El punto ciego

Para ilustrar el fenómeno relacionado con el punto ciego, el lector puede remitirse a la imagen que presentamos a continuación. Debe taparse el ojo izquierdo, fijar la vista del ojo derecho en el punto de la cruz y acercar la imagen hasta que el avión desaparezca.


Las normas y prácticas recomendadas, establecidas en el Anexo 2 del Convenio de Chicago dicen que: «es importante que la vigilancia ejercida para detectar riesgos de abordaje no disminuya a bordo de las aeronaves en vuelo, sean cuales fueren el tipo de vuelo y la clase de espacio en el que evoluciona la aeronave, y durante las maniobras en el área de movimiento del aeródromo.» 

En algunas clases de espacio, el control aéreo puede dar información sobre el tráfico y los espaciamientos para prevenir los abordajes. Sin embargo, “Ver y evitar” sigue siendo la regla básica, tanto en vuelo visual como en vuelo por instrumentos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El organigrama de una empresa de transporte aéreo

Neumáticos de avión: mucho más que caucho