Ahorrar costes, el caso Crandall

La idea de ahorrar costes es tan antigua como la aviación misma. Uno de los ejemplos paradigmáticos es el de Robert Crandall. A poca gente le sonará ese nombre, pero fue una persona que introdujo innovativas formas de ahorro en las operaciones aéreas. Crandall era el presidente de American Airlines a finales de los 80 y enseguida se dio cuenta de que en aviación, pequeños cambios pueden originar grandes ahorros en la operación de aeronaves. Crandall fue el responsable de quitar una aceituna en cada una de las ensaladas que se servían a los pasajeros de primera clase.

Esto ocurrió en 1987, y con esta medida, se logró reducir los costes de operación de American Airlines en unos 40.000 dólares al año. Esta decisión pasó desapercibida a los pasajeros, quienes nunca se dieron cuenta de que se les servía una aceituna menos y logró unos ahorros que hoy en día son un caso de estudio en muchas compañías.

Crandall hizo muchas otras cosas para impulsar American Airlines, entre ellas el novedoso e imaginativo sistema de reservas conocido en el mudo como SABRE. El sistema SABRE fue una innovación de automatización informática que facilitó el proceso de reservas de billetes. Antes de la implementación de SABRE, cada billete comprado requería que varios empleados determinaran si ya se había vendido un asiento determinado.

Este nuevo sistema se convirtió en un componente clave del éxito financiero de American. El sistema facilitó la reserva de viajes, posibilitó las reservas de última hora y permitió a los consumidores comprar billetes con descuento por adelantado, lo que benefició a las compañías aéreas al mejorar su flujo de caja. Crandall también creó el primer programa de viajero frecuente de la industria, AAdvantage.

Curiosamente, a pesar de todas estas cosas, Crandall pensaba que la industria de las aerolíneas no era una buena inversión. Dijo de ella que era un "negocio desagradable y podrido" y que no generaba dinero. Como resultado, disuadió a sus empleados de comprar acciones en compañías aéreas y él mismo ha afirmado en muchas ocasiones que jamás invirtió un solo dólar en ellas. En casa del herrero cuchillo de palo...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Sistema de detección de fuego y extinción

"Compressor stall" en el TF 30 del F14 A