Compensación después del despegue en el ERJ 145

Una de las muchas cosas que me han llamado la atención de este avión, es que justo después del despegue no se deben sobrepasar los 160 nudos de velocidad sin compesar para el ascenso. Es una cifra que sorprende porque se alcanza enseguida nada más despegar en cualquier avión comrecial. El ERJ 145 casi siempre despega con un trim de cabeceo (en la banda verde) de unos 7º morro arriba, es lo usal después de los cálculos de centrado y pesado.

El manual dice que nada más despegar se debe hacer un "trimado" inmediato antes de alcanzar los 160 nudos, porque de lo contrario, el piloto se podría encontrar con serios problemas de control. La fuerza que el piloto debe ejercer en los controles de vuelo para intentar bajar el morro, si se sobrepasa esa velocidad, se vuelve muy alta y se corre el peligro de perder el aparato.

La razón de esta importante limitación se puede explicar con la ilustración que se muestra debajo. A la hora de rotar en tierra en el despegue, se hace sobre el eje de la rueda del tren principal. Estas ruedas se montan en unos brazos del tipo Trailing Link, donde la rueda queda atrasada con respecto a la pata del tren. Esta posición de rotación queda mucho más atrás del verdadero centro de gravedad del avión. Una vez en vuelo, el piloto ejerce el control de cabeceo ya no sobre el eje de la rueda, sino sobre el propio centro de gravedad. La distancia ha cambiado mucho. De esta forma, si no se compensa pronto el avión tiende a encabritarse con fuerza.


En esta entrada se explica con detalle el funcionamiento del brzo en L:

Comentarios

  1. Manolo:

    Pues con el Erieye en la chepa, también tendrá sus cosillas...

    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Pablo, la antenita de marras y el equipo que lleva dentro lo hacen todavía más complicado, con más limitaciones :)

      Un abrazo
      Manolo

      Eliminar
  2. ¿Cuál es el beneficio de esta ubicación del tren de aterrizaje? ¿Favorece el aterrizaje?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido lector, efectivamente facilita los aterrizajes suaves. Mira, tienes un post dedicado a ello que se llama "El brazo articulado en L del tren principal", te pongo al final del post el link para que puedas acceder. Ahí explico el funcionamiento con detalle y verás algunos gráficos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias.
      Llevo una temporada leyendo las entradas antiguas en orden pero todavía no había llegado a esta.
      Muy interesante!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo