Comparando dinosaurios y aviones

Con una envergadura de unos 12 metros y unos 250 kg de peso, se cree que el Hatzegopteryx fue uno de los pterosaurios más grandes del Cretácico Superior. Eran sorprendentemente enormes para poder alzar el vuelo, pero todavía muy poca cosa comparados con los grandes saurios terrestres.

El Dreadnoughtus pesaba tanto como una docena de elefantes africanos o más de siete T. Rex. Sorprendentemente, la evidencia esquelética muestra que cuando este espécimen de 65 toneladas murió, aún no había madurado. El "sistema estándar" para calcular la masa de los cuadrúpedos se basa en las mediciones tomadas del fémur (hueso del muslo) y del húmero (hueso de las extremidades superiores). 

Aquí se puede ver la comparativa con un humano.



El bicho era grande, pero ¿cuanto más grande que un avión? Debajo se puede ver la escala comparada con un Boeing 737-900.

Comentarios

  1. Por curiosidad me he ido a ver qué era exactamente un Hatzegopteryx.
    Me ha sorprendido. En ocasiones se ha nombrado en este blog la importancia del centro de masas para un vuelo "correcto". Vista su silueta resulta sorprendente que pudiera hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, efectivamente. No parece que sea muy compensado este “bicho”, pero supongo que el centro de gravedad estaría posicionado como para permitirle volar, aunque no fuera mucho :)

      Un cordial saludo
      Manolo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

La atmósfera estándar