Diseño de sistemas de aviso

La gran complejidad de los sistemas de los modernos aviones comerciales ha requerido la instalación de numerosas luces y sonidos de advertencia y aviso para alertar a la tripulación sobre fallos o mal funcionamiento de los sistemas. Hasta la década de 1960 era común colocar luces de advertencia y aviso junto al panel de control del sistema que se tratara. Sin embargo, las limitaciones de espacio en la cabina ha dado lugar a que muchos paneles de control de sistemas fueran ubicados fuera del área de visión de los pilotos, muy a menudo en paneles superiores o laterales. 

Detalle del panel de instrumentos de un Fokker F-27. Un avión que comenzó su historia en 1955, eficaz pero con un diseño de cabina muy antiguo.
La colocación de luces de advertencia en estos paneles es claramente ineficaz, y con el tiempo, los diseñadores de aeronaves han redireccionado la función de advertencia y aviso de la mayoría de los sistemas a una pantalla centralizada en un área de visión directa enfrente de ambos pilotos. Además de las luces, las alertas y avisos sonoros se utilizan para captar la atención de la tripulación, algunas de ellas son lo suficientemente fuertes para ser escuchadas incluso a mitad de camino en la cabina de pasajeros.

Debajo se puede ver el panel de instrumentos "clásico" de un avión archiconocido (¿sabría el lector identificar el modelo?)


Por supuesto se trata de un McDonnell Douglas DC-9, un auténtico clásico donde los haya. Un avión de pasajeros bimotor de corto-medio alcance, desarrollado por Douglas, que se fabricó desde 1965 hasta 1980. Debajo se puede ver el panel central de instrumentos y más abajo un detalle de la cantidad de luces de aviso y su disposición lógica teniendo en cuenta el diseño de aquellos años.


detalle de la disposición de las luces maestras (MASTER CAUTION y MASTER WARNING)
Compárese aquella cabina de instrumentos con la de su sucesor, el 717, ya en manos de Boeing. Básicamente un MD-95, con ligeros retoques que voló por primera vez en 1998. La mayoría de avisos se han trasladado a una pantalla en forma de mensajes (cabina digital). Sin embargo, las luces maestras de precaución y advertencia (CAUTION/WARNING) siguen posicionadas en el parabrisas enfrente de cada piloto. Es la posición ideal.


Sistemas maestros de advertencia

Los nuevos dispositivos y sistemas permiten que las aeronaves sean más rápidas, más seguras, más capaces y más cómodas. Sin embargo, más complejidad significa más cosas que pueden fallar en un momento dado.


Para alertar a la tripulación sobre un problema operacional o un mal funcionamiento del sistema, se requiere que los aviones de transporte estén equipados con sistemas de advertencia, que utilizan métodos visuales, auditivos y táctiles. En una cabina típica, habrá luces de alerta inmediatamente delante de ambos pilotos, ubicadas en el panel del parabrisas, así como luces específicas de mal funcionamiento de los sistemas, generalmente agrupadas juntas, en el centro del panel de instrumentos, en el panel superior, o si se trata de aviones con cabina digital, mensajes y acciones correctivas que se muestran en una pantalla. En la mayoría de los sistemas, el grado de urgencia que genera un problema se divide en tres: advertencias, precauciones y avisos.

  • Las advertencias (WARNINGS) indican el sistema de la aeronave o las condiciones operativas que requieren una acción correctiva inmediata por parte de la tripulación, y son el tipo de alerta más urgente para la tripulación. La pérdida de la presión de la cabina o el incendio de un motor son advertencias típicas.
  • Las precauciones (CAUTIONS) indican el sistema de la aeronave o las condiciones operativas que requieren la acción de la tripulación dentro de un período de tiempo razonable, y son menos urgentes que las advertencias. Sobrecalentamiento del motor o baja presión de aceite son precauciones típicas. Si una precaución no se atiende dentro de un periodo razonable de tiempo, puede dar lugar a una advertencia.
  • Los avisos (ADVISORIES) indican condiciones que requieren acción solo cuando se tiene tiempo disponible (es decir, las advertencias menos urgentes). Un aviso típico sería la degradación de un sistema, aunque este siga funcionando con un canal de reserva.

NOTA: Los mensajes de estado (blanco) pueden aparecer en otra parte, otra pantalla que muestre las condiciones de un sistema. Estos mensajes también requieren ser atendidos y considerados por parte de la tripulación. Generalmente se suelen utilizar para el despacho, es decir, puede ser necesario consultar la Lista de equipo mínimo (MEL) para poder saber si el avión puede realizar el vuelo en esas condiciones.

Las indicaciones visuales de los niveles de alerta anteriormente descritos suelen estar codificadas por colores, utilizando luces rojas para advertencias y luces ámbar como precaución. Las luces del parabrisas o glareshield se llaman luces Master Warning y Master Caution, y generalmente tienen la capacidad de silenciar cualquier alerta de audio cuando se presionan, para que la tripulación se pueda comunicar sin tener que hablar a gritos.

La luz maestra adecuada se ilumina cada vez que un sistema funciona mal y dirige la atención de la tripulación hacia el panel de advertencia central (EICAS/ECAM o similar) para establecer qué sistema se encuentra afectado o defectuoso. La mayoría de los procedimientos de la lista de verificación requieren restablecer la luz de advertencia principal o de precaución, presionándola, cuando se ha identificado el problema. La luz maestra se apagará, pero la advertencia específica del sistema permanecerá encendida hasta que se solucione el problema, generalmente por medio del famoso QRH.

En algunas aeronaves, las luces de advertencia (WARNING) de incendio de un motor, se sitúan además en las propias palancas de apagado de fuego del motor, para ayudar en la identificación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La aviación en el cine: pelis de azafatas

El RADAR meteorológico en los aviones

Mi motor crítico...