Propulsión de cohetes (...this is Rocket Science)


Falcon 9 v1.1.jpgEl principio de funcionamiento de un cohete es relativamente simple. Se basa en algo tan conocido por los físicos como es la "conservación del momento". La cantidad de movimiento, momento lineal, ímpetu o momentum es una magnitud física fundamental de tipo vectorial que describe el movimiento de un cuerpo en cualquier teoría mecánica. En mecánica clásica, la cantidad de movimiento se define como el producto de la masa del cuerpo y su velocidad en un instante determinado.

Cuando lanzamos un cohete (comienzo de la ignición), como el Falcon 9 de Space X, los gases de la tobera salen hacia abajo con gran velocidad. El cohete se empieza a elevar para compensar el momento de los gases.

Al igual que el motor de reacción de los aviones, los cohetes no se mueven (hacia arriba en este caso) por empujar en contra de su base de lanzamiento. En los portaaviones norteamericanos es usual ver como se levantan unas rampas en las zonas de catapultado y mucha gente piensa que son para empujarse y salir más rápido. Nada más lejos de la realidad. Son simple protección para el personal de cubierta. En los cohetes pasa lo mismo. La propulsión es un proceso interno. Ni siquiera en vuelo, aunque a veces se le llame empuje, los aviones no empujan nada. Ni siquiera el aire que está detrás de ellos. En realidad los cohetes se comportan mucho mejor en el espacio, donde no existe atmósfera que dificulte su avance...

Puedes seguir leyendo todo el artículo en el nuevo libro

Comentarios

Entradas populares de este blog

El organigrama de una empresa de transporte aéreo

El sistema EFIS (Electronic Flight Instrument system)