Efemérides aeronáuticas: Pa' chulo yo (Thomas Fitz)

Un ejemplo de lo que los antropólogos llaman relativismo cultural. En mi tierra (Asturias) se dice que uno es un auténtico babayu cuando se pavonea o fanfarronea delante de los amigotes con un vaso de vino o "sidrina". Esto mismo es lo que les debió de parecerles a los neoyorquinos que se encontraban en el Bar situado en la avenida St. Nicholas, cerca de la calle 191, al norte de Manhattan en el año 1956.

Todos, incluido el dueño del local, miraron con desdén al intoxicado aeronauta. Se trataba de un voceras llamado Thomas Edward Fitzpatrick (apodado Thomas Fitz). Nuestro amigo tenía una kurda de campeonato y debía de ser muuu babyu, porque con la merluza que llevaba se apostó algo a que era capaz de volar desde New Jersey a New York en menos de 15 minutos. 

Ante los consabidos ¡Anda ya! o ¡Vete a esparragar! en inglés, nuestro héroe contestó también en inglés con lengua de trapo ¡Oz vaiz a enterá todoz vozotroz! Dicho y hecho. Thomas salió haciendo eses del bar y después de pedir perdón a una farola (la confundió con una señorita con la que tropezó) se plantó a las 3 de la mañana...

Puedes seguir leyendo historias como esta en el nuevo libro del Blog

Comentarios

  1. 😂😂😂😂😂😂 ¡¡¡Que grande este tipo!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola don Manuel, me alegra volver a leerle por aquí.
    Una historia muy buena contada con mucho sentido del humor. Me recuerda la de aquel joven alemán que cruzó con su avioneta el telón de acero y aterrizó en la mismísima Plaza Roja. No sé si está esta historia en el Blog, pero si no, convendría recordarla para conocimiento de la gente más joven. Osados los ha habido siempre. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas,
      Muchas gracias :) A ver si tengo un rato y escribo también esa reseña. La recuerdo bastante bien y hay muchos datos en Internet.

      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo