Categorías ILS y auto-transición



El sistema de aproximación de precisión ILS, del que ya hemos hablado aquí, tiene varias categoría más allá de la CAT I, que normalmente volamos a diario. La mayoría de los pilotos instrumentales se pasa casi toda su vida laboral volando esta categoría de aproximación. La Categoría I, o "CAT I" es la aproximación de precisión más común. Esta modalidad de aproximación nos puede llevar a descender hasta los 200 pies, pero no podemos pasar de ahí. Existen más modalidades que nos pueden dejar más cerca del suelo con garantías de seguridad y precisión.


Una cosa realmente básica que necesitamos recordar es que la categoría de la aproximación ILS se refiere a como de bajo y cual es la visibilidad mínima a la que legalmente puede volar nuestro avión durante la aproximación. Existen un montón más de pequeños detalles, pero en esencia, eso es lo más importante.

Una aproximación no puede continuar a menos que el alcance visual de la pista (RVR) esté por encima del mínimo especificado. Cuando se vuela una aproximación, el piloto sigue la guía ILS hasta que se alcanza la altura de decisión (DH). En DH,la aproximación solo puede continuar si la referencia visual especificada está disponible; de ​​lo contrario, se debe realizar una maniobra de aproximación frustrada.

La legislación define categorías especiales de ILS que permiten situar la DH muy cerca del suelo y un RVR muy reducido (incluso cero). Pero no todos los pilotos pueden hacer uso de estas categorías. Para ello los pilotos deben de estar debidamente cualificados, deben de volar aviones equipados adecuadamente y la operación se debe de realizar en pistas convenientemente equipadas, utilizando sistemas ILS aprobados y certificados.

Para continuar una aproximación ILS sin adquirir referencia visual (tres segmentos) a un DH inferior al estándar de Categoría I (200 pies sobre la elevación del umbral de la pista) y hacerlo cuando se nos informa de un RVR menor que los 550 metros generalmente asociados con la Categoría I, existen:

  • La Categoría II permite un DH no inferior a 100 pies y un RVR no inferior a 300 m;
  • La Categoría IIIA permite un DH por debajo de 100 pies y un RVR no inferior a 200 m;
  • La Categoría IIIB permite un DH inferior a 50 pies y un RVR no inferior a 50 m;
  • La Categoría IIIC es una auto-tierra completa con guía de despliegue a lo largo de la línea central de la pista y no se aplican limitaciones de DH o RVR (en otras palabras cero/cero). 

Esta última categoría no está autorizada generalmente en Europa. La razón principal es debido a los problemas que surgen con las maniobras en tierra después del aterrizaje. Si no vemos nada no podemos ni siquiera sacar el avión de la pista activa, con lo cual esta queda bloqueada.


La tecnología al poder


Los aviones de última generación, como los E-Jet o los CSeries (A220), ya vienen equipados con sistemas que permiten efectuar una transición directa al sistema de aproximación ILS. Esto es así porque la experiencia indica a los ingenieros que el 95% del tiempo en los vuelos comerciales se navega con el FMS y se termina el vuelo con una aroximación ILS. Los fabricantes de aviones han decidido ayudar a los pilotos liberándolos de tener que sintonizar la frecuencia y hacer la selección del QDM manualmente.

En el caso de los E-Jet esta función se llama PREVIEW. Existe un botón dedicado en el panel de guiado (concretamente en el DCP o Display Guidance Panel)  que al pulsarlo sintoniza la frecuencia correcta, selecciona el QDM (curso) correcto y permite ver la indicación del localizador en la pantalla. El piloto solo debe de pulsar el botón APP (Aproach) para que la transición ocurra automáticamente. Todo esto ocurre dentro de los parámetros establecidos para ello en el área terminal.



En los CSeries incluso no existe el botón PREVIEW, los ingenieros han economizado más y el sistema automáticamente efectúa la función "preview" cuando el avión se encuentra dentro de unos parámetros determinados y a una distancia del aeropuerto destino. El piloto lo único que debe de hacer es pulsar el botón de aproximación.

Al igual que en los E-Jet, para poder utilizar esta función se debe de programar el FMS con los parámetros adecuados. Se le debe decir que pista se utiliza y que tipo de aproximación queremos efectuar para que el sistema nos de la auto-transición de forma automática.


Una vez que el avión se encuentra dentro de los parámetros de captura adecuados podemos presionar la función de aproximación. En el PFD que se muestra arriba, se puede ver en el FMA (Flight Mode Annunciator) que tiene este modo armado (APPR LOC1), el avión  dejará de volar FMS (aguja magenta) y pasrá a volar la aguja del localizador que cambiará automáticamente de color cian con raya discontinua a verde con raya continua.





Comentarios

Entradas populares de este blog

El organigrama de una empresa de transporte aéreo

El sistema EFIS (Electronic Flight Instrument system)