Nostalgia setentera: Instituto Americano

Hace poco cayó en mis manos un tomo encuadernado de ejemplares antiguos del "Jabato Color" de los años 70. Ojeaba agradablemente sorprendido las aventuras del héroe hispano y mi mente se trasladó a otro tiempo. Aunque yo era más del Capitán Trueno, este personaje siempre me resultó muy entrañable, no en vano salió de la mano del mismo guionista Victor Mora.  La colección de episodios estaba como nueva e incluía las cubiertas originales y la publicidad de la época en la contraportada. 

Una de las cosas que más me llamó la atención fue algo que no veía desde hacía mucho tiempo. En una de las páginas me encontré con uno de los anuncios que se publicaban en esas revistas y tebeos infantiles/juveniles. Se trataba de la publicidad del Instituto Americano. Muchos de los que sois de mi generación os acordaréis del Instituto Americano. En los años 60 y 70 fueron muy famosos los estudios no reglados de este centro de educación a distancia. Uno de los cursos que más llamaba la atención a los chavales de mi época eran los cursos de mecánico de aviación.


El Instituto Americano se fundó en 1932 y en 1956 obtuvo autorización para impartir enseñanza a distancia de carácter profesional y técnico. La publicidad era verdaderamente atractiva con frases como: sin conocimientos previos. Un trabajo moderno y apasionante. Visita lejanos países y gana sueldos elevados.


Aunque estos cursos no eran oficiales, tenían la autorización del Ministerio de Educación y Ciencia de aquella época. Movido por la nostalgia setentera me fui a Internet y encontré unos de estos cursos que se vendía en una página de compra-venta de segunda mano. Compré los libros del curso por poco dinero y la verdad es que me sorprendió mucho el nivel que tenía en aquella época. Hoy en día todo viene regulado por Europa y la EASA

Los cursos de mecánico de aviación hoy en día deben de estar reglados y certificados, de lo contrario no se puede obtener el título oficial. Antiguamente cualquiera con conocimientos suficientes podía optar a presentarse a los exámenes para mecánico de aviación. Se podía ir por libre y si se aprobaban te entregaban el título. Recuerdo que muchos compañeros Especialistas del Ejército del Aire consiguieron así pasarse a la vida civil. Se reían de nosotros, los Especialistas de Armamento, diciendo eso de "Hasta que no le pongan cañones a los aviones de Iberia vosotros no salís de la mili". Por esa misma razón yo tuve que hacerme piloto comercial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Velocidad terminal

El RADAR meteorológico en los aviones

La atmósfera estándar