobar que una vez insertada la ruta en el computador de vuelo, esta es correcta y consistente comparándola con las cartas y documentos legalmente emitidos por la autoridad.


El proceso de comprobación debe de hacerse antes y durante el vuelo. La mayoría de los sistemas de hoy en día permiten el acceso del piloto a la base de datos que contiene todos los WP, las rutas, las velocidades y las alturas de todos los procedimientos de vuelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario