La historia del receptor de alerta radar

Este sistema de aviónica embarcado, llamado RWR por sus siglas en inglés, se encarga de detectar emisiones de radiofrecuencia para advertir al piloto de que está siendo "iluminado" por algún radar procedente de estaciones en tierra o mar o algún tipo de misil con guía radárica. Su historia es parecida a la de la mayoría de las armas defensivas. El enemigo obtiene una ventaja tecnológica y al poco tiempo se desarrollan contramedidas para anular esa amenaza. El RWR es capaz de detectar y discriminar las ondas de radio del radar, reconociendo el tipo de fuente de radio según la forma de onda recibida. El sistema filtra las emisiones de los rádares amigos y presenta la situación en una pantalla como la que abre el post con toda la simbología necesaria.

El desarrollo del RWR comienza con el derribo de un F-4 Phantom II estadounidense en Vietnam del Norte en julio de 1965. El causante del derribo fue un misil tierra-aire (SAM) SA-2 de fabricación soviética. Fue el primer avión estadounidense derribado por un misil tierra-aire (Surface to Air Missile o SAM) en el conflicto del sudeste asiático. La superioridad aérea norteamericana se puso entredicho y las incursiones estadounidenses sobre objetivos del Norte en los meses posteriores se volvieron más peligrosas. El objetivo ahora era destruir la red de defensa aérea más sofisticada jamás desplegada en la historia. El sistema de defensa aérea de Vietnam del Norte, tal como evolucionó a mediados/finales de la década de 1960, consistía en artillería antiaérea (AAA), SAM y aviones de combate MIG, todos coordinados estrechamente mediante el uso de comunicaciones y radares. Las incursiones para alcanzar la destrucción de este sistema causaron muchas bajas hasta llegar a alcanzar niveles considerados como inaceptables.   

El entonces General de Brigada K.C. Dempster, Director de Requisitos Operacionales y Planes de Desarrollo, de la Fuerza Aérea de los EE. UU. fue el encargado de solventar la papeleta. Dempser comenzó a investigar diferentes métodos para contrarrestar estos sistemas de armas que resultaban tan letales. El general quería ofrecer a las tripulaciones un modo de poder tener alertas tempranas en caso de ser detectados por los radares enemigos. Se necesitaba un equipo embarcado que fuera lo suficientemente fiable como para dar aviso del tipo de amenaza. las recomendaciones del grupo de trabajo liderado por el General Dempser condujeron al desarrollo de nuevos sistemas de aviónica para las aeronaves capaces de detectar y destruir los radares de control en estas redes de defensa. El concepto fue denominado muy apropiadamente como "Wild Weasel" o comadreja salvaje, un animal experto en cazar parásitos. La tarea se conoció como supresión de defensas aéreas enemigas (en inglés Suppression of Enemy Air Defenses o SEAD). Mientras se estudiaba y desarrollaba este sistema, un avión de reconocimiento de la Marina North American RA-5C Vigilante se perdió sobre Dienbienphu. Nuevamente, el culpable fue el temible SA-2. El avión estaba valorado en 5,5 millones de dólares, lo que, junto con la pérdida de las tripulaciones provocó un debate que llevó finalmente a apartar a este avión del combate.

Mientras tanto, el equipo de trabajo del general Dempster decidió que de todas las propuestas recibidas, un concepto llamado Vector IV ofrecía la mejor solución potencial al problema de la alerta en vuelo. Como resultado de esta decisión, una pequeña empresa con sede en el norte de California se convirtió en la protagonista de la defensa nacional en aquella época. El concepto Vector IV fue propuesto por Applied Technology, Inc. el 2 de noviembre de 1965, el Área de Material Aéreo de Sacramento de USAF otorgó a Applied Technology un contrato por 500 sistemas denominados (ver post de las denominaciones) AN/APR-25.

Equipo AN/APR-25

El complejo sistema de aviónica estaba basado en el uso de técnicas de detección visual solo en las bandas de amenaza, donde la dirección relativa del equipo hostil se calculaba y presentaba al piloto en una pantalla CRT utilizando las entradas vectoriales provenientes de cuatro señales de las antenas instaladas en el avión. Por ese mismo motivo precisamente se le denomino como proyecto Vector IV. Con este sistema el índice de supervivencia en zona hostil se incrementó de forma impensable y la empresa Applied Technology ganó el suculento contrato de la Marina de los Estados Unidos. El impacto del AN/APR-25 fue enorme. La Marina de los EE. UU. emepzó a equipar a sus aviones con este sistema de protección esencial. En aquel tiempo se sabía muy poco acerca de la amenaza electromagnética y las filosofías de diseño de los sistemas de alerta se basaron simplemente en la recopilación de la información de señales disponibles. Más tarde, esta filosofía cambiaría a medida que la tecnología avanzaba haciéndose las detecciones de forma semiautomática. Con el paso del tiempo los sistemas de alerta radar dieron su fruto. Estos equipos se fueron mejorando y se sucedieron los diferentes modelos. En 1967 Applied Technology producía sistemas de alerta radar a un ritmo de 250 al mes. 

En los modelos que siguieron Applied Technology desarrolló muchas mejoras y agregó características muy avanzadas tales como circuitos automáticos de correlación video/tiempo. En aquella época la compañía también desarrolló un receptor de análisis superheterodino en el sistema AN/APR-35. Este sistema de segunda generación se instaló rápidamente en todos los aviones Wild Weasel. El nuevo equipo proporcionó a los Operadores de Guerra Electrónica (EWO) una capacidad mejorada para evaluar discretamente la amenaza. En aquellos modelos también era posible tener señales de audio. El piloto escuchaba el sonido producido por los impulsos emitidos por el radar Fan song, lo que le permitía, gracias a un cambio repentino de tono, darse cuenta de que el radar pasaba de la fase de búsqueda a la fase de bloqueo, es decir de acoplamiento del objetivo. En tono de broma, los pilotos estadounidenses llamaron a este tono en los auriculares "Samsong" en referencia al famoso radar.

Los aviones SEAD con este sistema se ganaron el lema "primero en entrar y último en salir". Se dedicaban a abrir un corredor por el cual pudieran entrar luego los aviones bombarderos y de ataque. El enemigo reaccionó a esta defensa electrónica y desarrolló por su parte nuevos sistemas. El juego de tácticas aviónicas adquirió nuevas proporciones con la puesta en servicio de los nuevos SAM y AAA aún más letales. La Marina de los EE. UU., Al darse cuenta de la amenaza encargó nuevos sistemas electrónicos. El resultado fue la siguiente generación de sistemas de alerta para aviones de ataque de la Marina, el AN/ALR-45. 

El AN/ALR-45

El AN/ALR-45 fue el primer sistema digital que incorporó microcircuitos híbridos con lógica digital y controladores de reloj. Desde 1970 a 1974, el AN/ALR-45 fue operado en toda la Flota. A medida que el escenario de amenaza continuaba proliferando y aparecían una serie de armas nuevas ampliamente desplegadas se hizo patente que todos los aviones debían de llevar este tipo de defensa. Se estudiaron los diversos tipos, frecuencias y métodos de modulación del enemigo y surgió una nueva táctica. Las filosofías de diseño anteriores se basaban en obtener la mayor cantidad posible de datos de cualquier señal que iluminaba a los aviones. Ahora, se hacía necesario comenzar a descartar información de amenazas no letales. La priorización de las amenazas y el etiquetado de emisores se volvió una misión crítica. Sólo el poder computacional podría resolver este problema técnico cada vez más complejo. La alerta sin errores, junto con la facilidad de uso, puso el punto final del control analógico. Comenzaba la era digital en la alerta temprana de las aeronaves. El primero de estos sistemas fue el ALR-46, el primer sistema embarcado que contaba con un receptor de alerta radar digital controlado por software. Con el tiempo y el aumento del poder computacional se llegó a un alto grado de sofisticación en esto sistemas. En julio de 1973, se empezó a usar la llamada Computadora Avanzada de Tecnología Aplicada (ATAC). Esta computadora se utilizó posteriormente en el nuevo concepto avanzado de detección llamado Vectot V. Este combinado dio lugar a lo que posteriormente se conocería como AN/ALR-68 (V), que llegó a ser el núcleo del Equipo de advertencia de radar mejorado utilizado en el famoso Tornado.

La mayor sofisticación de estos equipos se logró cuando además de la detección y discriminación de una gran variedad de señales de radares emisores se pudo efectuar el bloqueo y la perturbación de estos. Las señales se utilizaron en provecho propio para incluso guiar a los misiles en contra de los propios radares emisores. El misil ALARM fue precisamente un desarrollo que vino de esta detección de señales. Recuerdo que el lema de la compañía que construyó el misil era "Emitir o no emitir, he ahí el dilema". Una clara advertencia para los rádares enemigos.


Con el paso del tiempo se introdujeron muchas más mejoras en estos sistemas, el  AN/ALR-68, el  AN/ALR-69 llegó a ser instalado en una gran variedad de aviones y modelos. En la guerra del golfo casi el 100% de los aviones que participaron en la contienda llevaban instalado este tipo de alerta radar. El índice de supervivencia a pesar de la gran cantidad de SAM lanzados fue increíblemente alto. Durante los 42 días de operaciones de la Tormenta del Desierto, los pilotos de la USN y del USMC realizaron 28.000 salidas con un total de solamente 7 aviones perdidos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Velocidad terminal

El RADAR meteorológico en los aviones

La atmósfera estándar