sábado, 13 de junio de 2015

La aviación en el cine: Zeppelin (1971)


El estallido de la Primera Guerra Mundial coloca al oficial escoces Geoffrey Richter-Douglas en una posición extremadamente incómoda. Su lealtad es para con Gran Bretaña, pero su madre era de una familia aristocrática de Baviera, y él de niño pasó sus veranos en Alemania. Cuando Geoffrey es abordado por una espía alemana que le ofrece la oportunidad de desertar, informa del incidente a sus superiores, pero en lugar de arrestar a la espía le sugieren que acepte su oferta para poder convertirse en un agente de los aliados. 

Una vez en Alemania, entre viejos amigos, Geoffrey descubre que la lealtad es más complicada de lo que el pensaba en un principio, especialmente cuando se encuentra a bordo del viaje inaugural de un nuevo prototipo de aeronave Zeppelin, que se dirige a Escocia en una misión secreta que podría decidir el resultado de la guerra.

Con estas premisas se hizo Zeppelin. Esta es una película Británica del año 1971, producida por la "Getty y Fromkess Corporación" y dirigida por Etienne Périer. El productor fue Owen Crump y el guión de Donald Churchill, Arthur Rowe, los cuales partieron de una historia escrita por Owen Crump (el productor).

En los papeles protagonistas tenemos a un Michael York que se encontraba en uno de sus mejores momentos como actor y a una estupenda y guapísima Elke Sommer. Si, si, es la misma Elke Sommer que nos anunciaba el jabón Lux, muchos de mi edad se acordarán seguramente.  El eslogan decía eso de "Nueve de cada 10 estrellas usan Lux". Desde luego eran otros tiempos, hoy sin embargo, se prefiere el destape de ebúrneas jovencitas que nos muestran lo mejor de si mismas.

Logans Run original novelMichael York es muy recordado por películas como Cabaret, el musical Horizontes perdidos, Asesinato en el Orient Express y en su papel de D'Artagnan en las dos películas que dirigió Richard Lester, pero para mi siempre será Logan en aquella estupenda peli de ciencia ficción: La fuga de Logan de 1976.  Para mi modo de ver esta película es un gran clásico que ha quedado ensombrecido por dos razones: La Guerra de las Galaxias que apareció al año siguiente y sobre todo por no haber sido completamente fiel al libro original escrito por William F. Nolan and George Clayton Johnson en 1967. Aun así es una de las películas más originales de ciencia ficción que recuerdo. Aunque pueda "ofender" a muchos fans, mi opinión personal siempre será la misma: Blade Runner está sobre valorada y la fuga de Logan minusvalorada (efectos especiales aparte ...of course).

La película Zeppelin cuenta entre sus interpretes con dos ilustres secundarios que participaron en muchas películas de los 60 y de los 70. Se trata de Peter Carsten, conocido por otros trabajos como Último tren a Katanga (1968) y Conspiración en Berlín (1966) y que hace de Mayor Tuntler en esta película. El otro de los secundarios que ofrece gran verosimilitud es Anton Diffring en su papel de Coronel Hirsch. Ambos actores son Alemanes y están muy creíbles vistiendo los uniformes militares. En cuanto al resto de los detalles, comentar que la música fue escrita por Roy Budd, la cinematografía corrió por cuenta de Alan Hume, la edición y montaje por John Shirley y la distribucion la hizo Warner Bros.

Especificaciones técnicas
  • Duración: 100 min
  • Sonido: Mono
  • Color: Color (Technicolor)
  • Relación de aspecto: 2.35: 1 (Ver explicación de formatos en este post)
  • Laboratorio Technicolor (color by) (como Technicolor®)
  • Formato del Negativo: 35 mm
  • Proceso cinematográfico: Panavision (anamórfica)
-------------------------------------------------------------------------------------------------

La producción

La historia fue escrita por el productor Owen Crump y sitúa a Zeppelin a mediados de 1915, durante la Primera Guerra Mundial. Aunque la historia está basada en las incursiones aéreas de los Zeppelin sobre Londres, en general es considerada una obra de ficción sin base histórica sólida. La película difiere de la realidad en varios aspectos, especialmente cuando narra una especie de sub-trama que tiene que ver más con el espionaje que con la guerra aérea. Sin embargo, uno de los detalles a los que se refiere la película si que tiene base real. Me refiero a cuando los británicos estudian las diversas posibilidades de derribar los Zeppelin ametrallándolos.

En aquella época no se usaba el helio, sino el hidrógeno altamente inflamable. Sin embargo nos demuestran un hecho real en el film cuando se ve como disparando a un globo relleno de hidrógeno este no explota. Sencillamente las balas lo atraviesan y lo único que ocurre es que se pierde el gas por los orificios, pero nada mas. Esto es algo que ya se sabía durante la Primera Guerra Mundial, por lo que los aliados desarrollaron as balas trazadoras e incendiarias.

Las aeronaves que se ven en la película incluyen modelos (maquetas de más de 11 metros de largo) basados ​​en los planes de desarrollo de los dirigibles rígidos de fabricación británica clase R33, que a su vez estaban basados en el LZ76 alemán capturado intacto en septiembre 1916. Una réplica de la cabina de control fue construida para filmar los primeros planos e interiores del dirigible, esta cabina también es una copia bastante fiel de la cabina de control del R33 que se encuentra en el Royal Air Force Museum de Londres; otros interiores también se construyeron a partir de diversos planos que posee el mismo museo.

Las escenas de exteriores con las maquetas fueron filmadas en un gran tanque de agua en la isla de Malta; otras escenas que muestran los cobertizos en los que se guardaba el Zeppelin fueron filmadas en los históricos galpones de los dirigibles R100 / R101 en Cardington, Bedfordshire. Las tomas aéreas para representar el ficticio Castillo Glen Mattock y Balcoven fueron rodadas sobre el Castillo Carreg Cennan en Gales.

Las secuencias de combate aéreo fueron filmadas usando los aviones de la colección de Lynn Garrison (todo "un figura" del que ya hablaré en otro momento), y que en realidad eran réplicas de aviones  SE5a de la Primera Guerra Mundial. Estos biplanos originalmente fueron producidos para la película The Blue Max (Las Águilas azules)  de la 20th Century Fox de  (1966).

Durante la filmación aérea, ocurrió una gran tragedia, una de las réplicas SE5a pilotada por Jim Liddy, chocó con el helicóptero Alouette utilizado como plataforma de filmación. Cinco personas murieron, entre ellas Burch Williams, el hermano del  productor/director de Hollywood Elmo Williams. Así se hacían las películas antes de los efectos digitales modernos, se volaba de verdad con aeroplanos de verdad y ...ocurrían accidentes. Es por esto mismo que las películas deben de evaluarse dentro de su contexto histórico y debe de darse el mérito que le corresponde a cada una. Todo esto aparte de su valoración artística dentro de lo que es el séptimo arte.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Efectos especiales muy bien, la trama... no tanto.

La dirección de esta película corrió a cargo del bélga Etienne Perier, quien hizo solamente dos películas en idioma Inglés en toda su vida, una de ellas es esta. La película no tuvo un gran éxito y aunque la historia daba para mucho se quedó corta en todos los sentidos, incluso en metraje. La trama sonaba bien. Un soldado británico de origen alemán tiene que llevar a cabo una misión complicada durante la Primera Guerra Mundial. Parece que los alemanes han desarrollado un zepelín gigantesco muy avanzado llamado el LZ36, que podría ser utilizado potencialmente para llevar a cabo ataques con bombas y otras "perrerias" contra Gran Bretaña. Von Richter-Douglas recibe la orden de espiar para los británicos haciendo como que se pasa al lado alemán. Hasta aquí todo perfecto, pero desde este punto la historia empieza a flaquear. 

El protagonistas se gana la plena confianza de los alemanes (?) que le permitirán el acceso al LZ36. La única persona que sin estar convencido de que Von Richter-Douglas está comprometido con la causa alemana es Ericka Altshul (Elke Sommer), hermosa esposa del diseñador del zepelín Altshul (Marius Goring). Bueno... vale. Vamos a admitir que los alemanes se confían, pero lo de la hermosa esposa suena ya demasiado forzado. 

El punto débil es la misión secreta. Von Richter-Douglas se embarca en un periodo de prueba a bordo del Zeppelin, pero se horroriza al descubrir que el supuesto "periodo de prueba" es en realidad un intrincado plan secreto previsto con anterioridad y que causará mayor daño que un ataque aéreo a la moral británica. El objetivo es asaltar una fortaleza donde se mantiene la Carta Magna. Destruyendo el documento se pretende asestar un golpe en lo más profundo de su idiosincrasia, robándoles uno de sus más valiosos elementos del patrimonio y de su historia. Esto es muy flojo como argumento.

El personaje de York que en un principio se presenta bastante interesante, siendo un alemán de nacimiento pero un británico por nacionalidad, acaba por diluirse tanto como el guión. En mi opinión el actor no acaba dando la talla de lo que se espera del personaje, que pienso sería más aproximado a una especie de James Bond. Michael York es un tipo fino, un chico de familia bien sin experiencia en misiones de contraespionaje. En ciertas escenas se le ve "acartonado" sin saber muy bien que debe de hacer. Los guionistas quisieron crear cierta tensión para mantener al espectado en la incertidumbre de si el protagonista al final ayuda a unos u o a otros... pero eso no resulta en mi opinión. Según avanza la película la tensión en principio bien generada se va perdiendo.

Lo mejor de la película al final se queda en la fotografía aérea, que es muy espectacular y el vuelo del dirigible que está bien realizado gracias a un asesor alemán antiguo tripulante de dirigibles que colaboró con los productores para darle verosimilitud a la cosa en cuestión de operaciones aéreas. Hay algunas buenas escenas a bordo del dirigible, sobre todo cuando se desplaza a través del Mar del Norte camino de su "devastadora" misión (ja, ja, ja).

Una película con demasiados cabos sueltos (no se sabe bien al final en queda la cosa), así que con todo Zeppelin es una película pasable, que podría haber sido una película estupenda si el guión hubiera sido más creíble y su interprete más duro. No sé yo hubiera puesto mejor a un Sean Connery que además es escocés de verdad. 

Curiosidades

El LZ36 de la historia voló por primera vez el 8 de marzo 1915 y fue operado por la marina alemana (no por el ejército) como "L9". La aeronave llevó a cabo 74 misiones de reconocimiento en el Mar del Norte, cuatro ataques aéreos en Inglaterra dejando caer 5.683 kg de bombas y varios ataques contra submarinos británicos. Se incendió y fue destruido en su cobertizo en Fuhlsbuttel el 16 de septiembre de 1916.

Anacronismos

Los aviones británicos que persiguen al Zeppelin son los SE5, pero estos aparatos entraron en servicio en marzo de 1917 y la película está ambientada en septiembre de 1915. De la misma forma el gas mostaza, que supuestamente lleva a bordo el Zeppelin no se utilizó hasta 1917.

Las tropas alemanas que intentan robar la Carta Magna están usando el famosísimo casco de acero M1916 Stahlhelme en 1915, pero los primeros cascos fueron entregados a las tropas a principios de 1916, durante los combates en Verdún.

Errores gordos

Cuando se hace la entrega del LZ36 al ejército, el profesor Altschul dice: "Ella (She) es nuestro hijo, por favor trátala así." A diferencia de los buques de navegación marítima, los dirigibles alemanes siempre fueron masculinos. Cuando se hace referencia a estos aparatos se les trata como hombres. Existe una tendencia anglosajona a llamar a las máquinas "She", ya sean submarinos o aviones... nunca lo he entendido.

En la película la tripulación del Zeppelin utiliza el sistema "Imperial" de medidas en vez del métrico que es en realidad lo que utilizaban los alemanes. Se ve como hablan de pies para la altura, libras para el peso y millas por horas. en vez de metros, kilogramos y km/h.

En fin, una película pasable solamente, que podría haber dado para mucho más, pero que resulta entretenida si no se es muy exigente con un guión mediocre. ¿le daremos el cinquillo pelado? Lo dejo a discreción del lector, la IMDB le otorga un generoso 6,1.

Existen otras películas de zepelines que no están nada mal, una de ellas ya fue comentada aquí (Los ángeles del infierno) y otra podría ser Hindenburg, que ya comentaré más adelante junto con un post dedicado a los Dirigibles.


Hindenburg (1975) Poster

No hay comentarios:

Publicar un comentario