La aviación en el cine: pelis de azafatas

Come fly with me es una película británica de 1963, filmada en Panavision y Metrocolor por la Metro Goldwyn Meyer, que narra las aventuras y desventuras de tres azafatas (ese es el título que se le puso en España) en busca del hombre de su vida.

El guión de esta película es de lo más simple, tres azafatas se proponen buscar marido durante un vuelo transoceánico. Las cosas no son todo lo fáciles que ellas se imaginan y se da una serie de situaciones típicas de comedia ligera "sesentera". A veces clasificada como comedia romántica. La película no pasa de ahí, pero es interesante ver las modas, las costumbres y la forma de trato con los clientes, que nada tienen que ver con las de ahora.

Es un film que nos muestra la era dorada de la aviación a reacción, donde la Pan-Am era la línea a seguir. La época en la que no había la seguridad excesiva que hay hoy en día en los aeropuertos, la época en la que se permitía fumar abordo, la época en la que no existía nada llamado Flight Management System ni tecnologías digitales. En fín una época que no necesariamente fue mejor en todos los aspectos (la cinta tiene alguna escena machista), pero si se le concede el crédito de haber sabido retratar como pocas el glamour y la vida de las tripulaciones en una gran aerolínea. Como curiosidad de esta película, decir que la actriz Dolores Hart abandonó definitivamente el mundillo del cine para meterse a monja.

Una de las cosas por las que destaca esta película es por su banda sonora. La canción francesa (americanizada para la película) "La Chansonette", se hizo famosa a partir de esta película.


Puedes leer más en el libro dedicado a la aviación en el cine:


También se puede pedir en papel aquí:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo