viernes, 29 de enero de 2016

La aviación en el cine: Sublime decisión (Command decision) - 1948

En muchos sentidos a "Sublime decisión" no se la puede realmente clasificar como una película "de guerra", sino un film que relata las responsabilidades del mando a la hora de tomar decisiones. En este sentido esta película tiene mucho que ver con aquella otra titulada "El vuelo del Phoenix" y que ya se ha comentado en este Blog. Existe otra excelente película titulada "La tienda roja" (Krasnaya palatka - 1969 ), donde también se exploran las decisiones del mando. 

Sin llegar a tener el poderío visual de estos dos últimos films (la mayoría de escenas de combate son filmaciones documentales de combates reales), la película hace gala de grandes interpretaciones en base a un guión sólido. Sublime decisión se centra más en las relaciones humanas y su complejidad cuando de tomar difíciles decisiones se trata. En cierto sentido se parece mucho a la más moderna película para la TV que interpretara un estupendo Tom Selleck encarnando al General Eisenhower "Ike: Desembarco en Normandía" (2004). En todos estos casos existe una gran contradicción, ya que un líder en estos casos extremos debe de deshumanizarse, pero a la vez nadie puede ser un líder si se es inhumano.

Decía Aristoteles en su teoría sobre el alma que existen diferentes tipos de personas. El genial pensador incluso localizaba la parte del cuerpo en donde debería de residir este "alma", que no era otra cosa que el carácter de las personas. Así pues, el griego decía que los políticos poseían un alma racional que residía en la cabeza, los militares poseían un alma "irascible" que habitaba en el pecho y los artesanos estaban dotados de un alma concupiscible cuyo lugar situaba en el vientre. Algo parecido es lo que se puede ver en esta genial película de la Metro, en la que se nos muestra precisamente estos tres tipos de personalidades.

Van Johnson en representación de la tropa, nos muestra la forma de ser del hombre práctico. Los generales deben de tomar decisiones duras y mandar a sus chicos a la muerte. Los políticos no quieren ver llegar ataúdes a casa, pues no solo es trágico sino que además quita votos. El ardor guerrero choca frontalmente contra el alma racional en el momento de tener que ejercer el mando. Un general que sabe perfectamente el riesgo de la misión. La soledad del mando es lo que narra tambien la otra película que trata precisamente este mismo tema. 12 O'clock high interpretada magistralmente por un atormentado Gregory Peck. Una vez más vemos la contradicción del liderazgo.

Aspectos técnicos

  • Duración 1 h 52 min (112 min)
  • Sonido Mono (Western Electric Sound System)
  • Blanco y Negro (se incluyen tomas de archivo de la época)
  • Relación de aspecto 1.37: 1
  • Formato del negativo: 35 mm
  • Proceso cinematográfico: lente esférica
  • Formato de Cinta Impreso 35 mm

La película es una adaptación de un guión teatral en la que se detecta demasiada retórica y muy poca acción a lo largo de todo el film. Algo que un entusiasta de los efectos especiales (aunque sean antiguos) echará de menos. En la parte positiva encontramos a un Walter Pigeon, que interpreta al Major General Kane y que nos trae diálogos muy interesantes, con referencias filosófico-históricas que harás las delicias de aquellos a los que este periodo histórico les apasione. La presencia de este magnífico actor que ya nos había causado una impresión similar en "Forbidden Planet", es un gran acierto de los productores de la película. 



A pesar de que Walter Pidgeon deslumbra en su papel, es Clark Gable encarnando al Brigadier General K.C. Dennis, quien se lleva la palma. Este es el personaje clave de la película y quien ofrece más posibilidades para poder lucirse a un actor de la talla de Gable. En una de sus mejores interpretaciones, Clark Gable en esta película es el responsable de tomar las decisiones más duras (aquellas que pueden costar muchas vidas). Pero todas las decisiones deben de estar supeditadas a su vez a lo que el alto mando disponga en cada momento y dependiendo de la situación, a menudo menos estratégica y más política. Aunque en la película se señalan los ejemplos del alto mando alemán para mostrar malas decisiones, los aliados también sufrieron ejemplos de lideres corruptos que quisieron salvar su reputación por encima de todo y para ello no dudaron en sacrificar la vida de sus hombres si con ello lograban obtener algún tipo de ascenso o recompensa personal. Aquí hay que hacer mención de una de las mejores películas bélicas de la historia (para mi la mejor en estos temas) se trata de la famosísima Senderos de gloria (prohibida totalmente en España en tiempos de la dictadura) de mi admirado Kubrick.

Un fotograma de la película en la que Gable compara con gran preocupación las actuaciones en velocidad y altitud del espectacular Me-262 con las de cazas aliados. 
La idea fundamental de la historia se teje alrededor del hecho de que el Air Corps descubre que Alemania ha desarrollado un nuevo avión de caza a reacción ultra rápido. Este hecho hace referencia al famoso Messerschmitt Me-262, el cual se muestra en la película solo como una maqueta y algunos planos fotografiados para algún documental de la época. El el film se le apoda al avión como "Lantze-Wolf" y el mando lo considera tan peligroso y avanzado a su tiempo que la Luftwaffe podría volver a ganar con él la supremacía aérea sobre Europa, base fundamental para ganar una guerra moderna. 

El avión se fabricaba y montaba en tres ciudades en el corazón de Alemania. La única opción de retrasar su producción en masa era la "Operation Stitch" ("stich in time" significa ganar tiempo). Se trataba de un plan de ataque de las factorías implicadas por medio de un peligroso bombardeo diurno de precisión. Peligroso porque los alemanes estaban bien pertrechados para le defensa con potentes 88 antiaéreos y una nada desvencijada Luftwaffe que podía (...y de hecho así fue) hacer mucho daño a los aliados. 


File:B-17F Radar Bombing over Germany 1943.jpg
Bombardeo a través de las nubes de los B-17 equipados con RADAR sobre Bremen, Alemania en 1943

En efecto, los bombarderos aliados en aquella época debían de adentrarse cientos de km en el corazón de la Alemania nazi sin escolta de protección de caza (en las etapas finales ya con la protección del P-51 Mustang la historia fue diferente). La RAF mucho más cautelosa bombardeaba de noche y la USAF (mucho más arriesgados) de día. Se le llamó bombardeo de precisión porque con buena visibilidad y volando bajo el bombardeo era mucho más efectivo que el llevado a cabo por la RAF a los mandos del conocido como "carnicero Harris" y su famoso "carpet bombing" (arrasar con todo sin importar la matanza de la población civil - ver como dejaron Dresde los muy animales- ). 

File:Attack on Hamburg.jpg
Los Avro Lancaster del grupo N°1 masacrando Hamburgo en la noche del 30 al 31 de enero de 1943

En la película, el General Dennis debe de decidir si debe de iniciar esta operación teniendo en cuenta las grandes bajas que se calcularon iban a sufrir en condiciones normales pero ahora teniendo en cuenta que el nuevo caza podría hacer aumentar considerablemente estas perdidas haciéndolas quizás inaceptables, no solo desde el punto de vista estratégico, sino desde el punto de vista moral y político. 


Por el año en el que se hizo, la película se toma ciertas libertades históricas, ya que solamente después de que se evaluara la amenaza real del ME-262 una vez terminada la contienda, se podría haber tenido en cuenta el verdadero potencial estratégico de este caza hábilmente pilotado por los ases Alemanes. En realidad Hitler insistió en que este aparato fuera utilizado como bombardero y no como caza, con lo que el impacto real de este "arma secreta" fue mucho más bajo de lo que podría haber sido. Al final (ironías del destino) el famoso caza a reacción tuvo un impacto insignificante debido más a la absurda decisión de un loco que no se dejaba aconsejar por sus generales, que a los bombardeos para limitar su producción. Que se lo cuenten ahora a las familias de los caídos en combate por esta "causa"... 

Diferencias y similitudes entre Command Decision (CD) y Twelve O'clock High (TOH)

  • Ambas películas tratan de la campaña de bombardeo estratégico de la USAF en Europa en 1943. Ambas películas se hicieron en la década de 1940 y el objetivo era contar la historia de los hombres de la octava Fuerza Aérea que lucharon (...y murieron) en esta campaña. 
  • Con el fin de formar parte de una tripulación aérea, todos sus componentes tenían que cumplir con los más altos estándares físicos y mentales. Todos estos hombres representaban lo mejor de su generación.
  • Almas en la hoguera (TOH) trata tanto de la acción en el aire como de los retos que debe de asumir un líder ejerciendo el mando en soledad tanto en tierra como en el aire.
  • Sublime decisión (CD) se centra en los retos de liderazgo y los desafíos políticos de mando de las unidades en tierra.
  • TOH es probablemente una historia más emocionante, ya que incluye una gran cantidad de escenas de vuelo. sin embargo hay mucho más diálogo y frases importantes en CD.
  • Cuando yo era joven (<35), TOH era uno de mis películas favoritas de aviación en la II GM. A medida que fui haciéndome mayor, he aprendido a apreciar más a CD.
Para aquellos a los que les guste este tipo de películas se puede recomendar otras películas similares desde otros puntos de vista.

Desde la perspectiva de las tripulaciones:

"The Memphis Bell" (1990) http://www.imdb.com/title/tt0100133/

Desde el punto de vista de la unidad:

"Above and Beyond" (1952) http://www.imdb.com/title/tt0044324/

Curiosidades

Clark Gable se alistó en las U.S. Army Air Forces despueds de que su mujer Carole Lombard muriera en un accidente de aviación mientras asistia en la venta de bonos de guerra. Cuando Gable se graduó salió con el empleo de alférez y terminó su carrera militar con el grado de comandante. Se le entrenó como oficial antiaéreo de abordo y fue galardonado con la "Distinguished Flying Cross" y la "Air Medal" por sus cinco misiones sobre la Alemania nazi, volando desde Inglaterra con el 351st Bomb Group (Heavy). El propio Hitler ofreció personalmente una recompensa a aquellos (pilotos o antiaéreos) que derribaran el avión de Clark Gable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario