Calculando el impacto ambiental

¿Cómo se convierten las toneladas de queroseno en emisiones de CO2?

El factor es 3,15, es decir, una tonelada de queroseno produce 3,15 toneladas de CO2 durante la combustión.

¿Cuánto tiempo permanece el CO2 en la atmósfera?

El CO2 representa el mayor porcentaje de los gases de efecto invernadero producidos por la humanidad. También es un gas con una larga vida útil y permanece hasta 100 años en la atmósfera. Durante este período, ejerce un efecto de efecto invernadero.

El impacto ambiental de los vuelos comerciales es un asunto muy serio y por ello, la compañía SWISS tiene una aplicación dedicada a ello en su página Web. Con esta aplicación se puede calcular de forma sencilla el impacto o huella de CO2 que creamos cuando volamos como pasajeros en uno de nuestros aviones. En el momento de sacar el billete la página ofrece la posibilidad de ver cuantas emisiones creamos. Debajo se puede ver una captura de pantalla en mis vuelo de Zurich a Madrid y vuelta.


“¿Qué cantidad de emisiones de CO2 crea un viajero?” Esta fue la pregunta que los especialistas ambientales de SWISS se propusieron responder, junto con sus colegas de Lufthansa y myclimate. Para ello, analizaron datos de más de 43.000 vuelos. Se hizo un estudio completo incluyendo los pequeños jets regionales y los grandes transportes de larga distancia, se estudió cuidadosamente toda la flota para determinar la cantidad de queroseno que consumirá un vuelo, de puerta a puerta teniendo además en cuenta las diferentes condiciones meteorológicas (especialmente los vientos), procedimientos de rodaje, operaciones, mantenimiento y desvíos y retrasos. en las rutas planeadas.

Sobre la base de todos estos estudios, myclimate desarrolló un algoritmo que puede calcular las emisiones de CO2 generadas por cualquier conexión aérea. Los cálculos por viajero tienen en cuenta la clase (Eco, primera o Business) del pasajero. Este algoritmo también se actualiza regularmente con los últimos datos de vuelo disponibles. Además del CO2, el transporte aéreo también produce otras emisiones (especialmente óxido de nitrógeno y vapor de agua) que se cree que también contribuyen al cambio climático. Sin embargo, la ciencia aún no ha podido determinar el alcance exacto de estas emisiones. Por ese motivo, la calculadora no considera ningún otro tipo de emisión aparte del dióxido de carbono.

Los proyectos de SWISS

SWISS y myclimate han trabajando juntos desde 2007 en temas de protección medioambiental. La página Web calcula las emisiones de CO2 y ofrece la oportunidad de compensar estas emisiones mediante una donación voluntaria, a través de myclimate, que ayudará a financiar una cartera específica de proyectos de protección del clima. En la imagen que sigue se puede ver que mi impacto ambiental cada vez que viajo ida y vuelta a Madrid (todas las semanas) es de 0,233 toneladas. Por esta cantidad la calculadora propone que done 6 francos (unos 5 euros) por cada viaje ida y vuelta. Unos 260 euros al año. No parece descabellado si tenemos en cuenta que pago bastante más en taxis/bus/metro cuando me desplazo por Madrid.


La cartera de proyectos de SWISS

SWISS apoya proyectos de myclimate en Suiza y en varios países en desarrollo y emergentes. La donación realizada por cualquier cliente de SWISS que desee compensar las emisiones de CO2 causadas por sus viajes en avión se utilizará para ayudar a financiar proyectos medioambientales de carácter global con certificados de calidad que cumplan con los más altos criterios (Gold Standard, CDM) y que no solo reduzcan los gases de efecto invernadero sino también los que ayuden a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en las regiones afectadas, proporcionando a la población local beneficios sociales, económicos y ecológicos (como crear empleos, promover el conocimiento y la transferencia de tecnología o, en general, mejorar la calidad de vida local).

La organización myclimate garantiza a sus clientes que las reducciones de emisiones logradas (= donaciones climáticas) a través de proyectos de energía se realizarán a más tardar en dos años, redundando en proyectos medioambientales de protección. Al ser una fundación sin ánimo de lucro, myclimate garantiza además que al menos el 80 por ciento de las donaciones de compensación de carbono que recibe se utilizarán directamente en proyectos de protección del clima. 


Estufas y cocinas solares eficientes en Madagascar

Para reducir el CO2 y contrarrestar la rápida deforestación en Madagascar, myclimate apoya la fabricación y distribución de cocinas solares. La sensibilización de los alumnos sobre la protección del medio ambiente y el uso de cocinas ecológicas, así como la reforestación de un árbol por cada estufa vendida son parte de ese proyecto. 


El estiércol animal produce biogás limpio en Bali, Indonesia

El objetivo general de este proyecto de protección del clima es la instalación de digestores domésticos de biogás como fuente de energía limpia y sostenible en toda Indonesia. El biogás doméstico proporciona una manera sostenible para que los hogares con ganado reduzcan la dependencia de la leña y los costosos combustibles fósiles. 


Los grupos de ahorro permiten a las mujeres pagar una estufa eficiente en Siaya, Kenia

Tradicionalmente, las comunidades rurales de la región de Siaya, en el oeste de Kenia, han cocinado en hogueras, lo que requiere grandes cantidades de leña. Sin embargo, gracias a los grupos comunitarios de ahorro y préstamo (CSL), las mujeres ahora pueden permitirse cocinas más eficientes. Esto reduce la demanda de leña y, por lo tanto, protege los bosques locales, lo que redunda en una reducción de las emisiones de CO2. Además, los grupos CSL posibilitan el empoderamiento financiero y social de las mujeres. 


Electricidad a partir de residuos de madera FSC en el Amazonas, Itacoatiara, Brasil

En la región brasileña de Amazonas, myclimate posibilita el cambio de diésel a madera FSC respetuosa con el medio ambiente para la producción de electricidad. Este proyecto a pequeña escala es el primero a nivel mundial que genera certificados de reducción de emisiones sobre la base de biomasa extraída de forma sostenible de la silvicultura certificada por el FSC (Forest Stewardship Council).

Comentarios

  1. Y no nos olvidemos que los NOx no son nuestros mejores amigos

    https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/aa8850/pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente no solo son cuestiones de impacto medioambiental, también son cosas que afectan muy negativamente a nuestra salud. Muchas gracias por el interesantísimo link :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Neumáticos de avión: mucho más que caucho

Algunas aplicaciones del principio de Bernouilli

Vuelo nocturno