Reseña de libros: Proyecto Hail Mary

Acabo de terminar de leer Proyecto Hail Mary, que es la nueva novela del autor de El marciano. Esta nueva novela de ciencia ficción de Andy Weir (la tercerea después de El marciano y Artemisa) pronto se convertirá en una película producida por la Metro-Goldwyn-Mayer y su protagonista será Ryan Gosling. Del argumento se puede contar poco para no destriparlo:

Ryland Grace es el único superviviente en una misión desesperada. Es la última oportunidad y, si fracasa, la humanidad y la Tierra misma perecerán. Claro que, de momento, él no lo sabe. Ni siquiera puede recordar su propio nombre, y mucho menos la naturaleza de su misión o cómo llevarla a cabo.

Lo único que sabe es que ha estado en coma inducido durante mucho mucho tiempo. Acaba de despertar y se encuentra a millones de kilómetros de su hogar, sin más compañía que la de dos cadáveres.

Muertos sus compañeros de tripulación, y a medida que va recuperando confusamente los recuerdos, Grace se da cuenta de que se enfrenta a una misión imposible. Recorriendo el espacio en una pequeña nave, depende de él acabar con una amenaza de extinción para nuestra especie.

Sin apenas tiempo y con el ser humano más cercano a años luz de distancia, habrá de conseguirlo estando completamente solo. ¿O no?

Proyecto Hail Mary, una aventura interestelar irresistible como solo Andy Weir podía imaginar, es una historia de descubrimiento, especulación y supervivencia a la altura de El marciano, que nos lleva a lugares que nunca soñamos alcanzar.

Mi reseña:

He de decir que me gustó. Esta nueva novela también está muy bien hilada, pero disfruté más con El marciano porque en esta hay algunas incongruencias gordas, como por ejemplo la falta de utilización de las listas de verificación, que son muy importantes en los campos de la aviación, la astronáutica y la medicina para reducir los errores inducidos por humanos que Grace (el prota) parece ignorar y podrían haberle impedido cometer muchos de sus errores de juicio.

Con todo, Proyecto Hail Mary tiene destellos de buena ciencia ficción (de la de toda la vida) y seguro que gustará a la mayoría de entusiastas. Creo que es entretenida y cumple su función (pasar el rato sin ahondar en lo que se nos cuenta y sin prestar mucha atención a los detalles y sus incongruencias).

A ratos, a partir de la mitad, se me ha hecho un poco larga. La versión que cayó en mis manos estaba en inglés y 404 páginas en formato Epub o 544 en libro físico son muchas para mi gusto. Había un director de cine (no recuerdo su nombre) que decía aquello de que lo que no puedas o sepas contar en hora y media de metraje, mejor no filmarlo. Para mi modo de ver y parafraseando al cineasta, diría que lo que no seas capaz de contar en 100 folios, mejor no contarlo. Aquí se aplica perfectamente esta idea. Se podría haber contado lo mismo con menos páginas.

Por otra parte, aunque trata de sorprender, la novela es en cierto modo (para mi forma de pensar) previsible. He adivinado sin problemas el desenlace antes de leerlo... Había momentos en los que me parecía estar viendo la película, porque está claro que la novela se ha escrito con esa intención.

El lenguaje técnico que utiliza Andy es asequible y los viajes interplanetarios que plantea parecen ser plausibles desde el punto de vista de los expertos, aunque el autor se toma ciertas libertades a la hora de hablar de nuevos materiles y astrobiología. Nada que reprochar, pues estamos hablando de ficción y desde el momento en el que abrimos el libro hacemos un pacto tácito con su autor por el que nos creemos ciertas cosas sin rechistar. Yo le daría un 6,5/10. (...y como suele ocurir, me temo que la peli no llegará a tanto).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Mirage F-1 (recuerdos de Gando)

Aviones poco conocidos: El N-20.2 Arbatele y el N-20 Aiguillon