Alas de envergadura desechable y otras "locuras"

En la historia de la aviación se han hecho multitud de prototipos y se han llevado a la práctica muchas propuestas, algunas de ellas muy locas. Varias de estas ideas, como el ala en flecha o el ala de flecha variable han sido un éxito. Pero muchas otras no han llegado a materializarse. Un ejemplo de estas últimas es el concepto de "ala de envergadura desechable". 

El avión experimental Hawker-Hillson FH.40 Hurricane (apodado Bi-Mono plane) es un Hurricane con un ala superior adicional que se puede desechar. Sería en principio un biplano que permite un mejor despegue y ascenso, pero que podría volar más rápido y con mejores performance si se desecha el ala superior. El experimento es de 1941 y se tomó muy en serio por las autoridades.

El ala adicional con accesorios pesaba 320 kg. Los cálculos demostraron que el aumento en la sustentación debido a la segunda ala hacía posible aumentar el peso de despegue hasta los 4.950 kg, aproximadamente una tonelada más que el peso al despegue del caza base. El tanque del ala superior elevó el suministro de combustible a 1.680 litros y la distancia de vuelo aumentó a 2.300 km. Al mismo tiempo, la aeronave mantuvo todas las armas y capacidades de combate estándar. Después de desprenderse del ala superior, el aparato quedaba igual que un Hurricane estándar.

Este concepto también fue estudiado por los norteamericanos. Las locas ideas para los bombarderos supersónicos estadounidenses de los años cincuenta mostraron la gran creatividad de los ingenieros. Precisamente fue en uno de estos conceptos en el que se decidió desechar el ala exterior. Se trataba del concepto WS-110 de North American que se muestra a continuación.

El aparato tenía extensiones de ala con tanques de combustible que podían desecharse una vez que se agotaba el combustible cuando el bombardero volara a velocidad subsónica. Por si fuera poco, las extensiones desechables tenían incluso la capacidad de poder regresar y aterrizar de forma autónoma. 

Este concepto se vio realizado, al menos parcialmente, en el famosísimo y bello F-104. Este avión tenía una versión con tanques de punta de plano que eran lanzables. 

Los tanques extendían un poco la envergadura y ayudaban a reducir la resistencia inducida, pero su superficie y masa añadidas aumentaban la resistencia en general. El problema de esta versión es que incluso con tanques de punta y debajo de las alas, el F-104 no era particularmente adecuado para vuelos de largo alcance. 

Otra versión sería la de aquellos aviones en las que el ala no se extiende en paralelo, sino que se llevaba, digamos, en serie. Ejemplos de este tipo de avión son el Arado (con el Ar-234) y el Messerschmitt (con el Me-262) ambos intentaron ampliar el alcance de sus jets haciéndo que remolcaran un tanque de combustible exterior con su propia ala ("Deichselschlepp"). Debajo se puede ver un Ar-234C remolcando un tanque alado.


Hoy en día se estudian muchas opciones basadas en los nuevos materiales. Por ejemplo, el Boeing 777-x desdobla las puntas de ala antes del despegue para ganar envergadura (lo contrario también lo hacía el X-70 Valkyrie en pleno vuelo para volar sobre la onda de choque).  

El modelo de avión experimental llamado Ames-Dryden-1 (AD-1) fue diseñado para investigar el concepto de un ala oblicua (pivotante). El ala podría girarse sobre su pivote central, de modo que pudiera adquirir un ángulo más eficiente para cada velocidad a la que volaba el avión.


Aunque Robert T. Jones de la NASA, al que se le atribuye la idea de un ala oblicua, este concepto ya había sido estudiado en 1944 por los alemanes (...como no).  

El aflechamiento no está limitado al diseño de alas con flecha regresiva, la teoría solo dice que se puede hacer un aflechamiento y da igual si este es progresivo o regresivo, tal como se muestra en el avión X-29 de Gruman o en este modelo alemán.


Posts relacionados para saber más:

Comentarios

  1. Hola, una cosa, el Boeing 777X no desdobla las alas en vuelo ni mucho menos.
    Lo hace en la pista, antes de despegar.
    Entre otras cosas, porque tiene que asegurarse que queden bloqueadas.
    Lo que pasa es que la envergadura es tan grande, que no puede maniobrar en los aeropuertos, por eso le han hecho las puntas plegables, al mejor estilo de un avión embarcado.
    El único avión, que yo conozco y que movía el ala después del despegue y para el aterrizaje(además de los conocidos aviones con alas de ángulo variable, cómo el F-14) es el F-8 Crusader, que tenía un ala de incidencia variable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fede, muchas gracias. 5ienes razón, estaba mal expresado. Lo he corregido para que no haya confusión.
      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

Vuelo nocturno