viernes, 13 de noviembre de 2015

Los diseños de aviones rusos/soviéticos


Es esencial entender la historia para poder apreciar por qué los aviones rusos/soviéticos son como son. Rusia tenía veinticuatro fabricantes de aviones cuando estalló la I GM, pero no tenían los materiales o la capacidad para reemplazar la aeronave que se perdieron en la contienda. La parte más afectada de la industria aeronáutica era la del grupo de fabricación de motores, estos debía de ser adquiridos normalmente en el extranjero.

Desde 1914 hasta 1916 se produjeron 1.893 aviones y se importaron 883, pero sólo se produjeron 920 motores en este período se tuvieron que importar 2.326. La producción disminuyó bruscamente después de la revolución de febrero y prácticamente había cesado cuando Rusia dejó la guerra en 1918. 

Por cierto en diciembre se van a cumplir 50 años de una de mis películas preferidas "Doctor Zhivago". Esta cinta, considerada una de las mejores películas de la historia del cine, está basada la obra de Boris Pasternak y dirigida por uno de mis directores favoritos (David Lean) y es fiel reflejo del espíritu que tenía la sociedad rusa de aquella época. Merece la pena leer la reseña de Luis Martínez que publica el Mundo: "Amor en tiempos de revolución" y el artículo de Marta Rebón: "El doctor Zhivago', la novela de toda una vida".


Desde entonces y durante más de 70 años el país más grande del mundo fue controlado férreamente por un pequeño grupo de hombres de avanzada edad en el Kremlin de Moscú. Su poder era absoluto. Podían tomar decisiones de enorme importancia, y de la misma forma podían también cometer errores de gigantescas proporciones. A veces se encontraron en la tesitura de tener que elegir entre dos objetivos diametralmente opuestos. Mientras que por un lado la aviación era un maravilloso instrumento de propaganda, pregonando los logros de la Unión Soviética, los asuntos subyacentes de la sociedad soviética eran un secreto total.

TsAGI es la transcripción de la abreviatura en ruso para Instituto Central de Aerohidrodinámica (en ruso, ЦАГИ Центральный Аэрогидродинамический Институт). Es el más importante centro de investigación aeronáutica de Rusia. Fue fundado el 1 de diciembre de 1918 en Moscú por Nikolái Zhukovski (considerado el padre de la aviación y la aeronáutica rusa), junto con Andréi Túpolev y Serguei ChaplyguinDesde 1935 el centro está ubicado en Zhukovski, en los alrededores de Moscú. Fue en esta institución donde se establecieron las bases de la ciencia aeroespacial rusa y se desarrollaron numerosos aviones y cohetes célebres, los más recientes el cohete Energía y el transbordador espacial Burán. En la actualidad el centro coopera en los trabajos de numerosos institutos de investigación de fama mundial.

De esta forma, cuando la "Gran Guerra Patria" comenzó el 22 de junio de 1941, el resto del mundo sabía muy poco acerca de los aviones soviéticos (otra gran peli: "Enemigo a las puertas"). El conocimiento se limitaba en gran medida a los cazas biplanos Polikarpov producidos en masa, a los bombarderos monoplano Tupolev y al monoplano ANT-25 diseñado para batir récords mundiales de distancia. Con el tiempo y muy gradualmente llegó a ser evidente que la austera y sombría "Tierra de los Soviets" (este era el nombre del bombardero diseñado para batir los récords) fue en realidad la tierra que produjo una increíble cantidad de aeronaves diferentes de todas clases.

URSS ANT-25 N025 in flight.jpg
El Túpolev ANT-25 (RD), diseñado por Pavel Sukhoi, un avión especial de largo alcance. Realizó su vuelo inaugural el 22 de junio de 1933, propulsado por un único motor M-34 , pero el segundo ejemplar que alzó el vuelo tres meses más tarde, montaba ya un motor engranado M-34R de 900 cv. Desde el punto de vista de configuración, el ANT-25 era un monoplano de ala baja cantilever, de 34,00 m de envergadura y construcción íntegramente metálica, con sus tres tripulantes acomodados en cabina cerrada.

Otros países - Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y cada vez más Alemania - tenían numerosas empresas aeronáuticas que producían cientos de aeronaves distintas. Debido al sistema económico de estas potencias, existían también personas particulares que a veces lograban crear aviones ellos mismos e incluso llegaban a formar pequeñas empresas aeronáuticas, pero estos aviones así producidos eran invariablemente aviones ligeros y convencionales, más bien dirigidos a un propietario privado. Muy pocas personas en el llamado "Mundo Occidental" habrían siquiera soñado que los ciudadanos del "reino Estalinista" estaban poniendo sus ojos en producir aviones de gran potencia introduciendo en ellos elementos aerodinámicos avanzados ...y también a veces ideas extrañas.

Al mismo tiempo, la Unión Soviética estaba lejos de ser el paraíso terrenal que originalmente se pretendía. Se dice que el poder corrompe y la historia demuestra que cualquier persona atrevida que saque la cabeza por encima más de lo debido, tiene muchas probabilidades de que se la corten. Parece increíble que en 1936-40 Stalin hubiera sido capaz de dar rienda suelta a lo que se llamó "El Terror". En este contexto despótico cualquier persona que hubiera podido plantear la más mínima amenaza - por ejemplo: cualquier oficial superior en cualquiera de las ramas de las fuerzas armadas - sería sencillamente acusada ante un tribunal títere con cargos inventados y acto seguido fusilado. En el periodo comprendido entre 1937 y 1938 se fusiló a casi 700.000 personas a un promedio de 1.000 ejecuciones diarias... ¡Cualquiera abría la boca para protestar! (Nikita Khrushchev fue el primero que lo denunció a la muerte de Estalin).

En la industria aeronáutica, la gente que cometía errores una y otra vez, o aquellos que de alguna manera caían en desgracia ante sus superiores, eran simplemente despedidos o incluso encarcelados (y en algunos casos, ejecutados). Es indudable que este ambiente generalizado de represión hizo que cayera el entusiasmo natural de incontables trabajadores que en realidad anhelaban que su país llegara a ser el más grande en la Tierra, y líder mundial e indiscutible en tecnología avanzada. Cuando uno lee lo que ocurrió, parece increíble que se pudieran llegar a construir tantos y tan diversos aviones experimentales. Dichos aviones son conocidos como los "X-Planes" (prototipos diríamos en castellano).



Irónicamente, hoy en día, en lugar de ser secretos celosamente guardados, los aviones experimentales y los proyectos de la Unión Soviética están hoy mejor documentados incluso que los de muchas empresas occidentales. El proceso de racionalización en occidente ha visto desaparecer casi todos los nombres famosos de la industria aeronáutica del Reino Unido, los Estados Unidos, España, Italia y Francia. En muchos casos, y especialmente en el Reino Unido, sus archivos irreemplazables han sido arbitrariamente destruidos, por no ser de ningún interés para el modelo de negocio aeronáutico actual.

Puede que nunca lleguemos a saber las aeronaves extrañas que pudieron dibujar en sus tableros aquellos diseñadores e ingenieros aeronáuticos y que nunca fueron construidas. Por el contrario, la Unión Soviética nunca destruyó nada, a menos que hubiera una razón política para hacerlo.

Un artículo estupendo sobre propaganda aeronáutica soviética (en inglés) :
http://ideas.ted.com/the-strange-history-of-a-futuristic-soviet-propaganda-plane/


despot.jpg__600x0_q85_upscale



No hay comentarios:

Publicar un comentario