jueves, 8 de enero de 2015

Actuaciones humanas y diseño

Desde el punto de vista de las actuaciones humanas los aviones comerciales modernos están pensados teniendo en mente los últimos avances en este campo. Como se puede ver en la ilustración inferior las principales áreas de trabajo permanecen siendo las tradicionales.

Los principales factores que orientan el nuevo diseño de cabinas de vuelo hacen referencia a varias áreas específicas (navegación, comunicación, pilotaje, etc.), pero todas ellas tienen que estar supeditadas a la seguridad en vuelo.

Este es el punto clave del diseño de los modernos aviones comerciales y se tienen en cuenta en cualquier fase de vuelo (despegue, ascenso, crucero aproximación y aterrizaje). La tripulación de estos aviones puede trabajar en una cabina pensada para la reducción de la carga de trabajo de los pilotos, el ambiente creado gracias a las nuevas tecnologías es confortable, reduce la fatiga e incrementa los niveles de alerta, reduciendo las posibilidades de error. 

La consecuencia inmediata es que de esta manera se elevan de forma considerable los niveles de seguridad en la operación de la aeronave. Dado que hoy en día las tecnologías disponibles son extremadamente avanzadas y flexibles puede parecer sencillo diseñar una cabina eficiente, pero no lo es. Ello es debido a que estas tecnologías deben de estar supeditadas en todo momento al elemento más importante, el piloto. 

Hoy técnicamente es posible aterrizar un 747 Jumbo Jet lleno de pasajeros desde una torre de control sin la intervención de los pilotos, como demostró hace algún tiempo la compañía Qantas en Australia. Pero este nivel de precisión en las operaciones contrasta con la falta de un sistema electrónico inteligente capaz de tomar decisiones basadas en informaciones incompletas. Todos los sistemas expertos y de Inteligencia Artificial de hoy en día fallarían (desde el punto de vista humano) a la hora de tomar una decisión, que aunque en muchos casos no es lógica, sin embargo seria la correcta.

Es por ello que el piloto debe de estar en la cabina y asumir esta responsabilidad. Para empezar en el diseño de la cabina y la posición de los controles de vuelo se han tenido en cuenta las características físicas de los pilotos por medio de los estudios antropométricos y ergonómicos mas recientes. Con estos datos se calcula la posición correcta de los asientos, los controles más adecuados, etc. 


La antropometría se podría definir como el estudio de de las dimensiones del cuerpo humano. Es necesario definir cual es el tamaño del piloto medio en la cabina. Ha de tenerse en cuenta que japoneses, españoles, y norteamericanos, por poner un ejemplo van a operar estos aviones. Con estos datos se efectúan estudios estadísticos que ayudaran a definir estos parámetros. 

Una de las herramientas más útiles es el uso de la distribución normal o curva de Gauss. En los estudios estadísticos se sabe que la mayoría de los atributos humanos, como la altura, el peso, etc. se distribuyen en las poblaciones siguiendo lo que se llama una función de distribución con forma campanoide, conocida como gausiana o normal. 


El punto de vista del piloto como referencia para el vuelo es uno de los puntos más importantes a la hora del diseño de la cabina de vuelo. En la familia EMBRAER, por ejemplo, el diseño de la correcta posición se ha tenido en cuenta para el diseño del resto de la cabina. Los documentos de referencia para este diseño están en concordancia con lo que la legislación prescribe en los documentos reguladores FAR 25 y CS 25. Adoptar una correcta posición para la visión es muy sencillo en la cabina, se muestra claramente en los manuales del avión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario