Aviate, Navigate, Communicate ...y también Mitigate




Aviate

Poder mantener un avión en vuelo, en la forma más elemental, significa ser capaz de mantener el control de las tres aes en inglés: Actitud, Altitud y Airspeed (velocidad). Eso, a su vez, requiere el dominio de lo que se podría llamar el "avión físico", también conocido a veces como habilidades "stick and rudder" en inglés, o controles y timón, que también podríamos traducir como la energía del avión. Todo piloto necesita esos conceptos básicos, y se deben de practicar continuamente, esforzándose el piloto por conseguir la mejor actitud, la altitud requerida y la precisión en el mantenimiento de la velocidad aerodinámica en cada vuelo.
Pero hay más. Los pilotos de hoy también vuelan utilizando una aviónica increíblemente sofisticada y avanzada que es el sello distintivo de los aviones de última generación.



Por lo tanto, los conceptos básicos incluyen tanto las habilidades básicas de control del avión clásico, como las de gestión de la información y gestión de la automatización. De estos conceptos ya hemos hablado muchas veces en Evdlga.

En pocas palabras, la gestión de la información incluye comprender cómo se organiza su Sistema de gestión de vuelo (FMS) para poder encontrar rápidamente la información que se necesita en todo momento. La administración de la automatización es más que "solo" el piloto automático. Debe conocerse en profundidad el director de vuelo, así como las muchas otras funciones que la aviónica realiza por nosotros (por ejemplo, cambiar la sensibilidad del indicador de desviación del curso (CDI)).

Links:

Navigate

Aunque al decirlo me hace sentir como un vejestorio, yo aprendí a volar y navegar a la antigua usanza. A principios de los 90 todavía no utilizaba el GPS, casi ni sabía la teoría. Cuando estaba aprendiendo a volar en Fort Worth (Texas), lo que primero me enseñaron fue el pilotaje y la navegación a estima, y ​​hoy en día mantengo que aquellas habilidades permanecen en la categoría de habilidades fundamentales o fundamentos básicos que todos los pilotos deberían tener.

En cuanto al resto, bueno, cuando planifiqué un vuelo a través del país por primera vez, dibujé el rumbo en un mapa de papel, lo medí con un trazador de plástico transparente (protractor) y usé lo que se conocía entonces como "computadora de vuelo" E6B para calcular la corrección del viento y la velocidad sobre el suelo. Velocidades reales y tiempo estimado en ruta. También aprendí los "conceptos básicos" del VOR y sí, también la navegación NDB. Aunque hoy en día las instalaciones de los NDB van desapareciendo rápidamente rumbo a ser material obsoleto, relegado a figurar en la historia de la aviación como un sistema prehistórico, y muchos receptores de ADF desaparecen de los paneles de instrumentos para pasar a ser navegadores de mapas en movimiento GPS, muchos de los "elementos básicos" necesarios para la navegación aérea han cambiado.


Comunicate


Los conceptos básicos de la comunicación en aviación tal vez hayan cambiado menos, porque al menos por ahora dependemos principalmente de transmisiones de radio verbales. Eso podría estar cambiando con las tecnologías NextGen. Mientras tanto, volver a lo básico en comunicación implica luchar por la máxima precisión y pulir el uso de nuestro lenguaje exclusivo conocido como Aviation-Speak o jerga aeronáutica.

Mitigar

Nadie discute la necesidad de tener sólidas habilidades de pilotaje. Pero numerosos informes de accidentes dan fe del hecho de que ninguna cantidad de destreza básica a la hora de pilotar el "avión físico" puede salvar a un piloto que sin saberlo se aventura a condiciones más allá de las capacidades del rendimiento del piloto y/o el avión. En aviación, la correcta toma de decisiones es un proceso cognitivo que nos ayuda seleccionar un curso de acción a partir de múltiples alternativas. 

La toma de decisiones generalmente tiene cuatro componentes básicos:


  1. Definir el problema
  2. Considerar las opciones
  3. Seleccionar y poner en práctica una opción
  4. Revisar constantemente el resultado
Por ese motivo ahora las autoridades tratan de incluir en los programas de formación de pilotos lo que se conoce como gestión de riesgos. Desde ahora ya se considera esta como una habilidad básica más para los aviadores modernos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

Mi motor crítico...