La aviación en el cine: El despegue del Convair B-36 "Peacemaker"

El ruido de cuatro turborreactor GE J47-GE-19 con un empuje de 2.359 kgf cada uno y el rugido de nada menos que seis motores radiales de 28 cilindros en cuatro filas refrigerados por aire Pratt & Whitney R-4360-53 Wasp Major de 3.853 CV cada uno, es lo que se puede ver en el clip que se muestra al final.


El Convair B-36 "Peacemaker" fue un bombardero estratégico construido por Convair y operado únicamente por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) de 1949 a 1959. El B-36 fue el avión con motor a pistón más grande producido en grandes cantidades que se haya fabricado. Tenía una envergadura más grande que cualquier avión de combate jamás construido, 70,1 m. El B-36 fue el primer bombardero capaz de entregar cualquiera de las armas nucleares en el arsenal de Estados Unidos desde el interior de sus cuatro bahías de bombas sin tener que hacer modificaciones en la aeronave. Con un alcance de 16,000 km y una carga máxima de 39,600 kg, el B-36 fue el primer bombardero tripulado capaz de realizar vuelos intercontinentales sin repostar.

El B-36 comenzó su servicio en 1948 y fue el principal bombardero nuclear del Mando Aéreo Estratégico (SAC) hasta que fue reemplazado por el Boeing B-52 Stratofortress con propulsión a chorro en 1955. El B-36 estableció el estándar de alcance y carga útil para bombarderos intercontinentales posteriores en los EE. UU. 

Este clip pertenece a la magnífica película de la Paramount "Strategic Air Command", del año 1955, dirigida por Anthony Mann y protagonizada por Jimmy Stewart y June Allyson. Filmada en el espectacular sistema de cine VistaVision, es una de las mejores escenas de despegue real filmadas, con un travelling acompañando al bombardero desde otro avión. Nada más despegar, las ruedas del tren son frenadas para evitar el efecto giroscópico y que puedan dañar algo en el compartimento donde se alojan. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

Mi motor crítico...