jueves, 28 de julio de 2016

F-22 Raptor Vs F-35

El congreso de los Estados Unidos se está replanteando reabrir la cadena de producción de los F-22 Raptor. La razón bien pudiera ser que el F-35 no es todo lo que se esperaba y de alguna manera ha resultado insuficiente para mantaener la supremacía aérea de los Estados Unidos en caso de conflicto. ¿Es por ello por lo que este avión -el primero con características stealth- se ha autorizado a la exportación? Vamos a analizar como son estos dos aviones.


Capacidad stealth

Vistos de frente ambos aviones tienen una RCS (radar cross-section) muy parecida. Ambos se pueden acercar mucho (dentro del alcance de sus armas) a los cazas enemigos o a las baterías de misiles tierra-aire (SAM) antes de ser adquiridos por los radares enemigos. El F-22 disfruta de una pequeña ventaja y puede acercarse todavía un poco más que el F-35. Esta ventaja se incrementa cuando los radares enemigos cambian el modo de búsqueda. En el F-22 se ha seguido un diseño stealth "ortodoxo", mientras que en el F-35 se pueden encontrar más desviaciones y existen áreas con partes curvas y contra curvas, que reflejan la radiación mucho más que si fueran plaquetas planas. Según los analistas especializados también su tobera y saluda de gases en general es menos "stealth" que la del Raptor. Muchos expertos consideran a demás que si el F-35 maniobra y se coloca en una posición en la que su RCS supere el valor de la RCS frontal (RCS mínima), a esos ángulos su detectabilidad aumenta y la distancia a la que puede ser localizado por los radares enemigos lo hace en un 80%.

En el F-35 se pueden encontrar más desviaciones que en el F-22 y existen áreas con partes curvas y contra curvas, que reflejan la radiación mucho más que si fueran plaquetas planas.

Sensores

En combate BVR (Beyond-Visual-Range) o más allá del alcance visual, el F-22 complementa su excelente capacidad stealth con la de su sobresaliente radar APG-77 de la casa Northrop Grumman. Se trata de un sistema AESA (active, electronically scanned array), compuesto por más de 2.000 modulos TX/RX (transmisores/receptores), con los que este radar puede detectar y seguir objetivos de 1m cuadrado de RCS desde una distancia de 150 millas. Este radar además está dotado de una tecnología ultra moderna denominada LPI o low-probability-of intercept, que le capacita para poder emitir sin ser detectado. Para ello el sistema cambia la frecuencia del radar a una velocidad superior a las 1.000 veces por segundo, haciendo muy difícil para los adversarios interceptar sus transmisiones. El radar del F-35 es también un Northrop Grumman, pero con la denominación APG-81. Este radar es una evolución del APG-77, pero con un AESA dotado de 1.200 módulos. La distancia a la que se puede detectar un objetivo varía con la raíz cuadrada del tamaño de su antena y la raíz cuarta de su potencia de emisión (principio básico de cualquier radar), de acuerdo con varios expertos, los módulos de transmisión y recepción del APG-81 son mejores que los del APG-77, pero con todo y con eso se cree que el radar del F-35 tiene un alcance del 75% comparado con el del F-22. Ambos aviones están equipados con unos sofisticados sistemas integrados de guerra electrónica (EW o Electronic Warfare) y comunicaciones. El F-22 es capaz de detectar las transmisiones de radio enemigas desde una distancia de 290 millas. El F-35 se estima que tiene una capacidad similar, pero está dotado de menor número de antenas. Ambos radares APG-77 y APG-81 tienen (se sospecha que tienen) capacidad de interferencia o jamming y ambos aviones pueden comunicar con otros aviones del mismo tipo por medio de un sistema de enlace de datos con baja probabilidad de ser detectado (PLI link). El F-35 posee además un sistema avanzado de enlace de datos multifuncional equipado con más sensores y capaz de compartir más información que el Intra Flight Data Link del F-22. Ambos aparatos no pueden comunicarse de forma stealth con otros cazas que no sean del mismo tipo.

Prestaciones

El F-22 tiene un techo de servicio y una velocidad superior a la del F-35. El F-22 tiene la habilidad de volar en régimen de "super-crucero", a una altura de 65.000 pies y Mach 1.7 sin post-quemadores (post-combustión), lo cual le protege por partida triple: merma el tiempo de reacción del enemigo en caso de ser detectado, incrementa el alcance de sus armas al poder lanzarlas a mayor altitud y velocidad (mayor energía) y finalmente, protege al F-22 en la retirada, haciéndolo más difícil de alcanzar por misiles que potencialmente lo persigan. El F-35 no puede volar en régimen de super-crucero y su techo de servicio se queda en 55.000 pies.

Combate cerrado

El F-22 se diseño desde el principio como un caza puro de superioridad aérea, por lo que en este sentido el F-22 muestra un mayor nivel de capacidad de maniobra o ACM (Air Combat Maneuvering). Esto incluye el uso de motores vectorizados (thrust-vectoring engines), alto ángulo de ataque (sin límite) sostenido, relación peso-potencia de 1.28 y una carga alar de 45,7 kg/m cuadrado. El F-35 no tiene motores vectorizados, el ángulo de ataque se limita a 50º, su relación peso-potencia es de 0,92 y su carga alar es de 60,4 kg/m cuadrado. Estos valores no tienen en consideración la capacidad de sustentación creada por el fuselaje, pero son valores muy importantes para predecir la capacidad de maniobra de un caza. No hay duda de que el F-22 tiene una mayor ACM que lo hacen ideal para la superioridad aérea, pero lo que no está tan claro es la capacidad de autodefensa del F-35 en combate cerrado (dog-fight). Aviones muy rápidos, como los veteranos Boeing F-15 y Lockheed F-16 o aviones de nueva hornada como el Eurofighter Typhoon poseen mejores regímenes de giro, trepada y aceleración. Para compensar esta desventaja, aviones más lentos como el F/A-18, el F-35 o el Sukhoi Flanker tienen la capacidad de mantener altísimos ángulos de ataque y capacidad de maniobra para poder apuntan con el morro del avión al enemigo. En enero de 2015, un piloto norteamericano pudo,comprobar las maniobras de alto ángulo de ataque en un F-35A e informó de algunas limitaciones serias. Durante comienzos del 2016 un piloto de pruebas noruego hizo unas afirmaciones parecidas, pero hay que tener en cuenta que el avión continúa evolucionando y sus sistema de control de vuelo y sus tácticas están siendo revisadas. Por todo ello todavía es muy pronto para poder sacra conclusiones claras.


Otra cuestión relacionada con lo anterior es la de si el combate cerrado sigue siendo un paradigma básico o bien la importancia de este ha quedado subsumida por el nuevo interés que muestran los estudios especializados en el combate BVR. Parece ser que existe un cambio de paradigma en ese sentido, pero incluso en situaciones de combate dentro del rango visual, los últimos estudios demuestran que salir ganador en estos encuentros no depende tanto ya de la capacidad de maniobra del avión cuanto la antelación para detectar visualmente al enemigo (situational awareness). En multitud de ejercicios simulados el perdedor no vio venir a su oponente. En este sentido, el F-35 está dotado de un sistema de apertura distribuida (DAS) que consta de 6 cámaras infrarrojas de onda media que cubren los 360º. Esta información de vídeo y alertas de amenazas se muestran al piloto del F-35 en el visor de su casco. Por todo ello el F-35A muestra en este campo una clara superioridad con respecto al F-22. Este avión no cuenta con DAS y no estará equipado con el sistema de visión en el casco del piloto hasta el año 2020.

Armamento

Mayor preocupación que la maniobrabilidad en el F-35 es la capacidad de llevar armamento dentro de sus bodegas internas. Para este modelo no existen planes de equiparlo con el AIM-9 Sidewinder de corto alcance. El avión podría llevar esto misiles en pilones exteriores, pero ello haría que se incrementara su RCS enormemente. Según los últimos estudios, en un escenario con gran cantidad de amenazas es preciso que los aviones stealth lleven las armas dentro de sus bodegas internas. El F-35 puede llevar en su interior 4 AIM-120 (AMRAAM), los cuales podrían incrementarse hasta un total de 6. Cuenta además con un cañón interno, pero si lo comparamos con el F-22, este (además del cañón interno) puede llevar 6 AMRAAM y 2 Sidewinders.

Ataque

Para las misiones de ataque al suelo, el F-35 cuenta con un par de ventajas. Cada JSF tiene un sistema electro-óptico interno para captar blancos, además cuenta con el sistema DAS, el cual provee al piloto con visión infrarroja de objetivos, los cuales pueden ser ampliados enfrente de los ojos del piloto. Además su radar APG-81 con apertura sintética SAR puede producir imágenes de altísima calidad en las pantallas de abordo. El F-22 cuenta únicamente con el SAR. El F-35A puede llevar 2 bombas de 2.000 libras transportadas en las bodegas internas, mientras que el F-22 se limita a dos bombas de 1.000 libras. En ambos aviones se pueden transportar también 8 bombas de pequeño diámetro para la destrucción de las defensas enemigas.


Alcance

Si el F-22 tiene algún punto débil este es su alcance. Según el departamento de defensa norteamericano, el F-22 tiene un alcance de 1.850 millas sin regreso, cargado con 2 tanques externos de combustible. Con solo sus tanques de combustible interno se cree que el radio de combate de este caza es de 530 millas, incluyendo 150 millas en régimen de "super-crucero". Esta distancia se incrementaría a unas 680 millas si el régimen de crucero se hace en subsónico todo el tiempo. El F-35A, con un solo motor y 250 libras más de combustible le otorgan un radio de acción de 720 millas según el SAR de diciembre del 2015 (Selected Acquisition Report del Pentágono). Los especialistas especulan con la posibilidad de que ambos aviones puedan operar con tanques extra de combustible, pero se admite que en condiciones reales de guerra ninguno de los dos aviones llevaría tanques externos, ya que incluso al ser eyectados, los pilones permanecerían bajo los planos reduciendo la capacidad stealth.

Coste

El segundo punto flaco del F-22 sería su coste de adquisición y de operación. En el año fiscal 2016, el valor de adquisición este aparato rondaría los 230 millones de dólares. Para el JSF F-35A el precio de adquisición estaría en los 100 millones de dólares. El Raptor cuesta casi dos veces más que el F-35 en cuanto a las operaciones de vuelo y mantenimiento. El coste operacional medio por hora de vuelo (OCPFH) es de 57.100 dólares del año 2016. El F-35A por su parte tienen un OCPFH de 31.600 dólares. Aunque el OCPFH del F-22 sea mayor, este puede hacer el mismo trabajo con menos número de aparatos. El General Mike Hostage, antiguo comandante en jefe del mando aéreo de combate ha sugerido que podría implicar la operación de ocho aviones F-35A poder destruir un objetivo determinado, mientras que esto podría ser llevado a cabo por solo dos Raptor. La razón básicamente se explica en el texto. El F-35 es más vulnerable al ser atacado desde atrás y en el combate cerrado. Una vez efectuada la operación y de vuelta a la base, el F-35 tiene una RCS mayor, lo que lo hace más susceptible a ser derribado por baterías SAM que lo buscarían para destruirlo tras el ataque. Si hubiera cazas enemigos en la zona se les daría aviso para perseguirlo y el F-35 no tiene la capacidad de maniobra, ni el techo ni la gran velocidad de un Raptor para poder escapar. Si fuera alcanzado por sus perseguidores, el F-35 estaría en desventaja.

5 comentarios:

  1. Entonces la flota debería ser mixta ? Perdona mi ignorancia Manuel, cada cual tiene sus ventajas y desventajas... Soy una apasionada del tema,pero entiendo bien poco.
    Un grato saludo desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu, muchas gracias por tu comentario. En realidad es muy buena pregunta, porque de responder convenientemente a esta pregunta depende buena parte de la política de defensa del país de que se trate. En españa se compró el F/A-18 porque cumplía muy bien ambos cometidos (caza y ataque), pero evidentemente no era el mejor caza (el F-16 era mucho mejor) ni el mejor bombardero (el Tornado era más completo en este papel), pero el F-18 era un compromiso muy bueno Desempeñando ambos papeles. Países como Estados Unidos se pueden permitir tener de lo bueno lo mejor y de lo mejor lo superior... otros países deben de hacer muchos cálculos e intentar encontrar un equilibrio sin destrozar el presupuesto.

      Un cordial saludo
      Manuel

      Eliminar
  2. Quise decir : cada modelo tiene sus ventajas y desventajas

    ResponderEliminar
  3. Manolo:

    Hace años leí un comentario un tanto humorístico, pero no exento de cierta razón, a propósito del F-111 (que en buena medida es un precedente de lo que está pasando con F-35, "chico para todo carísimo"). Y es que, según se decía, buena parte de los problemas del "triple uno" se habrían solucionado si en vez de asignarle la "F" de "fighter" le hubieran asignado la "A" de "attack". Así no se habrían creado expectativas en torno a lo que en realidad no era un caza, sino un avión de ataque (o incluso un bombardero ligero, véase si no el FB-111). Así que, mutatis mutandi,en el caso del "Lightning II", quizás no habría que llamarlo "F-35" a secas, sino EARF-35A/B/C/G; de esta manera quedaría claro que no hay que esperar de él las prestaciones de un caza puro, y sí, por contra, las de un avión de ataque, reconocimiento, guerra electrónica y SEAD.
    Como colofón anecdótico a mi frivolidad del párrafo anterior, puedo añadir que los pilotos del F-111 se enfadaban mucho si les decían que su avión era un bombardero, ellos eran "pilotos de caza" (lo cual, quizás, podía ser cierto en cierta medida en el caso del F-111B naval, pero de los otros, no sé, no sé...).
    Un saludo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muy bueno y desde luego no le falta razón a tu comentario Pablo!

      Comparto la idea. Desde luego el F-35 es algo muy diferente a lo que se entiende por un caza puro. Existen multitud de foros en los que se discuten cosas como esta (a veces entre insultos y descalificaciones) y lo comparan con otros aviones superiores en diferentes roles. Queda claro que en muchas comparaciones el F-35 sale perdiendo, pero ya me gustaría ver a una comparativa del F-35 (con todo su potencial al 100%) con un Erofighter en misiones de supresión de defensas, por poner un ejemplo :)

      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar