miércoles, 24 de febrero de 2016

La aviación en el cine: The Hunters (1958)

El otro día contestaba un comentario sobre las entradas de aire del F-100 y hacía referencia al "Sabre dance" y al accidente que había sufrido el teniente Barty Brooks. Me acordé entonces de que tenía por casa una edición en Alemán de "The Hunters" en DVD, película que hacía mucho tiempo que no veía y que relata los primeros combates entre jets (MiG 15/F-86) en la guerra de Corea.

La guerra de Corea fue una de aquellas “Guerras en la paz” o “guerras proxy” (también llamadas subsidiarias) que tuvieron lugar después de la II GM. Existen multitud de películas de los años 50 que tratan el tema, pero solo algunas pocas merecen la pena desde el punto de vista de la aviación. Entre ellas destacan para mi gusto “Los puentes de Toko-Ri” del 1954 (a la que ya dedicaré un post), Escuadrilla heroica (1954),  The McConnell Story (1955) y esta que comento hoy. El protagonista de "The Hunters" es Robert Mitchum, al que le queda el uniforme militar como un guante. Mitchum ya se había enfundado el uniforme militar en otra buena película de la guerra de Corea: One Minute to Zero (1952). En esta ocasión Mitchum es el comandante (major) Saville, un veterano piloto militar que vive por y para la aviación de combate. The Hunters es una película norteamericana de 1958 que sitúa la acción en 1952 y a lo largo del famoso paralelo 38, concretamente en el archiconocido callejón de los MiG (MiG Alley). 

Me hace gracia ver que esta película se ha titulado de muchas formas en los diferentes países en los que se ha estrenado. "Kampfflieger" en alemán, "Entre dos pasiones" en España, "Jet eskadrille 'Cobra'" en Noruega, "Flammes sur l'Asie" en Francia y la que más me gusta de todas: "Raposas do Espaço" en portugués.

Sinopsis

El mayor Cleve Saville "Iceman" (TopGun no introdujo nada nuevo), llega destinado a la unidad 54 en Corea. Estamos en 1952, en pleno conflicto. Saville es un experto aviador y veterano de la Segunda Guerra Mundial. El apodo "hombre de hielo" hace referencia a sus nervios de acero a la hora de enfrentarse al enemigo en el combate aéreo. Por muy difícil que parezca la situación Saville mantiene siempre la calma e intenta sacar lo mejor de su avión de caza. 

Cleve conoce al teniente Karl Abbott, un joven piloto asignado a la misma unidad. Karl, tiene un problema de autoestima (eufemismo para decir que tiene miedo a entrar en combate, por lo que se da a la bebida) y además está casado con una joven hermosa "Kris"de origen nórdico que trata de salvar su matrimonio apoyando a su alcohólico y depresivo marido. El apuesto Cleve enseguida queda prendado de Kris, surge la química entre ambos, pero Kris quiere ayudar a su marido y le pide a Cleve que cuide de él asignándolo a sus vuelos.  La misión de Cleve en Corea es la de derribar a los pilotos chinos que vuelan los MiGs 15 de origen ruso. Su principal objetivo resulta ser un piloto especialmente hábil y mortal conocido como "Casey Jones", el cual lleva pintado en su avión un característico 7-11. El jefe de la unidad "Dutch" Imil, se queja amargamente de que los Estados Unidos no se tomen esta guerra tan seriamente como la Segunda Guerra Mundial. "Dutch" se lamenta de la orden taxativa que les impide volar sobre territorio enemigo cruzando el río Yalu en persecución del enemigo. Lo único que pueden hacer es mantener patrullas de vigilancia y esperar lo mejor de sus F-86. 

Cleve no solo tiene que lidiar con sus sentimientos y la promesa hecha a Kris de proteger a su marido, el teniente Ed Pell, un joven y osado piloto "hot-shot", también forma parte del equipo de Cleve. Ed está decidido a ser un as de caza y a menudo rompe las formaciones y se aleja del protocolo. Esto unido a su carácter un tanto inmaduro y rebelde hacen de este oficial un elemento difícil de controlar. Se suceden los espectaculares combates aéreos y Karl es derribado en territorio enemigo. Cleve se enfrenta a la decisión de dejar a su suerte a Karl y así poder irse con Kris o intentar ayudarle a riesgo de perder su vida. 

Características técnicas del film

  • Dirigida y producida: Dick Powell
  • Guión: Wendell Mayes
  • Basada en: “The Hunters” de James Salter
  • Estrellas: 
    • Robert Mitchum - Major Cleve Saville
    • Robert Wagner - Lieutenant Ed Pell
    • Richard Egan - Colonel Dutch Imil
    • May Britt - Kristina "Kris" Abbott
    • Lee Philips, - 1st Lieutenant Carl Abbott
  • Música: Paul Sawtell
  • Cinematografía: Charles G. Clarke, A.S.C.
  • Cámara: Bausch & Lomb Lenses
  • Proceso: Cinemascope (pantalla panorámica 2,35:1)
  • Color: DeLuxe
  • Edición y montaje: Stuart Gilmore, A.C.E.
  • Sonido: Estéreo en 4 pistas magnéticas o mono en pista óptica.
  • Genero o clasificación: Acción, Drama, Guerra, Romance
  • Productora y distribución: 20th Century Fox
  • Metraje/duración: 108 min.

Los efectos especiales

El film goza de unos efectos especiales bastante bien realizados para la época en la que se rodó. Estos estuvieron a cargo del siempre solvente Lenwood Ballard "Bill" Abbott de la A.S.C. (American Society of Cinematographers). Abbott fue galardonado cuatro veces con el Oscar de la academia a los mejores efectos visuales con películas como "Doctor Dolittle" (1968), "Tora! Tora! Tora!" (1971) (compartido con A. D. Flowers), The Poseidon Adventure (1972) y Logan's Run (1976). Suyos fueron otros éxitos como:

  • The Day the Earth Stood Still (1951) 
  • The Enemy Below (1957) 
  • Voyage to the Bottom of the Sea (1961 film) 
  • Voyage to the Bottom of the Sea TV series (1964-1970) 
  • Lost in Space (TV Series 1965-1968) 
  • The Sound of Music (1965) 
  • The Time Tunnel TV series (1966-1967) 
  • Fantastic Voyage (1966) 
  • Planet of the Apes (1968) 
  • Butch Cassidy and the Sundance Kid (1969) 
  • Patton (1970) 

Cómo debe de verse esta película

Los suyo es poder disfrutarla en el cine, tal como fue concebida, en pantalla muy ancha (2.35:1) típica del Cinemascope y con sonido estereofónico. Hoy en día no suelen reponer estas películas en los cines y la única forma de verlas es por medio de los DVD.  


El problema de los DVD (también de los Blu-Ray) es que no alcanzan la calidad de imagen que se obtiene ya con los TV 4K. Como a mi me encanta ver películas, me hice con una de estas TV de Ultra Alta Definición, pero el DVD no da más de si. Además existe otro gran problema para poder disfrutar este tipo de películas en casa. Me refiero a la relación de aspecto. Mi TV tiene 55" y las películas en 16:9 se ven muy bien, pero a la hora de adaptarse para las que fueron rodadas en Cinemascope aparecen las molestas bandas negras arriba y abajo. Se pierde espectacularidad y la película en este caso se merece una buena pantalla. Lo ideal sería poder verla en una pantalla de 21:9. ¿A que me refiero con espectacularidad? Se puede ver abajo. La misma película en una TV de 55" 16:9 y en otra de 21:9

16:9 (1.77:1)  es el estándar usado por la televisión de alta definición y en varias pantallas, es ancho y normalmente se le suele llamar panorámico o widescreen, aunque todas las relaciones (a excepción de la 1:1) son widescreen. Es equivalente a 1.77:1. El ángulo de la diagonal es de 29,36. Ver una película de 21:9 en un Tv de 55" con relación de aspecto 16:9 significa ver una superficie de 0.63 metros cuadrados.

21:9 o 2.33:1 es el estándar usado en las salas de cine y filmación de algunas películas. En 2009 la compañía PHILIPS lanzó un televisor llamado CINEMA 21:9, diseñado para mostrar en Cinemascope con ausencia de las barras negras en la parte superior e inferior de la pantalla durante la visualización de contenido. Ver una película de 16:9 en un Tv de 55" con relación de aspecto 21:9 significa ver una superficie de 0.52 metros cuadrados.
La diferencia es clara. La mejor solución para los que no contamos con este tipo de pantallas 21:9 es apagar todas las luces, oscurecer la habitación al máximo y acercarse un poco más de los habitual a la TV.

La novela de donde procede la historia

The Hunters fue la primera novela escrita en 1956 por el recientemente fallecido James Salter. El propio Salter, nacido en 1925, fue piloto de combate y alcanzó el grado de capitán en la guerra de Corea. Su primer combate ocurrió en agosto de 1952. Salter mantuvo durante toda la campaña un detallado diario de campo que posteriormente le sirvió como estructura para la novela. En ese diario se relatan los pormenores de su día a día como piloto de combate, a los mandos del F-86 Sabre, en el Ala de caza e intercepción número 4 que operaba desde la Base Aérea de Kimpo en Corea. Salter tenía 31 años cuando publicó su novela he hizo coincidir su edad con la del protagonista de la misma. El autor describe precisamente esta edad como el límite para un piloto de caza. 

"...not too old, certainly; but it would not be long. His eyes weren't good enough any more. With an athlete, the legs failed first. With a fighter pilot, it was the eyes."

Cumpliendo con lo que él mismo escribió en su novela, Salter pidió la baja como militar para dedicarse a la otra pasión que le llenaba por completo: la escritura.

Crítica

Colas ajedrezadas con bandas amarillas contra estrellas rojas en los cielos de Corea. Sin ser un peliculón de esos que hacen época, este film "heroico" llega a emocionar por momentos a los que somos apasionados de la aviación de caza. Además toca varios temas que, en mi modesta opinión, son importantes para cualquier amante de la aviación en general y de la historia militar en particular. Me refiero a los siguientes:

  • Narra los primeros combates entre aviones a reacción de la historia
  • Se centra en la aviación de caza y en uno de mis aviones favoritos (el F-86)
  • Da un repaso a la vida en un escuadrón de combate y toca varios asuntos propios de la vida militar y de la brecha generacional entre veteranos y rookies.
  • Nos deja con ganas de saber más sobre esa parte de la guerra fría.

Aparte de todo esto, The Hunters es a veces brillante en cuanto a los diálogos entre colegas pilotos. La diferencia de edad entre los nuevos "pilotillos" (generalmente tenientes) y los más avezados comandantes queda muy bien retratada. Los primeros están deseoso de demostrar su valía y los últimos desearían seguir volando y no ser transferidos nunca al "escuadrón Hispano Olivetti". La película goza de unas maravillosas tomas aéreas reales con fuego de ametralladoras en los F-86 y lanzamiento real de tanques de combustible para entrar en combate... se pueden ver maniobras de combate y unas scissors muy bien realizadas. Aunque la película utiliza el manido tópico de dos hombres enamorados de la misma mujer, el romance no se hace del todo ñoño y desde luego cuadra dentro de la trama y es clave para el final de la película. este film es en muchos aspectos comparable a un buen Western de esos de John Wayne, no solo por los diálogos y la trama, sino porque realmente estos pilotos de Corea parecen el séptimo de caballería haciendo filigranas en sus monturas F-86 para enfrentarse sin dudar a unos indios que les superan en número. Una estupenda película de aviones mejor lograda que muchas de las que se hicieron posteriormente. Un 6,5 en mi opinión. 




Las aeronaves que se pueden ver en esta película

  • North American F-86 Sabre
  • Douglas C-54G Skymaster
  • Sikorsky H-19
  • Republic F-84F-40-RE Thunderstreak
  • North American F-100C-20-NA Super Sabre
  • Fairchild C-119 Flying Boxcar


Curiosidades

El accidente de Corona, tiene lugar con un F-86, pero para darle más dramatismo se insertó un trozo de filmación real donde Lt. Barty Brooks tiene un accidente mortal en la Base Aérea de Edwards con un F-100 Super sabre. Esta filmación hecha a pie de pista por personal militar de la base se ha usado para explicar los problemas de este avión a los futuros pilotos. La familia de Brooks siempre deploró el uso de esta filmación en películas comerciales. Esta es una de ellas.

La falta de uniformidad que se ve en la película fue real. Cuando Saville entra en la cantina/club de oficiales del destacamento en Corea, se puede ver de todo. La uniformidad brilla por su ausencia. No hay dos pilotos que vistan igual. En el film, Saville viste una gorra de "borreguillo aeronáutico" con orejeras típica de la IIGM y una chaqueta de vuelo azul sobre el mono de vuelo verde oliva. Otros pilotos visten también mezclas IIGM y Guerra de Corea, además de los aditamentos antigés.

Los aviones que se representan como MiG 15 son en realidad los Republic F-84F-40-RE Thunderstreak pintados como si fueran Chinos.

El simulador de vuelo militar que comentaba en esta entrada:
http://greatbustardsflight.blogspot.ch/2016/02/simulando-la-realidad-dcs-digital.html tiene un modelo de Sabre que representa fielmente al que sale en la película. está equipado con el famoso visor de puntería A4 igual que el de verdad. Merece la pena volarlo y disparar con este sistema.



Errores gordos de la película

Básicamente 3:
  • Todos los vehículos que aparecen en el film son vehículos militares del Ejército Estadounidense.
  • Nadie en su sano juicio usaría esos paracaídas de colores altamente llamativos en una misión de combate. De la misma forma parte del equipo personal de los pilotos no está camuflado, como en la realidad.
  • Cualquiera que haya hecho "la mili" se da cuenta de que Saville no se quita muchas veces la gorra en los interiores. En el ejército todo el mundo se descubre en el interior de un edificio. La diferencia entre la USAF y el Ejército del Aire es que ellos si pueden saludar sin gorra y nosotros no. 






Los F-86 del Ejército del Aire

España llegó a tener muchísimos Sabres. se llegó a decir (no se si es verdad), que después de los Estados Unidos eramos el país del mundo con la mayor flota de Sabres operativos. Desde luego fue el primer cazabombardero a reacción que ostentaba la Cruz de San Andrés. Este avión fue adquirido en 1954 y llegó a ser la punta de lanza para la defensa aérea española. Formó parte de la Patrulla Ascua, primera escuadrilla acrobática del Ejército del Aire y equipó en España las Alas nº 1 (Valencia), nº 2 (Zaragoza), nº 4 (Mallorca), nº 5 ( Morón), nº 6 (Torrejón). Tras 18 años de servicio en los que voló 350.000 horas dijo adiós desde la zaragozana base de Valenzuela en abril de 1973. Existe un estupendo libro (en inglés) escrito por Gozalo Ávila y Roberto Yánez que trata de estos aviones en el Ejercito del Aire español. Merece la pena.




Duelo F-86 vs MiG-15

El F-86A fue el primer caza norteamericano con alas en flecha. Este diseño estaba basado en el FJ Fury, que a su vez se inspiró en los aviones alemanes (Messerschmit P-1101) e italianos (Reggiane RE-2007) capturados al finalizar la IIGM. Es justo reconocer que este aparato era inferior al MiG-15 en techo de servicio, en trepada y en velocidad por encima de los 20.000 pies de altura, pero también es necesario decir que el Sabre tenía unas prestaciones increíblemente buenas a bajas altitudes y también mejores capacidades de maniobrabilidad a altas velocidades. Todo esto unido al mejor entrenamiento de los pilotos norteamericanos, le dio a la USAF superioridad frente a los MiG's. La potencia de fuego del Sabre:

  • Seis ametralladoras Browning .50 M3 montadas en el morro, con 267 balas por ametralladora. 
  • La versión M3 de esta venerable Browning disparaba a 1200 rpm, así que el Sabre podía disparar 120 balas (de 12,7 mm o calibre 50) por segundo, durante 13 segundos. Esto da como resultado un peso disparado de 5.8 kg/seg. La potencia de fuego se podría entonces calcular en kilovatios dando un total de 2.203 kW. 
  • El alcance de fuego en el Sabre era de unos 2.000 pies (610 metros) de distancia, pero el colimado de las armas (punto de convergencia de los disparos calculado para el visor) estaba en 1.200 pies (370 metros). En esta distancia el Sabre era mortal. Para aquellos lectores interesados en la armonización de armamento, se puede encontrar el Manual AAF 200-1 en la red.
  • Un armamento identico fue instalado en los Lockheed P-80 Shooting Star (con 300 balas por amatralladora) y en el Republic F-84 Thunderjet. En términos de potencia de fuego y cantidad de kg (masa) disparados la cosa no estaba mal. Pero durante la guerra de Corea, quedó claro que el proyectil del calibre .50 (12,7 mm) era totalmente inadecuado contra los duros y mejor blindados MiG-15. De hecho, muchos de ellos llegaron de regreso a sus bases a pesar de estar hechos un colador. Los norteamericanos hicieron pruebas entonces montando cuatro cañones de 20 mm en varios Sabres. Después de la guerra de Corea, este milimetraje se convirtió en el estándar norteamericano.  
Los MiG-15 sorprendieron a occidente cuando aparecieron en combate sobre los cielos de Corea. Ni que decir tiene que el motor era un derivado británico y que la aerodinámica también provenía de los aviones alemanes capturados, pero ello no era óbice para hacer saber a los occidentales que la Unión Soviética tenía una ventaja en la industria de la aviación militar en aquella época. El MiG-15 tenía mejor trepada, más techo de servicio y mejor velocidad punta a gran altura, pero las evaluaciones hechas después de la captura de varios modelos mostraron también sus debilidades. Una de las cosas positivas que se encontraron los occidentales es que el sistema completo de fuego se podía bajar para su recarga y mantenimiento en tierra. 

  • Modelos tardíos del MiG-15 y MiG-15bis montaban un cañón de 37mm N-37 con 40 balas y dos cañones de 23mm NR-23 con 80 disparos por arma. Los primeros modelos de producción contaban sin embargo con cañones NS-23 que solo tenían la  mitad  de potencia de fuego del NR-23.
  • Los MiG-15bis disparaban siete balas de 37 mm y veintiocho de 23 mm, con una masa total disparada de 0.7 kg/seg y una potencia en la bocacha de 1.872 kW. Si se mantenía apretado el gatillo, la munición se agotaba en seis segundos.
  • Los MiG-15 tenían una visión totalmente diferente de lo que debía de ser la potencia de fuego si la comparamos con la del F-86: grandes cañones con modestas velocidades de salida en bocacha (690 m/seg), munición de alto, poder destructivo. Este armamento es lo que se había pensado en principio para derribar a los  bombarderos B-29, siendo los MiG-15 muy efectivos en ese rol. La USAF se vió obligada a cancelar las misiones diurnas de los B-29, pero este armamento no era el adecuado para derribar a cazas, ya que mezclaba cañones y milimetrajes con pobres características balísticas. Para colmo de males los visores de puntería eran inferiores a los occidentales y el propio MiG-15 no era en si mismo una buena plataforma de armas.
En una tabla comparativa se pueden ver todas estas cosas que decimos:

Nombre del cazaDisparosMasaEnergía o Potencia
(1/seg)
(kg/seg)
(kW)
North American F-86A Sabre
120
5.8
2203
Mikoyan-Gurevich MiG-15
22
5.8
1066

Más allá de toda duda, el mejor armamento en uso por aquellas fechas era una combinación de cuatro cañones Hispano en cualquiera de las dos versiones (American M3 o British Mk.V). Esta combinación ofrecía no solo una alta velocidad de bocacha (muzzle velocity) sino también una alta capacidad destructiva. Sin embargo los dos mejores cazas de la guerra de Corea eran el F-86 y el MiG-15: el armamento del primero poseía una alta velocidad de bocacha, pero carecía de potencia destructiva, el segundo era justo todo lo contrario. Esta situación tan absurda fue le resultado de diferentes prioridades y una falta de conocimiento (...o conocimiento tardío) de la alta importancia que significaba un diseño de un avión de combate con alas en flecha.

Estas y otras lecciones las aprendimos nosotros muy bien años más tarde cuando nos las explicaron en las clases de armamento que se impartían en la Escuela de Especialistas del Ejército del Aire. Por aquel entonces (1981) yo todavía montaba maquetas de estos aviones y me los imaginaba haciendo las más increíbles maniobras de combate cerrado. Creo que todavía debe de quedar alguna en el desván y después de ver esta película igual me la bajo :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario