El sistema de aproximación de precisión ILS (parte I)

En aviación siempre se ha dicho que el secreto de un buen aterrizaje es hacer una buena aproximación. A principios del siglo pasado esta fase de vuelo era una de las que creaba más accidentes. Buen ejemplo de ello se relataba en el gran clásico de Howard Hawks de 1939, Solo los ángeles tienen alas. La aproximación finaliza cuando se alcanza el punto de decisión y en ese mismo punto comienza la maniobra de aterrizaje o en su defecto la maniobra de aproximación frustrada.

Tratar de utilizar sistemas como el VOR o el NDB o el VOR/DME, etc. para una aproximación, no siempre garantiza una gran precisión ni cubre todas las necesidades operacionales. Se tardó bastante tiempo hasta que se consiguió un sistema de aterrizaje con suficiente precisión y fiable. Se experimentó, fundamentalmente en los EEUU y en Alemania, con varios sistemas, como el SBA (Standard Beam Approach), que proporcionaba guiado horizontal, pero no senda de planeo. Con el desarrollo de la tecnología se llegó finalmente al ILS.

El sistema de aterrizaje instrumental (o ILS, del inglés: Instrument Landing System) es el sistema de ayuda a la aproximación y el aterrizaje establecido por OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) como sistema normalizado en todo el mundo. Cuando se celebró la reunión de la OACI en Chicago en el año 1946 se determinó incluir este sistema en su Anexo 10 al Convenio sobre Aviación Civil Internacional titulado “Telecomunicaciones Aeronáuticas”. Dicho Anexo entró en vigor en el año 1949. Este sistema de ayuda al aterrizaje basado en tierra permite que un avión sea guiado con precisión durante la aproximación a la pista de aterrizaje y, en algunos casos, a lo largo de la misma. Puede parecer un sistema relativamente moderno, pero el ILS se empezó a estudiar y a utilizar mucho antes de su demostración oficial en 1937.

Ya en los años 20 se hicieron investigaciones serias sobre este sistema en los Estados Unidos y Europa. La posibilidad de crear un sistema que permitiera el aterrizaje de precisión sin visibilidad llevaba elaborándose en la cabeza de los técnicos y científicos desde poco después de que terminara la I GM . En 1928 (Mitchel Field) se iniciaron las pruebas de este sistema en los Estados Unidos. Un joven e intrépido Teniente, de nombre James Doolittle (el mismo que propuso el bombardeo de Tokio), realizó una serie de aterrizajes en septiembre de 1929 sentado en el puesto trasero de su biplano, con la cabina completamente cubierta y guiándose exclusivamente con los instrumentos de a bordo.

Puedes leer el resto del artículo en el libro:
Radioayudas en aviación
Disponible en: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El organigrama de una empresa de transporte aéreo

El sistema EFIS (Electronic Flight Instrument system)