domingo, 15 de febrero de 2015

La aviación en el cine: Héroes del Cielo (2005)


Héroes del cielo (2005) Poster

"Les Chevaliers du Ciel" (conocida en España como Héroes del Cielo) es una película de acción dirigida por Gérard Pirès y protagonizada porBenoît Magimel y Clovis Cornillac. Fue estrenada en 2005 y filmada con la colaboración del Ejército del Aire Francés.

En la película se muestran imágenes espectaculares con arriesgadas maniobras aéreas entre varios Mirage 2000 en el cielo, con tomas realizadas por cámaras de alta definición instaladas especialmente en las alas de los aviones, y se pueden ver varias tomas reales en el cielo sin efectos especiales. Asimismo, se pueden observar impresionantes paisajes aéreos naturales y algunas filmaciones tridimensionales para el nuevo formato de cine ampliado IMAX. (Ver explicación de formatos en este post)

Esta película (la idea) no es nueva. Está basada en Las aventuras de Michel Tanguy y Laverdure. Unos estupendos cómics de J. M. Charlier con los fantásticos dibujos de Albert Uderzo (más conocido por los dibujos de Asterix). Yo solía leer estos cómics en la colección Pilote, allá por finales de los 60 principios de los 70. Probablemente muchos de vosotros también recordéis con cariño esta colección. 



El verdadero mérito de la película reside en que fue filmada realmente con aviones de combate y con pilotos de caza del ejercito del aire Francés. Todas estas escenas sin ayuda de los CGI (Compueter Generated Image) o gráficos producidos por ordenador. Esto hace que la cinemática del vuelo sea mucho mas realista que en otras películas, como por ejemplo "El aviador" o "Fly Boys·, donde las escenas de vuelo son totalmente artificiosas.

Con el fin de que las escenas a alta velocidad fueran mas estables, se diseñó un acoplamiento especial para montar la cámara en un Mirage 2000, que era el encargado de filmar la acción de los héroes de la película en otros cazas Mirage 2000, sólo un caza de esas características podría seguir a otro caza tan rápido y tan ágil.

La cámara de estos vuelos tenia lentes apuntando en varias direcciones, para luego hacer el montaje de la película considerando varios ángulos. La complicación era tan grande que se acabó llamando al fabricante del Mirage, la compañía Dassault, que lo acabó montando dentro de un tanque (vacío) de combustible en un pilón externo. Estos tanques son de varias capacidades, los hay muy estrechos con poca capacidad, pero que son supersónicos. Otros como los que yo conocí cuando trabajaba en Canarias con los Mirage F-1, tienen más capacidad, pero limitan al avión al régimen subsónico. En caso de combate lo primero que se hace es desprenderse de ellos para tener más maniobrabilidad.

 En la imagen un Mirage IV con estilizados tanques supersónicos  

En la imagen un par de Mirage 2000 con los abultados tanques subsónicos

Se consideró el uso de una cámara de HD digital, pero debido a su gran peso y lo abultado que iba a resultar el invento, se optó por una cámara convencional. El ensamblado tenía que ser perfecto sin fisuras ni entradas de aire, para no dañar la cámara cuando se volara casi sin presión y a altísima velocidad. Debido a esto, la capacidad de rodaje se vio comprometida a solo pequeñas tomas de 4 minutos. Pero los problemas no acababan ahí la cámara no podía ser controlada a placer por el piloto, ya que se encontraba en un pilón lanzable en caso de emergencia o para poder ser intercambiada a otros aviones en caso de que el avión portados fallara. Por ello, se diseñó un sistema de control muy básico para que el piloto pusiera la cámara e funcionamiento cuando le pareciera bien. Esto trajo otros problemas, ahora eran las interferencias con la radio por usar el control remoto. Al final se lográ despuies de muchos esfuerzos que la cosa funcionara razonablemente bien y sobre todo que fuera segura.

En ciertas tomas donde el Mirage no podía usar la cámara se usó un Learjet (también un avión muy rápido) que fue alquilado en el sur de California. Esto, junto con el hecho de que los Mirage 2000 gastaban una gran cantidad de combustible en cada vuelo (sólo podían volar unos 45 minutos), les cotó un ojo de la cara a los productores. Para no gastar mas de la cuenta lo que se hizo fue planificar extremadamente bien cada escena haciendo uso de los story boards de un gran dibujante (...como en los cómics).

Al final, el director estaba muy satisfecho (y los espectadores también) al ver las extraordinarias imágenes aéreas, totalmente reales y muy lejos de las generadas por ordenador.

Otra cuestión que debe de ser alabada es la actuación de los pilotos del Ejercito del Aire Francés (para mi los auténticos héroes) que se jugaron el tipo para la producción de la película. El Ejercito del Aire prestó a los mejores pilotos de combate (Los Top Gun Franceses) y se les permitió que rompieran algunas reglas básicas de seguridad a petición propia. Redujeron la distancia mínima de seguridad entre aviones en formación y en "dog fight" a solo 3 pies (1 metro), redujeron la altura minima con el suelo de 500 pies... ¡A solo 10 pies! De esta manera se pueden ver en la película tomas que de otra manera no se habrían podido ver.

Para colmo, las escenas que tienen lugar en París al final de la película, cuando el film se encuentra en su momento álgido, no podían se realizadas porque las autoridades han restringido el vuelo de aviones sobre la capital francesa y el único día que era posible hacer esto era el día de la toma de la Bastilla (el día nacional Francés) donde se hace el festival aéreo y el desfile militar. Los pilotos solo tuvieron esa oportunidad de volar sobre la ciudad y lo hicieron magníficamente bien.

El film tiene algunos pequeños fallos de continuidad y el guión a veces resulta bastante flojo, pero con todo la película resulta entretenida para los mas jóvenes y para todos aquellos que disfrutamos de los aviones.

Un 5,7 en la IMDB, pero yo le doy un 7 por lo bien que se han rodado las escenas aéreas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario