domingo, 14 de febrero de 2016

Operaciones aéreas: la operation Salomón

El mayor número de pasajeros transportados nunca en un avión comercial fue realizado por El Al con un Boeing 747 durante la Operación Salomón.

La Operación Salomón fue una operación militar israelí que permitió en 1991 rescatar a los judíos de Etiopía y llevarlos hacia Israel. Esta operación fue la inmigración más importante de la comunidad Beta Israel ("falashas" o extranjeros judíos de origen etíope) hacia su nuevo hogar nacional, mucho más grande que la Operación Moisés y la Operación Josué.

El régimen etíope de Mengistu Haile Mariam fue desestabilizado por rebeldes de Eritrea y Tigray en 1991. Varias organizaciones judías así como el Estado de Israel entonces se preocuparon por la suerte de la considerable comunidad judía que vivían en Etiopía, cuya emigración en masa fue dificultada hasta entonces por el régimen de Mariam. El debilitamiento y la disminución del poder del régimen africano presentó una prometedora oportunidad para que los Beta Israel pudieran realizar su Aliyá y así poder emigrar a Israel, según un plan ya ideado desde 1990.

En el año anterior el Gobierno de Israel y las Fuerzas de Defensa de Israel, conscientes del empeoramiento de la situación política de Mengistu Mariam, realizó planes encubiertos de transporte aéreo para el traslado de los judíos etíopes hacia Israel. Esto se convirtió en la mayor emigración de Beta Israel hasta la fecha.

El 24 de mayo de 1991 y en tan solo 36 horas, 34 aviones de la compañía aérea israelí El Al realizaron 40 vuelos y se relevaron para transportar a 14.310 judíos Beta Israel desde Etiopía a Israel. En un solo Jumbo Jet se pudieron transportar hasta 1088 personas de una sola vez (más del doble de la capacidad normal de un Jumbo). 

Al principio los planificadores contaron con poder llevar solamente a 760 pasajeros, pero al darse cuenta de lo delgados y ligeros que eran finalmente (quitando asientos) se las arreglaron para embarcar a 1086 pasajeros. El avión aterrizó con 2 pasajeros más ya que dos bebés nacieron en pleno vuelo. Curiosamente estos niños nacidos en vuelo ya no forman parte de la comunidad Beta Israel, sino que son ciudadanos Israelís de pleno derecho simplemente porque el avión es suelo soberano (derecho aéreo). 


Esta operación aérea con el nombre en clave de "Operación Salomón" había sido planeada meticulosamente durante varias semanas por el servicio secreto (Mossad) con la ayuda de los Estados Unidos y su gabinete diplomático. El propio presidente Bush intervino personalmente con la petición al Gobierno etíope para el permiso de sobrevuelo aterrizaje y transporte aéreo. La Agencia Judía para Israel y El Al, la aerolínea nacional de Israel, ayudó a coordinar toda la operación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario