sábado, 14 de marzo de 2015

La aviación en el cine: ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú



Hoy comentamos una película considerada "de culto" titulada en España como: ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú, pero más conocida en el mundo entero por su título original: "Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb". Imprescindible verla en versión original para apreciar los sutiles matices de sus intérpretes. Esta es una película anglo-norteamericana del año 1964 difícilmente etiquetable. aunque se la puede englobar dentro de las categorías de humor negro, Teléfono rojo es mucho más. Es una película hilarante, histriónica, descabellada, irreverente, sarcástica, agridulce, controvertida, ácida, difícilmente realizable por otro director que no fuera Kubrick y difícilmente interpretable por otro que no fuera Sellers. La cinta no solo está dirigida, sino que también la produjo mi venerado Stanley Kubrick. Yo soy fan irredento de Kubrick desde que vi 2001, esta que comentamos hoy y Barry Lindon. También soy de los que odia "lo que se hizo" con su película póstuma, pero ese es otro tema. 

El guión de la historia pertenece a Terry Southern y al propio Kubrick, que se basaron en la novela de Peter George, Red Alert. Esta novela es de 1958 y se publicó en el Reino Unido con el título "Two hours to Doom" (dos horas para el juicio final) bajo el seudónimo de Peter Bryant. La novela narra el absurdo comienzo de una apocalíptica guerra nuclear. Este era un tema que ya se trataba mucho por aquella época, sin ir más lejos otra de mis películas favoritas "On the Beach" del año 1959 ya se basaba en una idea similar (la novela es del 1957 y fue escrita por Nevil Shute). De todas estas historias que corrían por aquellos años de Guerra Fría, surgió la idea de Kubrick al pensar sobre el hecho en si, pero desde un punto de vista inusual, una tragicomedia con momentos hilarantes que han dejado frases iconicas para todos aquellos que nos consideramos amantes del cine.

"Dr. Strangelove" cuenta con la actuación estelar de Peter Sellers, que interpreta tres papeles distintos y en los tres está soberbio. Fue nominado al Oscar por los tres papeles (la primera vez en la historia que ocurría esto)
  1. el Dr. Strangelove, ex científico nazi y asesor del presidente. 
  2. el presidente de los Estados Unidos, Merkin Muffley. 
  3. el capitán de la Real Fuerza Aérea (RAF) Lionel Mandrake 



Aunque existia el color (...y de gran calidad por aquella época), se decidió filmar la película en blanco y negro (...y pantalla pequeña. Ver explicación de formatos en este post), utilizando gran cantidad de sombras y escenas en penumbra. esto es una característica de Kubrick (humor negro). Esta fue la ultima película que Kubrick haría en blanco y negro.

El gran avión protagonista de la película es el B-52 Sratratofortress. El B-52 ha aparecido también en otras películas; de forma destacada en las siguientes: Bombers B-52(1957),147 A Gathering of Eagles (Nido de águilas o Águilas al acecho, 1963), By Dawn's Early Light (1990) y también ha aparecido en numerosas novelas, como en la mayoría de las primeras novelas de Patrick McLanahan escritas por Dale Brown.


Cabina de vuelo real

Sala de operadores de armas real


Para los curioso a los que se les de bien el inglés, aquí se puede ver como fue posible para Ken Adam recrear ala perfección el cockpit del B-52.


Tengo un recuerdo agradable del B-52, porque los veía muy a menudo aterrizando en una Base Aérea de la USAF cercana a la academia de vuelo donde yo me estaba sacando el título de Piloto Privado en Fort Worth. Recuerdo verme con mi Cessna 152 en el aire en medio de la aproximación para el aterrizaje (con mucho viento cruzado) al lado de uno de estos monstruos de 8 motores. Una de las cosas que más me llamaban la atención era ver como aterrizaban totalmente aproados al viento, mientras que el resto de los mortales teníamos que corregir la trayectoria para alinearnos con la pista después de efectuar toda la aproximación corrigiendo el viento cruzado. Los B-52 aterrizan cara al viento ya que su sistema de tren de aterrizaje es el que se mueve y se orienta con la pista... increíble.

Algunas curiosidades de esta película magistral:

Al actor Peter Sellers se le pagó 1 millón de dólares por su triple interpretación (el 55% del presupuesto del film). Se cuenta que Kubrick dijo: "Conseguí tres por el precio de seis".

George C. Scott estaba constantemente enfadado por el hecho de que Kubrick le hiciera sobre-actuar en exceso. Al final quedó tan harto de Kubrick que dijo no volver a trabajar nunca mas con él. Finalmente, una vez acabada la película, Scott admitió que ese era uno de los mejores papeles que había hecho nunca. Mucha gente lo considera el mejor papel que hizo jamas. Para mi gusto es el segundo mejor papel. El primero se lo lleva Patton (1970). Kubrick realmente se ganó la admiración del actor, (unos años menor que Kubrick), debido a sus partidas de ajedrez. En los tiempos muertos entre rodajes, ambos jugaban partidas. Scott era bueno, pero Kubrick ostentaba el grado de gran maestro y siempre le vencía.

la película fue tan impactante, que ayudó para que se cambiaran los protocolos de defensa y con el fin de que cosas así no pudieran pasar nunca.

Cuando se rodaban escenas aéreas sobre Groenlandia, el equipo filmó sin saberlo unas instalaciones secretas del Ejercito estadounidense. El aparato fue obligado a aterrizar y se pensó en un principio que el equipo de filmación trabajaba para los Soviéticos. Inicialmente fueron tratados como espías.

En los 60's el B-52 era considerado tecnología punta. El acceso era restringido, casi a nivel de seguridad nacional. El Pentágono denegó cualquier apoyo para la película después de leer el guión. Los especialistas en atrezzo y decorados eran tan buenos que copiaron con un detalle increíble el cockpit del B-52, a partir solamente de una foto que había aparecido en una revista británica especializada. 

Cuando varias personalidades del Ejército y de la Fuerza Aérea fueron invitadas a ver la película, encontraron que era idéntica a la real. Incluso los códigos de acceso para el lanzamiento de armas nucleares y los demás protocolos se parecían tanto a los reales que fueron denunciados y el FBI tuvo que intervenir. Llegaron a acusar a Ken Adam de haber utilizado secretos de estado y material restringido. Kubrick se había documentado muy bien para esta película y se había leído unos 50 libros sobre el tema.

Aunque intentaba aparecer siempre serio y respetable durante los rodajes, lo cierto era que Kubrick se estaba partiendo de risa por dentro cada vez que veía actuar a Peter Sellers. En alguna ocasión incluso se le llegaron a saltar las lágrimas de la risa. 

Hubo un montón de improvisaciones y cosas no previstas en el guión que al final se mantuvieron en la versión final. La caída de Scott en la sala de guerra para luego ponerse en pie como si nada hubiera pasado, el famoso "Mein Fuhrer! I can walk" de Peter Sellers, que se lo inventó en ese momento y muchas otras cosas.

Algunos errores

Cuando el general Jack D. Ripper, ayudado por el Capitán Lionel Mandrake dispara la ametralladora del calibre 0.30, la agarra por el cañón, en la vida real esto le hubiera abrasado la mano en pocos segundos. 

Los bombarderos B-52 que se ven en el film no llevan numero de cola (matrícula), lo que no se ajusta a la realidad.

Las insignias que lleva el General Turgidson no se corresponden con su rango (lleva alas de piloto novato y no de comandante de Base Aérea).

El RADAR de los B-52 que se representa en la película, realmente es pura ficción. Ningún RADAR detecta misiles de esa manera, sino que lo hace a través de un complejo sistema llamado Radar Warning Receiver (RWR). El RWR lo que detecta son las ondas de radar del propio misil o las ondas de radar del avión que lanza el misil y que lo guía. Ademas de eso los Radares embarcados de estos aviones no eran giratorios con pantallas circulares como si fueran de control de trafico aéreo. En aquella época ningún radar embarcado podría haber detectado un misil mas allá de 50 millas y ni mucho menos representar la explosión en pantalla. 

Los hombres de la Policía Aérea de la película viste el distintivo en el brazo derecho, cuando deberían de llevarlo en el izquierdo. 

Cuando el General Ripper se refiere al plan R dice "Robert", cuando el alfabeto militar es "Romeo".

Al no haber en aquella época efectos digitales, alguna cuerda de nylon casi transparente se puede ver en alguna de las maquetas de los B-52. (para mi gusto perdonable por ser tan antigua). Lo que no me gustó es ver al B-52 desde el cockpit haciendo un giro y a le vez ver el horizonte artificial recto.

Con todo y con eso... yo le doy un 9 de 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario