viernes, 20 de febrero de 2015

Las unidades de medida en aviación: una historia divertida para Paco yPepe :)


No hace mucho, me encontraba dando clase cuando uno de mis alumnos me hizo una pregunta curiosa. Mi alumno quería saber cual era la capacidad de ventilación de la bodega de carga delantera, donde está autorizado el transporte de mascotas, pues se encuentra presurizada, además de ventilada. Mi alumno estaba muy preocupado porque, aparte de piloto, es un gran amante de la naturaleza y de los animales.

En el momento en que me hizo la pregunta le dije que hasta donde yo sabia el transporte de mascotas en cabina era posible siempre y cuando los animalillos no superaran unas ciertas dimensiones y fueran animales de compañía, (...y no, un alacrán no es un animal de compañía). Para saber un poco más sobre estas condiciones se puede visitar esta página de AENA.

Al final todo queda en manos de las compañías aereas, por ejemplo IBERIA no permite el transporte de animales de la familia de los mustélidos (hurones, martas, etc..), pero si gatos, tortugas y pájaros, por poner un ejemplo. Aparte de la documentación legal y sanitaria, los animales podrán ser aceptados en cabina siempre y cuando no superen los 8 kg de peso con el transportín o bolsa de transporte incluida. Pero mi alumno insistía en que a lo que a el le interesaba era saber la capacidad real de ventilación de la bodega de carga, pues su perro superaba los 8 kg. con creces.

Me puse a buscar en la documentación técnica del avión y descubrí que la bodega de carga del EMBRAER 190 está equipada con unos ventiladores eléctricos que generan un flujo de ventilación "suficiente para poder mantener con vida a cuatro grandes perros". Tal cual. Os podéis imaginar la cara que se me puso. Yo pensando en unidades tipo BTU, Julios o Watios... y según el fabricante del avión la unidad de flujo de ventilación de una aeronave supersofisticada de ultima generación era medida en "perros grandes". En fin, la cosa me pareció tan divertida que empecé a pensar que por qué tenían que ser perros, ¿por qué no tomamos como unidad 200 canarios? ¿...o un camello? Me estaba partiendo de risa, así que seguí investigando un poco más sobre el tema. No me podía creer que existiera ese tipo de unidad en la aviación moderna. Por otra parte, pensaba para mi, "si hay algo en esta vida que está regulado, eso es precisamente este mundillo de la aviación". Finalmente encontré la respuesta en la legislación alemana. 

Los alemanes, tan ordenados como de costumbre, tienen legislación para casi todo. Por lo visto la Ley germana tiene perfectamente definido lo que se considera un "perro grande" (más de 40 kg de peso, pelo de un determinado tipo y largo, etc, etc.). Al parecer la Organización de Aviación Civil Internacional tomó como base esta legislación ya establecida por los Teutones, para incorporarla a las normas aeronáuticas. Así que sí, la unidad de "perro grande" existe en aeronáutica y es tan válida como la cantidad de microvóltios necesarios para desenganchar el piloto automático.










No hay comentarios:

Publicar un comentario