viernes, 17 de febrero de 2017

Reglas de oro: del PNF al PM

La gran mayoría de los modernos aviones comerciales requieren un mínimo de dos pilotos. Aunque parezca una nimiedad, esto es algo muy importante (y es una limitación más de la aeronave, tal cual pueda ser la altura o la velocidad máxima). Cuando dos pilotos forman la tripulación de un avión de ala fija, el comandante de la aeronave, que debe estar debidamente calificado y ostenta el rango de capitán, normalmente ocupará el asiento izquierdo y el primer oficial o copiloto Normalmente ocupa el asiento derecho.

Una de las cosas que más importancia tienen en las operaciones de vuelo es seguir las llamadas reglas de oro ("Golden Rules") para los pilotos. La idea es intentar que no se olvide nada importante y estar alerta en todo momento para saber como actuar en caso de emergencia. Estas normas básicas son también un cambio de paradigma que intenta cambiar el concepto de PNF (pilot not flying) a PM (pilot Monitoring), lo cual es algo muy distinto, pues PNF denota un carácter pasivo y PM es una designación que implica estar activo en todo momento.

Antes del comienzo de cada sector de vuelo, el comandante de la aeronave decide qué piloto asumirá la responsabilidad directa de volar la aeronave para el vuelo completo o para partes específicas de este, como Descenso/Aproximación y Aterrizaje y se convierten en "Pilot Flying" (PF) para ese sector o la parte específica del mismo. El otro piloto queda a continuación designado como "Pilot Monitoring" (PM) para esa misma parte del vuelo y en esa función debe supervisar la gestión del vuelo y las acciones de control del avión llevadas a cabo por el PF. 


Además debe de realizar tareas de apoyo, como comunicaciones y lectura de listas de chequeo. El Manual de Operaciones especificará detalladamente las funciones del PF y PM, pero uno de los aspectos más importantes de los deberes de cualquier PM es el chequeo cruzado de las acciones del PF. De hecho, esta parte de las tareas del PM, representa una de las razones más importantes por las que se especifica que una tripulación de un moderno avión comercial debe de ser de dos pilotos.

Los papeles PF/PM deben de coordinarse entre los pilotos normalmente de modo que ambos realicen funciones de PF y PM. Esto está sujeto totalmente a la decisión del comandante de la aeronave. Cualquiera que sea su función, el comandante de aeronave es responsable de todos los aspectos de la operación segura de la aeronave. Con la capacitación apropiada, los capitanes pueden ocupar cualquier asiento como comandante de la aeronave cuando entrenan a otro miembro de la tripulación.



Las reglas de oro:


Volar, navegar y comunicar por ese orden y con la coordinación necesaria entre pilotos. ¿Dónde hago cada cosa? En la table que se puede ver a continuación se establece la unidad de presentación necesaria para cada tarea.


Volar el avión


El PF debe de encargarse del control del avión:  actitud en cabeceo. alabeo, velocidad, potencia/empuje, rumbo, coordinación, etc. para capturar y mantener la ruta deseada en los planos lateral y vertical. La unidad de visualización es el PFD o Primary Flight Display (ver post dedicado a ello.

El PM debe de asistir al PM monitorizando activamente las acciones del PF, todos los parámetros del vuelo y debe de captar la atención del piloto cuando detecte un desvío excesivo sobre lo planeado. Monitorización activa es la palabra clave. Por ello se ha cambiado la terminología PNF por PM. Con el fin de enfatizar la importancia del papel activo del copiloto Airbus comenzó hace tiempo a cambiar esta terminología en todos sus manuales.

Ambos pilotos deben de permanecer concentrados en sus respectivas tareas como PF o PM, sin dejar que nada les distraiga. Eso se consigue a través de la coordinación, repartiendo las tareas que se llevan a cabo.  Ambos pilotos deben de mantener la conciencia situacional y remediar cualquier duda de inmediato si existe. 

Navegar


Navegar se puede resumir en tres puntos clave (conciencia situacional):


  • Saber dónde estás
  • Saber dónde debes estar
  • Saber dónde están los posibles problemas meteorológicos, con el terreno y con los obstáculos

Comunicar


Una comunicación efectiva a todos los niveles:


  • La propia entre ambos pilotos PF y PM. 
  • La tripulación y el control de tráfico aéreo
  • Los pilotos y los demás miembros de la tripulación
  • Los pilotos y el personal de tierra.


La comunicación efectiva permite compartir las metas y las intenciones y mejora la conciencia situacional. Para asegurar una comunicación positiva, la tripulación debe usar la fraseología estándar y las palabras clave apropiadas (CALL-OUTS).

Utilizar el nivel adecuado de automatización en todo momento


Para volar la aeronave, la tripulación debe cumplir con la Regla de Oro número 2. En aviones altamente automatizados e integrados, hay varios niveles de automatización disponibles para realizar una tarea determinada. El nivel apropiado de automatización depende de la situación y la tarea, teniendo en cuenta el pronóstico o el tiempo real y cualquier mal funcionamiento o incapacitación de la tripulación. Debe de seguirse el juicio del piloto cuando se efectúe la elección del nivel de automatización, incluyendo la opción de volar manualmente.

  • Comprender la implicación del nivel deseado o automatización
  • Seleccionar el nivel deseado
  • Confrmar que la aeronave responde como se espera


Esto nos lleva a la Regla de Oro número 3.

Entender las FMA en todo momento

Cualquier acción en el FCU (Unidad de control de vuelo o panel de guiado), o en la unidad MCDU, debe ser confirmada de forma cruzada anunciando los correspondientes datos en el PFD o ND. En todo momento, el PF y PM deben ser conscientes de:

  • Los modos armados o activados
  • Los parámetros de guiado del director de vuelo 
  • La respuesta del avión en términos de actitud, velocidad y trayectoria, etc.
  • Cualquier modo de transición o reversión


Para resumir:

  • Monitorea tu FMA
  • Anuncie el FMA
  • Confirma tu FMA
  • Entiende tu FMA


Finalmente, si ocurre algún problema, siga la Regla de Oro número 4.

Tome acción si las cosas no van como se esperaba


Si la aeronave no sigue el la senda vertical o lateral deseada o el modo seleccionado, la tripulación debe reaccionar sin demora:

El PF cambiará el nivel de automatización:
  • Del guiado por gestión (FMS) a la guiado seleccionado manualmente en el FCU/Guidance Panel, o
  • Del guiado seleccionado a vuelo totalmente manual; o


Por medio de la acción o intervención del PM, una vez más queremos enfatizar la función del PM y su papel esencial en la seguridad del vuelo:

  • Cuestionar/preguntar, y si eso no es suficiente
  • Declarar la falta de intervención, y si eso todavía no es suficiente
  • Tomar el control en última instancia


Nunca asuma que cualquier miembro de la tripulación es consciente de una amenaza, error o desviación en particular y recuerde que la incapacidad puede ser sutil; Se debe de actuar antes de que sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario