lunes, 20 de abril de 2015

La aviación en el cine: The Right Stuff (Elegidos para la gloria) -1983

Post dedicada a mi hermano Paco al que le encanta esta peli.

Se decía que el diablo vivía en el nº 1 del indicador de Mach. Asi empieza una extraordinaria película (docu-drama o Bio-pic) que narra dos historias paralelas. Por una parte como los pilotos norteamericanos rompieron la barrera del sonido y por otra los comienzos del programa espacial norteamericano con el proyecto Mercury. 

"Elegidos para la gloria" (The Right Stuff) de 1983, dirigida por Philip Kaufman, es una adaptación casi literal del libro de Tom Wolfe de 1979. Una película que a buen seguro han visto varias veces todos los amantes de la aviación y que emociona cada vez que vuelven a verla. 

La película comienza con una pantalla pequeña y en B/N, con una voz en off que dice: "En el aire vivía un demonio, se decía que quien le desafiara moriría. Se le helarían los controles. Su avión sufriría una violenta sacudida… y se desintegraría. El demonio vivía en Mach 1 en el velocímetro a 750 mph (1,200 km/h), donde el aire ya no podría apartarse del camino. Vivía tras una barrera que, según decían, nadie podría atravesar nunca. La llamaban la ‘barrera del sonido’. ...y acto seguido la emocionante música de Bill Conti nos pone la carne de gallina.





"The Right Stuff" o "Elegidos para la gloria" Es considerado por la gran mayoría de aficionados como "El peliculón astronáutico" por excelencia. Es ese tipo de película que cuando compramos una TV nueva de "sopotocientas" pulgadas nos gusta siempre reponer llamando a nuestros mejores amigos para disfrutar de una de las grandes epopeyas de la historia aeronáutica de la humanidad. Elegidos para la gloria es fenomenal, apasionante, compleja, divertida, repleta de escenas memorables, líneas inolvidables y maravillosos actores (muchos de los cuales pasaron a convertirse más tarde en grandes estrellas).

El diector nos muestra al comienzo a un piloto de pruebas montando a caballo y que observa sobre un risco el nuevo avión cohete fabricado para traspasar los límites conocidos. Su caballo, nervioso al ver las llamas que salen por la parte trasera, parece presagiar el desastre y querer alejarse del lugar. El piloto de pruebas es el moderno vaquero del siglo XX: duro, lacónico, independiente, sin miedo. Tiene el mismo espíritu del pionero que conquistó el Oeste y que tan bellamente fotografiaron en Cinerama John FordHenry HathawayGeorge Marshall y Richard Thorpe en la inolvidable "How the west was won".

The Right Stuff narra de forma magistral ese periodo de la historia en el que las dos superpotencias se enfrentaban en el campo tecnológico, pero lo hace desde muchos ángulos contando pequeñas historias paralelas que describen a la perfección el Zeitgeist o espíritu de la época. Ese es el gran valor Añadido de esta película. Estamos realmente en octubre de 1947 y más tarde en los 50's y luego en los 60's. Y nos lo creemos. Pero Kaufman incluso va más allá, no pierde la oportunidad de mostrarnos el aspecto psicológico de la esposa/ama de casa, como se relaciona con las otras mujeres, como sufre esperando a que su marido regrese y como teme ver al hombre de negro, presagio de que algo ha ido verdaderamente mal. Pero no solo eso, como en el melodrama que es la vida real, Kaufman mezcla también escenas verdaderamente hilarantes. Recuérdese cuando Sheppard no puede contener más sus ganas de orinar, o cuando Von Braum tiene que lidiar con las exigencias de sus astronautas-pilotos o como el vicepresidente (más tarde presidente) Johnson trata de convencer a un ama de casa de que debe salir en TV. Sin embargo, debajo de toda este humor y a veces risas, se puede ver el respeto, la tensión y también el miedo controlado de los hombres reales que hacían un trabajo importante y arriesgado.

Para mi esta película es un desagravio y un homenaje a aquellos pilotos de pruebas, verdaderos hombres valientes que se jugaron la vida y que nadie sabía sus nombres. Este homenaje se centra en la figura de Chuck Yeager (quien por cierto hace un cameo en el film, es el camarero del bar en la Base aérea de Edwards y que el día 13 de este mes cumplió 92 años). Como todo el mundo sabe, Yeager no fue considerado como candidato al no tener estudios superiores. Un error que los norteamericanos (normalmente tan alejados del clasicismo británico) no debieron cometer. Craso error que les ha estado pesando a lo largo de los años y que se deja ver en otras películas, como la de Space Cowboys, cuando uno de los operarios de la NASA saluda militarmente y trata de General a Clint Eastwood al ir a abordar la lanzadera y este le contesta: "no nos saludes hijo, no somos generales". Pero el operario les contesta, "para mi como si lo fueran señor".

Los protagonistas y los aspectos técnicos


El verdadero Chuck Yeager aconsejando al actor Sam Shepard durante el rodaje de "Elegidos para la gloria"


Scott Glenn (Alan Sheppard), Ed Harris (John Glenn), Dennis Quaid (Gordon Cooper), Fred Ward Gus Grisson)


  • Tom Wolfe (Novela), Philip Kaufman (Guión y dirección)
  •  Duración 3 h 13 min (193 min)
  • Sonido 70 mm 6-Track (70 impresiones mm) | Dolby (35 impresiones mm)
  • Color Color (Technicolor)
  • Relación de aspecto 1.85: 1 (Ver explicación de formatos en este post)
  • Cámara Panaflex Cámara y lentes de Panavision
  • Negative Format: 35 mm
  • Proceso cinematográfico: Esférico
  • Formato de película de 35 mm copia - 70 mm (blow-up)


Espectacular banda sonora 




Al ver esta película uno se da cuenta de que John Williams no es el único capaz de componer estupendas fanfarrias triunfales. Bill Conti en ‘Elegidos para la gloria’ hizo un trabajo esplendido. La banda sonora está a la altura del film, que evidentemente, rebosa patriotismo y triunfalismo. Bill Conti creó una banda sonora extraordinaria que fue justamente recompensada con el Oscar en la edición de 1984. Fanfarrias con trompetas, música sinfónica espectacular y marchas militares, enfáticas con mucho sentido de lo patriótico. En este trabajo se aprecia la influencia de Jerry Goldsmith y John Williams como principales referentes.

BSO de Elegidos para la GloriaBill Conti, caracterizado por la elegancia de su estilo, alcanzó su mayor plenitud durante los 80, aunque la Academia de Hollywood lo ha solicitado con frecuencia para conducir musicalmente las galas de entrega de los Oscar. Entre sus bandas sonoras inolvidables, destacar que fue el compositor de las películas de la saga ‘Rocky’, también de las de ‘Kárate Kid’; o que entre sus maravillas están además ‘Al filo de la noticia’ (Broadcast News, 1987) o, sin duda otra de las más recordadas, la de la serie de televisión ‘Norte y Sur’ (1985). Escuchando la música de la banda sonora de ‘Elegidos para la gloria’ sigue siendo toda una delicia. Los siguiente temas seleccionados se corresponden con los originales de Bill Conti al frente de la The London Symphony Orchestra.



Temas
  1. Breaking The Sound Barrier (4:47)
  2. Mach I (1:22)
  3. Training Hard/Russian Moon (2:18)
  4. Tango (2:19)
  5. Mach II (1:58)
  6. The Eyes Of Texas Are Upon You/The Yellow Rose of Texas/Deep In The Heart Of Texas/Dixie (2:49)
  7. Yeager and The F104 (2:27)
  8. Light This Candle (2:44)
  9. Glenn's Flight (5:08)
  10. Daybreak In Space (2:47)
  11. Yeager's Triumph (5:36)
  12. The Right Stuff (Single) (3:16)
Se ha criticado a veces a Bill Conti por haber copiado el primer movimiento del concierto para violín de Tchaikovsky. Yo no soy tan duro.Es cierto que utilizó una parte de la música del genial compositor ruso, pero es lo que le va a la película y los arreglos que introdujo realzan la parte épica del film. Además el resto de la banda sonora es magnífica. En el vídeo que sigue se puede ver la parte que utilizó Bill Conti a partir del minuto 6:15. Ojo, a mi también me encanta el original.




La novela


Se ha dicho de este libro que posiblemente sea el más importante de Tom Wolfe. En él nos ofrece el resultado de seis años de tarea apasionante: investigar en qué había consistido realmente la carrera espacial y y quiénes eran en realidad sus directos protagonistas: los astronautas. Es la historia de los comienzos del programa espacial de Estados Unidos y del programa Mercury. El espacio comenzó Cuando Chuck Yeager rompió la barrera del sonido. Después de rigurosas pruebas, los 7 seleccionados para el programa se convierten instantáneamente en el equivalente moderno de estrellas del rock, aparecen en la televisión, realizan entrevistas, se publican artículos sobre ellos en la revista Life, etc. Los siete astronautas seleccionados para el proyecto fueron Scott CarpenterGordon CooperJohn GlennGus GrissomWalter Schirra,Alan Shepard y Deke Slayton.

Los astronautas procedían del mundo de los pilotos de pruebas, un mundo que fomentaba imágenes míticas, muy distintas de la del pasivo robot que deseaban los técnicos y burócratas del Programa Mercury. El piloto de pruebas, el capitán total de su nave, era el que tenía, por antonomasia, lo que hay que tener, no sólo valor sino también una mezcla de destreza orgullo y lacónico humor, bajo las más terribles y continuas presiones. Su símbolo era aún el vaquero fanfarrón pero en el mundo del futuro, en el cerebro multiforme de la Máquina, no hay sitio para el vaquero fanfarrón: el ideal es el autómata. Y a la condición de autómatas y conejillos de Indias quieren reducir a los bravos vaqueros.

Este libro nos narra la lucha por conservar la dignidad humana. Y nos explica también las incidencias del gigantesco duelo publicitario en que se convirtió la llamada "carrera espacial" y la gigantesca maquinaria publicitario-informativa que necesita héroes y símbolos, imágenes mítica que fabrica y prefabrica convirtiendo en fichas a los seres humanos. Pero aún así, y aunque en las fauces del monstruo publicitario caigan los astronautas y sus familias, este mecanismo del sistema aporta a sus víctimas algo muy importante: poder. Frente al burócrata anónimo o al funcionario de la ciencia, el astronauta es un héroe individualizado.

En la película, a diferencia de la novela, Kaufman realiza un sentido homenaje a Chuck Yeager muchas más veces. Para mi la forma más emotiva se puede apreciar cuando casi al final de la película le preguntan a Gordo Cooper quien en su opinión es el mejor piloto del mundo. Aunque acaba diciendo lo que la gente quiere oír, el espectador sabe que se refiere a Yeager.  

Lo que me sorprende de esta película es que Hollywood haya hecho algo que casi nunca suele hacer, me explico. Las películas no son casi nunca sobre los deseos internos de un hombre, sino su potencial para superar las trabas al final. Yeager en contraste no bate el récord de altura al final de la película, pero aun así es un héroe. Esto es porque se atreve a hacer lo que nunca haría nadie. Incluso después de que su avión se estrellara y lograra "in extremis" sobrevivir al abismo de fuego y humo con la cara gravemente quemada, parece querer decirnos que lo volverá a intentar. Es por ello que cuando se acerca la ambulancia al rescate, al ver la figura de Yeager caminando en medio del fuego en la distancia, el conductor  dice a su acompañante: "¿Es eso que se ve ahí un hombre?" Jack Ridley responde: "Pues claro que lo es!". (queda mejor en inglés). El comentario de Ridley no está hecho a la ligera en el guión. Yeager es uno de los pocos "hombres" verdaderos. Esta película no es simplemente sobre el programa espacial. Eso no es más que un pretexto para explorar la clase de hombres que tienen lo que hay que tener para ser voluntario en misiones peligrosas - incluso en tiempos de paz. Se trata de hombres que tienen el material adecuado, The right stuff. Para mi, lleva dentro la idea que enlaza con el concepto Nietzscheriano del superhombre, que se puede ver también en mi querida "The fountainhead"  con un inconmensurable Gary Cooper.

Algunas curiosidades

Si bien varios de los actores principales decidieron reunirse con sus homólogos de la vida real, Scott Glenn decidió no reunirse con Alan Shepard. Scott dijo que quería aproximarse al personaje por medio de la observación de Shepard y con el testimonio de los que le conocían. Después de la filmación, el verdadero Alan Shepard escribió el director y comentó que lo había clavado a no ser por una cosa: "El no es tan guapo como yo."

El especialista de cine Joseph Leonard Svec murió en un accidente durante el rodaje de la escena en la que Chuck Yeager pierde el control del avión experimental y debe de saltar. El casco de Svec se llenó de humo y perdió el conocimiento. Nunca tiró de la anilla de apertura y murió en el impacto.

Durante el rodaje de la secuencia de la capacidad pulmonar - en la que los siete astronautas originales del proyecto Mercury tienen que soplar en tubos individuales para mantener las bolas del dispositivo en suspensión en un tubo de cristal y terminan en una competición de resistencia física - los siete actores que representan a los astronautas reales empezaron a competir realmente entre ellos por la misma razón. En la película Gordon Cooper quedó tercero, John Glenn y Scott Carpenter habían resistido más. En la realidad, Gordon Cooper - el astronauta retratado por Quaid - era el único no-fumador entre los siete astronautas originales, y por lo tanto poseía una gran capacidad pulmonar, mucha más que cualquiera de los otros.

Sam Shepard, quien representó al legendario piloto Chuck Yeager, tiene en realidad miedo a volar.

En la escena del bar antes del vuelo de Gus Grissom, se ve buceando a Deke Slayton con algunas chicas. En realidad Deke no sabía nadar y nunca dijo nada a nadie. Cuando los astronautas comenzaron el entrenamiento bajo el agua Deke se hundió hasta el fondo y tuvo que ser rescatado. Posteriormente aprendió a nadar y bucear.

Para crear los uniformes de espacio para los astronautas del Mercury, los diseñadores de vestuario utilizaron lentejuelas, telas plateadas y otros materiales sobrantes del vestuario de la cantante/actriz Cher.

Esta película ha sido seleccionado por la Biblioteca del Congreso para su preservación en el Registro Nacional de Cine.

Los vuelos de la nave nodriza (antiguo bombardero B-29) para las escenas de Chuck Yeager con el X-1 fueron llevadas acabo por "FIFI," el único B-29 en condiciones de vuelo de la Fuerza Aérea. El avión fue pintado para que coincidiera con la nave nodriza real utilizada a finales de los 40. FIFI fue remodelado por Boeing en los 90 y sigue en condiciones de vuelo hoy en día.

La película evitó el uso de efectos visuales realizados por ordenador. La decisión fue la de utilizar modelos y maquetas altamente detalladas por parte del equipo de efectos especiales dirigidos por Howard y Theodore Lydecker. Así el Bell X-1 fue una maqueta 'volada' en un alambre largo que se hizo pasar rápidamente por delante de la cámara. Se utilizó un fondo natural de cielo, pero realzado por las nubes creadas con productos químicos especiales. Se puede apreciar que el X-1 es una maqueta en varias tomas en las que se realizan giros y los alerones nunca se mueven.

Algunas meteduras de pata

Un gran anacronismo fue poder ver una botella en el bar con un código de barras.

El distintivo de llamada (Call sign) del X-1 que se estrella antes del vuelo de Yeager es "Whisky Kilo Dos". "Whisky" y "kilo" representan W y K en el alfabeto fonético de la OTAN, el cual fue aprobado para su uso en las fuerzas armadas de Estados Unidos en 1956. El vuelo de Yeager tuvo lugar en 1947. Cuando las fuerzas armadas utilizaban la antigua fraseología de la Navy en la que  W y K eran "William "y" King ".

Cuando se muestra el material de archivo de Gagarin en el espacio, el sonido es de otro cosmonauta ruso Alexei Leonov, diciendo en ruso que la nave espacial Soyuz estaba lista para el atraque con el módulo Apolo (esto que tuvo lugar en 1975).

Cuando Alan Shepard camina entre la multitud que lo vitoreaba en el aterrizaje en el portaaviones, algunos marineros tienen barba, algo que la Armada permitió solamente durante unos años a finales de 1970 y principios de los 80.

Cuando Yeager está carreteando el NF-104 para su vuelo (que termina con su barrena plana y accidente), el operador de la torre de control no puede identificar el tipo de aeronave, a pesar de que el F-104 ya había sido volado por primera vez en la Base Aérea Edwards en 1954 y había estado en servicio desde 1958. La Fuerza Aérea también lo había utilizado como avión de seguimiento de vuelos de prueba diciembre de 1963, y en Edwards como aviones de persecución de alta velocidad a partir de mediados de 1963. Es altamente improbable que el personal de la torre no supiera de que modelo se trataba.

Durante las escenas del vuelo con el B-29 que lleva a Yeager y al X-1 se puede ver un T-34 en el fondo. La escena tiene lugar el 14 de octubre 1947, pero el primer vuelo de la T-34, no fue hasta el 2 de diciembre., 1948.

La Fuerza Aérea no preguntó a Chuck Yeager el 13 de octubre 1947 si se atrevería a romper la barrera del sonido al día siguiente. Él ya estaba en el programa y ya había estado volando 8 veces el Bell X-1 (al cual incluso había bautizado como "Glamorous Glennis"). Cuando rompió la barrera del sonido el 14 de octubre, lo hizo accidentalmente. La velocidad marcada como objetivo era de Mach 0.97, pero una onda de choque hizo que el Machmeter leyera menos velocidad. Al realizar los cálculos posteriores se comprobó que había volado más rápido.

En la película el vuelo de Yeager con el NF 104, se retrata como "no planificado", como si hubiera sido algo espontáneo, cosa del momento. En realidad, tanto en su autobiografía, como en el libro, se deja claro que el vuelo fue algo bien planificado y la torre de control sabia perfectamente lo que se iba a hacer.

En la escena de la conferencia de prensa de presentación de los astronautas del Mercury, los astronautas todos levantan la mano (Glenn levanta ambas manos) a la pregunta "¿Quién de ustedes quiere ser el primero en el espacio?" En realidad, la cuestión planteada era bien distinta ¿Quien de ustedes tiene la certeza de que volverá del espacio?

Los lanzamientos del Sputnik y Yuri Gagarin tuvieron lugar en el cosmódromo de Baikonur de la República Socialista Soviética de Kazajstán (Kazajistán desde 1992), no desde Star City (que es cerca de Moscú).

Los personajes reaccionan al estampido sónico de Yeager como si se tratara de una indicación de que su avión se hubiera estrellado. En realidad era algo que ya se esperaba pues el cuerpo de científicos de la USAF ya había predicho estampidos sónicos.

Nunca hubo ningún accidente mortal con el Bell X-1 antes de que Chuck Yeager rompiera la barrera del sonido.

Jack Ridley murió en 1957 y por lo tanto no podría haber estado en 1963 hablando con Yeager sobre el próximo vuelo NF-104.

Conclusión

La película ganó muchísimos premios incluyendo:

  • Premio Oscar 1984: a los mejores efectos, al mejor montaje, a la mejor música y al mejor sonido.
  • Premio KCFCC 1984: al mejor director.
  • Premio Motion Picture Sound Editors 1984: a la mejor edición de sonido ADR.
  • Premio Blue Ribbon 1985: a la mejor película en lengua extranjera.
  • Premio Bodil 1985: a la mejor película no europea (Philip Kaufman).
  • Premio London Critics Circle Film 1985: al guionista del año (Philip Kaufman)

A pesar de algunos anacronismos y de pequeñas licencias cinematográficas, The right Stuff es una lección de historia, no solo historia americana, sino historia universal. Es también una lección cinematográfica de como debe de contarse la historia. Las más de 3 horas de película se ven sin problemas y por todo esto que comentamos aquí yo le otorgo la más alta distinción: "matrícula de honor cum laude". Si el lector no ha visto todavía "elegidos para la gloria", le recomiendo que alquile el DVD, no se arrepentirá.

Post relacionados

http://greatbustardsflight.blogspot.de/2015/02/mas-sobre-aerodinamica-del-reactor-con.html

http://greatbustardsflight.blogspot.de/2015/02/numero-mach-y-leccion-magistral.html

http://greatbustardsflight.blogspot.de/2015/03/mach-number-technique.html

http://greatbustardsflight.blogspot.ch/2015/04/mach-1-y-conos-de-condensacion.html

Bonus:

Una de las mejores series documentales de todos los tiempos (Frontiers of Flight) narrando en el capítulo 9 la barrera del sonido. (en inglés... sorry).




2 comentarios:

  1. Desde mi punto de vista, totalmenete discutible :-), es la mejor película jamás rodada sobre avión e historia, con una banda sonora que encaja con ella como un guante.

    La única pega que le pondría (que también aparece en el libro, e incluso más acusada), es el mal lugar en el que deja a Gus Grisson. A quien no sea aficionado a estos temas lo dejará con la impresión de que realmente fue culpable del hundimiento de su cápsula, cuando la NASA nunca lo acusó de nada, e incluso siguió volando en las misiones Gemini, y Apolo (donde murió en el incendio del Apolo 1 durante un entrenamiento).

    Creo recordar que Deke Slayton (compañero suyo en las misiones Mercury y, posteriormente, responsable de seleccionar a las tripulaciones para las misiones espaciales) comentó que de no haber fallecido en el accidente del Apolo 1, Grisson hubiera sido su primera elección para comandar el Apolo 11 en su primer alunizaje en la Luna.

    Por último (que siempe me enrollo), decir que me alegro que te hayas fijado en Jack Ridley, el cual no podía estar allí en 1963 ya que murió, con el grado de Coronel, en un accidente aéreo cerca de Tokio, cuando se estrelló el avión de trasporte en el que viajaba.

    Para quien no sepa qué personaje es en la película, es el amigo de Yeager al que este le pide un chicle cada vez que va a volar.

    Ridley no sólo fue un magnífico piloto de pruebas, sino que fue un excepcional ingeniero. Fue a él a quien se le ocurrió, durante el programa X-1, que los efectos adversos de la onda de choque sobre los estabilizadores horizontales (y que ya habían ocasionado más de una desgracia) podían evitarse haciendo estos estabilizadores de una sola pieza. Es decir, que todo el estabilizdor se moviese, y no como hasta entonces, que sólo una pequeña parte del estabilizador fuera la que se desplazara para controlar el cabeceo del avión.

    Hoy en día, todos los aviones supersónicos llevan este tipo de estabilizadores, gracias a la genialidad del Coronel Jack Ridley.

    Un saludo
    Eliseo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu acertada aportación Eliseo. Estoy muy de acuerdo con la idea de que al pobre Gus le cayó cargar con la culpa de un problema que seguramente no fue causado por él. Creo que en la película lo que querían enfatizar era el hecho de que las tripulaciones no solo se veían presionadas por los problemas técnicos, por la propia NASA y por la opinión pública que tanto esperaba de ellos, sino también por sus propias familias. Recuerdo a la mujer de Gus diciendo aquello de "No Jacky" para expresar su decepción al no haber sido invitados a la Casa Blanca.

      Con respecto a la figura de Ridley, efectivamente fue un gran ingeniero y un gran piloto. Una pena que muriera tan joven. En aquella época los EE.UU. tenían una gran cantidad de personal altamente cualificado, sin ir más lejos yo tuve la suerte de conocer personalmente a un gran amigo de Chuck (y superior), el Coronel Leo Moon. Una autentica leyenda que me dio toda una lección cuando estaba sacándome el título de piloto en Texas. Puedes leer la entrada relacionada con el Mach 1 y la lección magistral: http://greatbustardsflight.blogspot.com.es/2015/02/numero-mach-y-leccion-magistral.html

      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar