miércoles, 4 de marzo de 2015

La aviación en el cine: Almas en la hoguera ("Twelve O'Clock High) 1949

Almas en la hoguera es una película estadounidense de 1949, dirigida por Henry King. Protagonizada por Gregory Peck, Hugh Marlowe, Gary Merrill, Millard Mitchell y Dean Jagger en los papeles principales. Es una magnifica película sobre uno de los hechos más relevantes de la segunda Guerra Mundial en el campo de la aviación. En España fue incorrectamente re-titulada como Almas en la hoguera, quiero creer que quizás fue porque se quiso enfatizar el sufrimiento de las tripulaciones y la "soledad del mando" al ordenar unas misiones altamente peligrosas. En cualquier caso su titulo original es mucho mejor y hace referencia a como las tripulaciones, haciendo uso de la analogía de las manecillas del reloj, avisaban de la dirección en las que les atacaba el enemigo (Twelve O'Clock High es un ataque directo, de frente y desde arriba con la intención de matar a los pilotos). 

Esta película es un clásico (en "glorioso" Blanco y Negro) sobre la 8ª Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que operó en el Reino Unido realizando bombardeo diurno de precisión en el corazón de Alemania, mientras que la RAF atacaba de noche. La intención de estos bombardeos era acabar con el tejido industrial alemán para que no pudieran seguir produciendo material bélico y continuar la guerra. Las misiones eran muy peligrosas porque la Luftwaffe tenía todavía algún grado de libertad (la superioridad aérea aliada no era total) y los Focke Wulf 190 y Messerchsmitt Bf 109 producían enormes bajas en los bombarderos estadounidenses. Los bombarderos B-17 apodados "fortalezas volantes" eran extremadamente difíciles de derribar por parte de la aviación alemana. Aparte de ir fuertemente artillados, disponían de cuatro motores y los equipos de abordo estaban pensados para soportar numerosos desperfectos. Por ello el alto mando Alemán desarrolló la táctica del ataque frontal con la intención de matar a los pilotos.


La película es excepcional en muchos aspectos, empezando porque para poder producirla se contó con material filmado en acciones y combates reales. Muchos vuelos y derribos que se ven en pantalla son verdaderos. Las escenas desde los cazas alemanes fueron rodadas por la Luftwaffe y el material fílmico fue cedido a Hollywood por Alemania.Se contó con muchos testimonios de personas que habían participado en los combates aéreos en ambos bandos. Pero la película se centra también en los aspectos psicológicos de lo que se empezó a experimentar en este tipo de situaciones límite y al que los psicólogos denominaron "El esfuerzo máximo". 

El general Frank Savage, brillantemente interpretado por Gregory Peck, es enviado a Inglaterra para relevar al comandante de una unidad de bombarderos B17, cuyos miembros estaban completamente desmoralizados. El mando aéreo norteamericano estaba convencido de que la guerra se acabaría antes con una serie de bombardeos de precisión durante el día. En ese empeño se empezaron a producir importantes bajas que empezaron a minar la moral de las tripulaciones. La nueva disciplina impuesta por el amable, pero a la vez estricto general hace que los subordinados vayan cambiando su actitud y todo ello junto con nuevas estrategias de bombardeo (...y la protección de los nuevos cazas P-51 Mustang) acabará dando como resultado el comienzo del éxito en las misiones de bombardeo. Savage se implica de tal manera que la tensión y el agotamiento que supone el mando le conducirá a una situación límite.

Almas en la hoguera fue Galardonada con 2 premios Oscar del año 1950 al mejor actor secundario (Dean Jagger) y al mejor sonido (W.D. Flick y Roger Heman Sr.), tambien fue galardonada con el premio NYFCC en 1950, al mejor actor (Gregory Peck). La pelicula está Preservada desde 1998 en el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por ser considerada "culturalmente, históricamente, o estéticamente significativa". Generó una serie de televisión del mismo nombre, que fue exhibida por ABC desde septiembre de 1964 a enero de 1967.

Algunas curiosidades (...y errores) sobre esta película:

Almas en la hoguera todavía se usa en la academia militar de la Marina de los Estados Unidos para ilustrar lo que se considera un buen estilo de liderazgo. En España se estrenó en plena etapa de restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos y fue bien vista por el régimen de entonces, precisamente por esos valores que representa. Muchos pilotos veteranos de la Segunda Guerra Mundial han coincidido en señalar que esta es la única película de Hollywood que representa fielmente la realidad que ellos vivieron durante la contienda.

El B-17 que se estrella al comienzo de la película no era ningún truco cinematográfico. Se le pagó una suma (entonces importante) al especialista Paul Mantz para hacer un aterrizaje forzoso real.

El personaje que interpreta Gregory Peck está inspirado en el General Frank Armstrong, otros muchos personajes de la película se corresponden también con personajes reales. El General de División Pat Prichard que fue interpretado por Millard Mitchell esta basado en el General de División Ira C. Eaker, que fue el primer Jefe del Mando de Bombardeo. el Coronel Keith Davenport interpretado por Gary Merrill se basa en la vida y figura del Coronel Charles B. Overacker, primer Comandante del Grupo de Bombardeo numero 306. El Teniente Coronel Jessie Bishop interpretado por Robert Patten se basa en el Teniente John Morgan, un copiloto de B-17 que recibió la medalla al honor otorgada por el Congreso de los estados Unidos por aterrizar el solo el bombardero después de que el piloto al mando fuera gravemente herido.

El Comandante Joe Cobb (John Kellogg en la película) se basa en el Comandante (mas tare Coronel) Paul Tibbets, quien mas tarde ser'ia famoso por ser el piloto que arrojó en 1945 la primera bomba atómica en Hiroshima desde su B-29 "Enola Gay".

Después de terminada la película, Gregory Peck se convirtió en amigo personal del General Frank Armstrong, que por supuesto quedó encantado con la interpretación de la estrella de Hollywood. El ascenso del General de Brigada Frank Armstrong desde simple Teniente, se produjo en la vida real en solo 46 meses. Esto mismo en tiempo de paz le hubiera llevado unos 15 o 20 años.

La famosa jarra de Robbin Hood que se utiliza en la película y a la que se le da la vuelta cada vez que se salia de misión, tiene una réplica real en el club de oficiales del ala de bombardeo 509 en la Base Aérea de Whiteman, Missouri. La misma Base Aérea produce réplicas de la jarra que pueden ser adquiridas en 918thpx.com. La misma jarra se puede ver en segundo plano en una película de la 20th Century-Fox llamada El valle de las muñecas (1967).

La dedicatoria del film es: "This motion picture is dedicated to those Americans, both living and dead, whose gallant effort made possible daylight precision bombing. They were the only Americans fighting in Europe in the fall of 1942. They stood alone, against the enemy and against doubts from home and abroad. This is their story."

Errores y Anacronismos 

Las insignias del estabilizador horizontal de los bombarderos muestran un triangulo blanco con una "A" en negro. Estas insignias no se pintaron hasta después de la guerra. En aquella época los estabilizadores solo llevaban el numero del bombardero.

La torreta de artillería de cola del B-17 "Picadilly Lily" del general Savage no corresponde con la que se usaba en aquellos días, es un modelo algo mas tardío. 

Algunos personajes del film son llamados incorrectamente Capitán, como 'Doc' Kaiser, pero en su uniforme se ven unas hojas de roble que pueden ser doradas o plateadas (Teniente Coronel o Comandante), como la película era en B/N, la duda queda en saber cual de los dos empleos era realmente.

A la hora de hacer el montaje final de la película, los montadores cortaron y pegaron material real con otro rodado en el film, el resultado es que los montadores confundieron algunos modelos americanos con otros alemanes y en alguna escena se puede ver como un P-47 ataca a un B-17...cosas de la edición.

En cualquier caso una magnifica película que me encanta volver a ver de vez en cuando. Por su soberbio papel en la interpretación y por ser una de las primeras películas que tratan el tema de la fatiga en tiempo de guerra (aparte de no tener rolletes sentimentaloides por medio) yo le doy un 9 (un 7,8 en la IMDB).




3 comentarios: