martes, 7 de abril de 2015

La aviación en el cine: Juan Salvador Gaviota (1973)




Hoy comentamos un icono de los 70, Juan Salvador Gaviota. Película norteamericana del año 1973 que cuenta la historia de una gaviota. Así de sencillo. Juan Salvador es una gaviota aburrida de ver que su vida se limita a las disputas diarias por el alimento con sus compañeras gaviotas. Juan Salvador tiene una ferviente pasión por volar. Experimentando técnicas de vuelo, un día, se aleja de su grupo y descubre el mundo más allá del horizonte.







Los datos técnicos
  • Título original Jonathan Livingston Seagull
  • Año: 1973
  • Duración: 90 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Hall Bartlett
  • Guión: Hall Bartlett (Novela: Richard D. Bach)
  • Música: Neil Diamond, Lee Holdridge
  • Fotografía: Jack Couffer
  • PANTALLA: 2.35:1
  • Reparto: Philip Ahn, Richard Crenna, James Franciscus, Kelly Harmon, Hal Holbrook, David Ladd, Dorothy McGuire
  • Productora: Paramount Pictures / JLS Partnership
  • Premios: 1973: 2 nominaciones al Oscar: Mejor fotografía, montaje

Me imagino que la mayoría de los lectores de mi edad (finales de los 50 principios de los 60) habrán visto o leído esta popular historia, que tuvo mucho más éxito como novela que como película. Recuerdo que cuando la estrenaron en Oviedo (en 1976), me invitaron unos amigos a verla y la verdad sea dicha, en un principio no me hizo gracia la idea, porque de aquella echaban en la cartelera muchas otras opciones más de mi gusto, (sin ir más lejos la peli del mismo año "Infierno de cobardes" de Clint Eastwood). En aquellos años solo me gustaban las películas de acción (tenía que haber tiros y alguna explosión), tenían que ganar los buenos y tenía que haber sido rodada en pantalla grande sonido estereofónico y Technicolor. Esta en cambio, es una película muy especial, muy distinta. Solo cumplía mis cánones en lo concerniente al apartado técnico (Technicolor, estéreo y pantalla grande), por lo demás me daba la impresión de ser un bodrio. ¡Vaya desperdicio de material técnico!, pensé en ese momento.

No podía estar más equivocado. Salí encantado del cine. No podía creerme que una película sin actores pudiera haberme tenido atento hora y media sin perder detalle. No es que fuera una gran película, pero si es verdad que logró transmitirme algo. Parte del éxito desde luego es gracias a la magnífica banda sonora de Neil Diamond (que más tarde por supuesto todos compramos) y a la espectacular fotografía de Jack Couffer.

Juan Salvador Gaviota tiene mucho que ver con el vuelo, ya que su protagonista es un pájaro y además está escrita por el piloto Richard Bach. Juan Salvador Gaviota es en esencia una fábula sobre la vida y el volar, que nos enseña lo importante que es el espíritu de superación. Es una de esas películas de carácter vitalista no exenta de cierto espiritualísmo, que debe verse cada vez que nuestro ánimo decaiga. La novela fue todo un bombazo en las universidades norteamericanas allá por 1970. A finales de 1972, más de un millón de copias habían sido impresas, Reader's Digest había publicado una versión condensada, y el libro alcanzó el primer puesto en la lista New York Times bestsellers, donde permaneció durante 38 semanas. El libro que se reimprimió en el año 2006 ha logrado un sitio muy especial dentro de la literatura. 


La novela en sí es poca cosa, se puede leer en un rato y el estilo es muy sencillo y directo, pero lleva dentro un mensaje mucho mas profundo de lo que a primera vista se puede leer. A pesar de que la película se ajusta mucho a la novela, no logra meter al espectador en la idea que subyace en el libro. La razón quizás haya que buscarla en el hecho de que es una película que invita a reflexionar, a ser activo mientras se visiona. Todo lo contrario de lo que ocurre con la gran audiencia en general (más en estos tiempos) que está acostumbrada a ir al cine a que le "echen" una peli entretenida y sin complicaciones. Juan Salvador Gaviota por el contrario es una obra llena de metáforas, que necesita de un pequeño esfuerzo, que invita a la reflexión y ese es, bajo mi punto de vista, su punto flaco y la razón por la cual no triunfó. Cuando uno se mete en un cine de arte y ensayo (como se les llamaba antes) o a ver cine de autor (como se dice ahora) uno sabe con lo que se puede encontrar. Ir a ver la última de Bergman o revisar la obra de Nagisa Oshima requiere algo más que simplemente "ver".


Otra de las razones por las que la película ha pasado un poco sin pena ni gloria ha sido precisamente su banda sonora. Este es uno de los pocos casos en los que la música o la banda sonora son más importantes que la película. Las canciones y partituras escritas para enfatizar el espíritu del vuelo han quedado en el imaginario colectivo como una de las mejores obras de Neil Diamond. ¿Quién no ha canturreado "Lonely looking Sky" en clase alguna vez?


En 1973 Neil Diamond es contratado por la Columbia Records/CBS, este es su trabajo para el film.
  1. Prologue Music by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  2. Be Music and Lyrics by Neil Diamond Sung by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  3. Flight of The Gull Music by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  4. Dear Father Music and Lyrics by Neil DiamondSung by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  5. Skybird Music and Lyrics by Neil DiamondSung by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  6. Lonely Looking Sky Music and Lyrics by Neil DiamondSung by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  7. The Odyssey [Be-Lonely Looking Sky-Dear Father] Music by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
  8. Anthem Music and Lyrics by Neil DiamondSung by Neil Diamond© 1973 Stonebridge Music (ASCAP) 
Mucha gente ha querido ver un mensaje de espiritualidad cercano al Cristianismo, por ello esta película era bien vista por los profesores de los colegios religiosos de entonces (recuerdo lo que se hablaba en los Maristas de Oviedo). Sin embargo aquel año 1976 hubo muchas otras películas que interesaron bastante más al público de mi edad y que fueron vistas un poco "subversivas" (acababa de morir Franco en el 75), me refiero a  la opera Rock "Jesucristo Superstar", que fue un autentico bombazo por lo rompedora que era y eclipsó a Juan Salvador Gaviota. En aquellos años aparte de las ya citadas también pudimos ver: El Exorcista, Papillón, El golpe, Operación Dragón, Serpico, Tal como eramos, Harry el fuerte, Chacal, Amarcord, etc. ...fue un buen año para el cine pero no tan bueno para Juan Salvador Gaviota a la que la IMDB concede un 5,9 y a la que yo le daría un 7,5 por haber despertado las ganas de volar a muchos de nuestra generación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario