lunes, 22 de junio de 2015

Un tonel, dos toneles...




Hace unos días salía a la luz un vídeo de un 787 Dreamliner haciendo algo que parecía imposible (...y lo era). Ya se habló largo y tendido aquí y en este otro post. Mucha gente discutía sobre las capacidades del avión y desde este blog se defendía la tesis de que esto es algo que no se puede hacer, pero más que nada por las regulaciones actuales sobre aviación civil y la forma en la que están diseñados los controles y las leyes de vuelo. Los aviones en sí pueden aguantar cosas que son inimaginables. La mayoría de las limitaciones son impuestas por legislación. Pero esto no siempre fue así. Con mandos y controles de vuelo convencionales un avión es un avión y todos vuelan igual. Véase el famoso vuelo de Bob Hoover, o este otro de Tex Johnson.



El famoso tonel del Boeing 707 por parte del piloto Tex Johnston fue realizado en un prototipo Dash-80 en 1955. Como parte del programa de demostración de las capacidades de los Dash, Bill Allen invitó a representantes de la Asociación de Industria Aeroespacial y a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, así como a otras muchas asociaciones de aquel año. El 6 de agosto de 1955 estaba programado que el Dash-80 realizara una sencilla demostración delante de aquel público haciendo una pasada baja pero a una altura de seguridad predeterminada. El piloto de pruebas de Boeing Alvin "Tex" Johnston en vez de realizar la pasada hizo por su cuenta y riesgo un tonel para mostrar las capacidades del nuevo avión a reacción. Al día siguiente, Allen llamó a Johnston a su despacho y le dijo que no volviera a realizar una maniobra de esa naturaleza nunca más. Johnston dijo que no lo haría más, pero que cuando lo hizo es porque estaba completamente seguro de las capacidades del nuevo aparato y que no era una locura suya. Simplemente podía hacerse de forma perfectamente segura.

Boeing President William M. Allen greets Tex in Washington DC, Nov. 1955

Cuando el Jefe de Pruebas de la casa Boeing, el piloto John Cashman fue a efectuar el primer vuelo del Boeing 777 el 12 de junio de 1994, recibió sus últimas instrucciones del entonces presidente de Boeing, Phil Condit: "Nada de toneles".

Por cierto, hay una gran diferencia entre lo que se denomina en inglés un "Aileron roll" y un "barrel roll". Un avión pesado no podría hacer un "aileron rol" seguramente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario