El SEPECAT Jaguar del Six Squadron


A mediados de los 80 llegaba destinado a la Base Aérea de Gando en Canarias como especialista de armamento del Ejército del Aire. Fue un periodo de aprendizaje en los que me familiaricé con cosas interesantes desde el punto de vista técnico, como el ensamblaje de las las bombas guiadas por láser GBU y otras cosas por el estilo, pero también fueron unos años en los que vi claramente que mi futuro en el mundo de la aviación no pasaba por permanecer toda la vida entre radares, misiles y bombas. Todo aquello me gustaba, pero también me tiraba mucho lo de poder volar. Fue allí donde tomé la decisión de hacerme piloto comercial. Pero antes, tuve la ocasión de ver mucho material militar interesante y vivir experiencias que luego me ayudaron a la hora de hacerme instructor. 

Recuerdo unas maniobras conjuntas con el Reino Unido en las que el six squadron estuvo de visita en nuestras islas. Nosotros teníamos entonces el Mirage F-1 y ellos llegaron con sus Jaguar. Un avión excelente para el propósito para el que fue diseñado (apoyo aéreo cercano y ataque a tierra). A mi, personalmente siempre me gustó ese avión y lo tengo dentro de mi lista de aviones bonitos. Además de ser bastante avanzado aerodinámicamente (era supersónico), tenía varias particularidades que lo hacían interesante, una de ellas era su tren de aterrizaje para pistas no preparadas y otra que podía disparar los AIM 9 sidewinder desde el extradós de las alas. Toda una novedad para nosotros, acostumbrados a los lanzadores en las punta de las alas de nuestros Mirage.


El avión tenía un cierto aire de familia, incluso los cañones eran los famosísimos DEFA que montaban nuestros aviones. Cañones de tipo revolver de 30 mm con 150 disparos. La aviónica era típica de la época. Debajo se puede ver una de las cabinas de vuelo, muy abigarrada, en línea con el material de aquel entonces. Estaba plagada de sistemas de origen francés mezclados con algún otro sistema británico. Recuerdo que nos dejaron montar y nos enseñaron bastantes cosas. Pasé mucho tiempo viendo la cabina y comparándola con la de nuestros Mirage.


Debajo un joven Manolo con uno de estos aparatos del sexto escuadrón en la rampa de Gando. La foto es de mi buen amigo Jordi, gran fotógrafo y compañero del EA con el que me escapaba a cabecera de pista para poder sacar buenas tomas.


El avión volaba muy bien y las tomas de tierra después de la misión viniendo cargados de armamento eran espectaculares. De este avión salieron algunas variantes interesante, incluso una de ellas de ataque nuclear. Otra de las variantes fue un refinamiento aerodinámico muy interesante. Se trataba de un Jaguar modificado con FBW. Como suena, un Jaguar desarrollado por BAe que equipado con un sistema FBW de control de vuelo totalmente digital (quadruplex system). El aparato tenía maniobrabilidad de combate mejorada gracias al uso de la estabilidad estática relajada y el sistema de prevención de entrada en barrena. Para hacer que el avión fuera inestable se le añadieron unas 4 toneladas de peso extra a modo de lastre en la cola. La idea era que el avión volara todo el tiempo a base de compensación electrónica del ordenador central.

Esta versión mejorada era ligeramente inestable a velocidades subsónicas y mucho menos estable a velocidades supersónicas, lo que daba como resultado una carga aerodinámica de cola mucho menor y por lo tanto un tamaño reducido de todas las superficies. Debajo se puede ver la diferencia entre las dos versiones. 


Curiosamente, el avión que sirvió como banco de pruebas para la versión FBW voló por primera vez en 1981 y terminó almacenado en algún hangar después de su servicio en 1985. La experiencia recogida con este avión sirvió de base para los mandos FBW del Eurofighter.

De haberse desarrollado la versión ACT (Active-Control-Tecnology) hubiera sido un magnífico avión multimisión. Al tener las superficies más pequeñas, la resistencia reducida era menor y esto mejoraba notablemente su rendimiento. La optimización contemplaba que una versión para un rol de caza puro tuviera un ala y un estabilizador horizontal más grande para proporcionarle una mayor agilidad.

Yo estoy convencido de que esta versión "inestable" (o si se quiere relajada) del Jaguar hubiera sido magnífica y quizás con una aviónica adecuada hoy en día podríamos todavía verlos en primera línea. 

Finalmente no se llegó a concretar esta versión porque se decidió que el Tornado sería el reemplazo ideal y podría ser mucho más escalable. Hoy en día el rol de este magnífico avión lo puede hacer perfectamente un Eurofighter o un Rafale. Incluso nuestro FA-18 es muy capaz de hacer cosas parecidas. Yo todavía guardo algunos recuerdos de esos aviones en mi álbum de fotos y debo de reconocer que aún me pone la piel de gallina recordar las pasadas a baja cota con las que nos obsequiaron los pilotos británicos a la hora de despedirse. Algo parecido a lo que se puede ver en este espectacular vídeo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

La atmósfera estándar