Malas películas sobre aviación

En la sección de este blog dedicada a la aviación en el cine ya he comentado alguna mala película sobre el mundillo de los aviones. Es una pena, pero en general solo hay algunas pocas buenas películas que narren bien algo sobre el mundo de la aviación. Luego están las malas, las muy malas y los auténticos bodrios.

Pero las cosa sno son tan sencillas. Hay que distinguir entre lo que es un bodrio de película y un bodrio aeronáutico. Son dos cosas bien distintas. Airplane o Aterriza como puedas en español, es una película con una calidad cinematográfica mas bien baja, aunque nos haya hecho reír a mandíbula batiente. Pero si nos preguntamos por lo realmente aeronáutico, en puridad no podemos decir que sea mala, pues no pretende más que parodiar la serie de películas que se iniciaron con el film Aeropuerto. Es simplemente una gran tontería de principio a fin, creada con esa intención de hacernos reír. Existen sin embargo otro tipo de películas calificadas como serias o "thrillers profundos", que si pretenden hacernos creer que todo lo aeronáutico que acontece en el film es creíble.

Hoy por ejemplo, traigo al blog un auténtico bodrio aeronáutico, pero para mucha gente es una buena película de suspense. Se trata de Plan de vuelo: Desaparecida (2005) o Flightplan en inglés.


Jodie Foster, comenzó muy joven en el mundo del espectáculo. Con tan solo 13 años alcanzó su primer éxito cinematográfico en 1976 con Taxi Driver de Martin Scorsese, obteniendo una nominación para los Óscar. Ese mismo año actuó además en Bugsy Malone (lo que le valió dos galardones BAFTA como mejor actriz de reparto y nueva figura prometedora). Foster, muy en su papel de mujer atormentada que tanto le gusta interpretar, da vida a Kyle Pratt, una ingeniera aeronáutica norteamericana más lista que los "ratones coloraos" que, tras perder a su marido en Berlín, decide regresar a su casa de Nueva York con su hija de seis años. De repente (nadie sabe como) la niña desaparece misteriosamente durante el vuelo y ningún miembro de la tripulación o del pasaje recuerda haberla visto subir a bordo. Kyle, que todavía no se ha recuperado de la inesperada muerte de su marido y los tripulantes toman por desequilibrada, intentará por todos los medios demostrar su cordura. 

La escéptica tripulación y los propios pasajeros creen que está como una cabra. La protagonista incluso llega a dudar de su cordura y debe de enfrentarse a la posibilidad de haber perdido la razón. Los hechos parecen demostrar que la niña nunca subió al avión. El capitán Rich (Sean Bean) y el policía de a bordo Gene Carson (Peter Sarsgaard) hacen lo posible por creer a la afligida viuda, pero todo parece indicar que Kyle está como una chota. En un acto de desesperación, Kyle intenta demostrar que su hija está en el avión resolviendo el misterio. En esta película, el avión es una parte importante de la historia. Un avión bestia. enorme. Muy avanzado. Solo hay un problema, y es que este avión no existe en la realidad. A partir de ahí ...todo es posible. 

En la foto superior se ve a Sean Bean dialogando con Peter Sarsgaard delante de un cockpit "inventao". Los comportamientos de la tripulación y las andanzas de esta madre desesperada por todo lo largo y ancho de este super-avión demuestran que los productores y el director no tienen ni pajorera idea de lo que es el mundillo aeronáutico. Tan mal quedan los tripulantes de cabina, que el Sindicato de Asistentes de Vuelo norteamericano interpuso una demanda contra el film por la pobre imagen y la poca profesionalidad demostrada en esta pelí­cula. Un film anodino, intrascendente, plasta, absurdo que contó con un presupuesto de nada menos que $ 55,000,000. ¿Que se podría haber hecho con ese dinero y con un poco más de seriedad e imaginación?

Comparemos ahora este bodrio hollywoodiense con esta otra peli mucho más modesta y también considerada como una mala película:

Angel of the Skies (2013)

Angel of the Skies es una película de bajísimo presupuesto (30.000 $), que obtuvo una puntuación penosa en las webs especializadas en cine. Cosechó malas críticas y desde luego no pasará a la historia del séptimo arte. Pero hay que poner las cosas en perspectiva y no ser tan duro. Para empezar, esta película no está hecha por profesionales.


Se trata de un trabajo amateur de un entusiasta. Su autor es el sudarficano Christopher-Lee dos Santos. Christopher-lee nació en Johannesburgo, el 2 de abril de 1986. Estudió cine en la Escuela Sudafricana de Cinematografía hasta 2008; donde se graduó con su cortometraje At Thy Call. En 2011, con 26 años, dirigió Angel of the Skies, su primer largometraje independiente, del que también fue guionista. Angel of the Skies cuenta la historia de un piloto de la Fuerza Aérea de Sudáfrica, Earl Kirk, interpretado por Nicholas van der Bijl, que se enrola como voluntario en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial. 

Durante una misión de bombardeo es derribado y cae en territorio ocupado por los nazis. El piloto intenta volver a casa enfrentándose a grandes dificultades. Típica y tópica historia de superación valor y penurias durante la IIGM. Este film de guión pobre fue visualmente realzado con mucha GCI. El filme se rodó con una cámara de fotos. Si. Existen cámaras de fotos que tienen la calidad suficiente como para ofrecer un resultado semi-profesional. El proyecto resultó ser más una cuestión personal para dos Santos que vio terminado su producto después de casi 5 años. La mayor parte de la película se completó en el sótano de Chris, donde él mismo hizo todos los efectos visuales y post-producción (edición y montaje). La película se aseguró la distribución internacional y proporcionó a dos Santos la oportunidad de demostrar a los productores sudafricanos lo que podía ser capaz de hacer. Esta aventura cinematográfica es lo que los entendidos llaman "indie movies" o cine independiente en español.

5 años de trabajo, 30.000 dólares de presupuesto, una estupenda cámara de fotos Canon, horas y horas de renderizado en ordenador personal, mucho café y mucho entusiasmo es lo que necesitó este joven y osado cineasta para producir esta película, que comenzó siendo un corto, pero terminó siendo un largometraje. Según su autor fue una gran experiencia de aprendizaje, no sólo como cineasta y narrador, sino también como productor. Una oportunidad de oro para saber cómo funciona la industria del cine. Por muy malas críticas que haya recibido este film, para los que somos aficionados al cine e hicimos nuestros pinitos con una cámara de Super-8 en los 70, este hombre es un auténtico héroe.




Angel of The Skies_UK Trailer from DS Films Entertainment on Vimeo.

Rodada enteramente con una Canon 7d DSLR.



A continuación se puede ver un vídeo en el que se muestra como se hicieron los efectos visuales. Un trabajo de chinos casi sin presupuesto hecho a ratos (...y muchas noches de poco dormir). Los efectos digitales fueron creados en 3 años de puro esfuerzo sin pasar por estudio. Todo hecho de forma casera con dos CPU's Intel i7 940 y toneladas de paciencia.
    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo