La aviación en el cine: Dunkerque (2017)


- Ojo, que puede haber spoilers - 

El otro día fui a ver Dunkerque con mi hermano. A él no le gustó y a mí me entretuvo, que dados los tiempos que corren, no es poco. Dunkerque no es una película de guerra al uso. Es una cinta de acción desde su comienzo hasta el final. En ella participan como actores Tom Hardy, Kenneth Branagh, Cillian Murphy y Harry Styles. Se trata de la archiconocida Operación Dinamo, narrada desde una óptica distinta. La película nos plantea tres escenarios, cada uno en un espacio temporal distinto, aunque todas las historias ocurren a la vez. Tres historias condenadas a converger a una semana, un día y una hora del llamado milagro de Dunquerke. La idea de su director es la de reconstruir los entresijos que generan el impulso de supervivencia. Es pues, un ejercicio sonoro, visual y de puesta en escena, que no una película histórica o bélica. Y así es como debe  de verse si no queremos que nos defraude, pues tiene muchos errores y muchas imprecisiones históricas...


Puedes leer más en el libro dedicado a la aviación en el cine:


También se puede pedir en papel aquí:

Comentarios

  1. Manolo:
    Muy interesante tu análisis, que se añade a toda la información que voy recibiendo de esta película ,que aún no he visto, pero no me importa, porque ya que se como acaba...Creo que tú observación de que no es una película histórica ni bélica es la clave, debe de tratarse de una experiencia cinematográfica lo que propone Nolan ( con esa integración de imagen en gran formato y "trampas sonoras" que tú apuntas); pero a mi, que soy un antiguo, me siguen gustando las películas "clásicas" que se ajustan a las normas del género que sea, que cuenten una historia, con sus convenciones y, a ser posible, con la mayor exactitud posible. Por muy inmersiva que sea la experiencia, las inexactitudes técnicas acaban con mi suspensión de la incredulidad y me impiden meterme en la historia, así que, no me la dan con Buchones, ni con destructores de la Guerra fría (erizados de radares y con piezas de 100mm y cañones de pega) ni con grúas de contenedores,aún cuando sienta debilidad por los Spitfires. Además,la pretendida pureza al usar muy poco la CGI parece ser que no ha ayudado a darle credibilidad, pues si bien en algunas películas su abuso abruma, aquí, al parecer, no habría estado de más, por lo que dicen ( no se si tu me lo puedes confirmar) se ven pocos soldados y pocos barcos, donde los hubo por miles y por cientos respectivamente. El director, seguramente, lo justifica por el tipo de film que ha querido hacer,pero yo vuelvo a mis manías...

    No obstante, si puedo, iré a verla( aunque no será, ni mucho menos, en formato IMAX); aunque con todos estos antecedentes no sé si podré superar los prejuicios que se me han formado. Ya te contaré.
    Un saludo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo,

      Efectivamente yo también soy de los tuyos. En mi familia parece que todos coincidimos. La opinión de mis hermanos está en línea con lo que venimos diciendo:

      Técnicamente está muy bien hecha, pero el guión es flojo. Parece más una serie de tv que un largometraje.

      Para mi gusto el principal fallo que le veo es que no te identificas con los personajes, todos son muy planos. Se intenta contar varias historias pero los relatos se interrumpen cuando más intensidad comienzan a tener. Al final aunque se intenta establecer nexos de las historias lo que se consigue es un batiburrillo.

      En fin..., los puntos buenos son el sonido y la ambientación. El empeño del director de no usar asistencias digitales en algunas escenas le juega malas pasadas. En la primera línea de playa salen unos edificios que hasta los críos protestan. El ataque de los Stukas ululantes está logradisimo. En fin, lo de siempre, es una pena que con los medios y el presupuesto que hay hoy en día no se construyan pelis con unos guiones mas elaborados.

      ----- Hasta aquí la opinión de mi hermano. Mi otro hermano es más crítico todavía y sus palabras y cabreo no son reproducibles aquí Jajaja.----

      Por otra parte estuve hablando con mi compañero británico y claro está, a él se le caía la baba. Perdonaba todos los errores posibles y se sentía plenamente identificado con todo lo que se contaba (y como se contaba) en la película. En fin, para gustos hay colores ...y para colores flores.

      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar
  2. Hola,
    A mí en general me ha gustado, sobre todo porque no hay salsa de tomate, ya comenté en otro blog que me había parecido un documental. Pero, lo que sí me llamó la atención fueron los edificios a pie de playa, hasta demasiado modernos los vi y sin un rasguño ¡¿en una zona de batalla?!
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, muchas gracias por tu comentario.
      Efectivamente, tiene momentos en los que se asemeja más a un documental. De hecho la idea de la película en la mente de Nolan era la de rodarla sin guión alguno. Cuando le contó la idea a su mujer, que también es productora, le dijo que eso no iba a funcionar. Nolan lo reconsideró y filmó esta película, que no se puede decir que sea bélica/histórica, sino más bien un ejercicio muy creativo de como crear tensión en los espectadores. La solución era narrar algo muy agobiante, aunque históricamente se tome varias licencias (lo del pueblo de Dunkerque es una de ellas). En general a mi también me entretuvo, pero está lejos de ser los que se esperaba de ella para las personas que querían un film mejor documentado.
      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

El organigrama de una empresa de transporte aéreo