Motores de dos tiempos en aviación

Este ingenioso motor no se utiliza en los aviones comerciales de la actualidad.

Casi todos los motores de pistón montados en los aviones de una cierta categoría son motores de cuatro tiempos, con una carrera de explosión por pistón cada dos revoluciones del cigüeñal y una gran cantidad de intrincadas piezas móviles que aparentemente podrían fallar.

Los motores de dos tiempos, por el contrario, tienen una serie de características que parecerían convertirlos en excelentes opciones para su uso en aviación: 

  • tienen una carrera de explosión por pistón por revolución del cigüeñal, el doble que un motor de cuatro tiempos
  • también tienen mucho menos piezas móviles, lo que los hace más pequeños y ligeros que los motores de cuatro tiempos del mismo tamaño y número de pistones
  • estos dos factores anteriores dan lugar a una relación peso/potencia extraordinariamente alta, mucho mejor que la de un motor de cuatro tiempos comparable. 
  • La misma simplicidad mecánica que contribuye a su alta relación peso/potencia también los hace más baratos de construir y adquirir, y (en igualdad de condiciones) son más fiables que los de cuatro tiempos.

La mayoría de los motores de dos tiempos se lubrican mezclando aceite con combustible en lugar de utilizar un cárter de aceite tradicional; esto les permite operar en cualquier posición, incluso boca abajo. La única desventaja de los dos tiempos es su mayor consumo de combustible y mayores emisiones, pero: un buen diseño podría compensar estos problemas.

Hubo varios aviones que llevaron motores de dos tiempos. El motor alemán Junkers Jumo 204 fue uno de estos. Este motor, además, tenía la particularidad de que era diésel. Para saber más sobre la interesante historia y funcionmiento, merece la pena ver este vídeo de Máximo Sant donde habla  de forma muy amena sobre los motores de dos tiempos.

Las razones por las cuales estos motores no se utiliza en aviación comercial son varias:

  • Alto consumo específico de combustible. Casi al nivel de los turbohélices, pero sin la fiabilidad de estos. Ya puestos se podría pensar en operar con turbinas, que además ofrecen mejores prestaciones.
  • Poca fiabilidad. Son muy sensibles al ajuste y la sincronización. Un motor de avión de pistones de 4 tiempos funcionará con todo tipo de problemas.
  • Se desajustan muy rápidamente, como un tractor o un motor industrial. No es algo que se pueda asumir en aviación comercial.

Por contra, los 2 tiempos se utilizan mucho en el mundo del ultraligero, donde dan bastante buenos resultados teniendo en cuenta el tipo de utilización que se les da. El único motor de avión de 2 tiempos que se acercaría a la fiabilidad de los motores de 4 tiempos sería el Rotax 582, pero solo se acerca. Estos motores son fiable durante unos cientos de horas. 

Los 2 tiempos son populares en el mundo ultraligero porque son baratos y tienen una relación peso/potencia superior. Casi obtienes la potencia de una turbina al peso y con un precio mínimo, y por ese motivo muchos usuarios dicen que vale la pena vivir con la poca fiabilidad que ofrecen.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo