Radio navegación Vs navegación estelar

En la antigüedad el hombre miró al cielo para guiarse. Descubrió que había estrellas que no cambiaban de posición (o eso parecía). Los griegos las usaron como puntos de referencia. Otros pueblos aún más antiguos también se dieron cuenta de la importancia de las estrellas para orientarse, pero los griegos dieron un gran paso. Les pusieron nombres y las catalogaron. La Odisea de Homero, por ejemplo, describe cómo las estrellas pueden servir de guía en la navegación y en la Ilíada se hace referencia a constelaciones tan conocidas como la Osa Mayor. Navegar nunca ha sido sencillo, de hecho siempre se ha dicho que la navegación es un arte. La navegación empezó siendo marítima y se definía a menudo como el arte y la ciencia de guiar una embarcación desde una situación de salida (zarpado) hasta otra de llegada, eficientemente y con responsabilidad. Es arte por la destreza que debe tener el navegante para sortear los peligros de la navegación, y es ciencia porque se basa en conocimientos físicos, matemáticos, oceanográficos, cartográficos, astronómicos, etc. A la navegación que utilizaba las estrellas se la llamó navegación celestial o navegación estelar.

Puedes leer el resto del artículo en el libro:
Radioayudas en aviación
Disponible en: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo