La grulla ...que no avutarda


La compañía Lufthansa acaba de cambiar su tradicional color amarillo en su nuevo logo. Ahora nuestra aerolínea mantiene la histórica grulla, pero en blanco y sobre un fondo azul (y viceversa). El logo fue diseñado hace cien años, el más antiguo de una compañía aérea. La grulla común es un ave alta de gran tamaño y porte. Se caracteriza por su cuello y patas largas, y en vuelo presenta alas rectas y planas. Mide 100–130 cm de largo y tiene una envergadura alar de 180–240 cm. Su peso oscila entre los 3 y 6,1 kg.


Lufthansa presentó mostró hace unos días la nueva imagen de la aerolínea en un Boeing 747-8 y un Airbus A321, en los que el cambio más visible son los nuevos colores, ahora blanco y azul. La compañía ha anunciado que el color amarillo seguirá presente en las tarjetas de embarque y en los mostradores de la compañía. Según el presidente de la compañía, Carsten Spohr, el nuevo logotipo mantiene la grulla como símbolo de "máxima calidad, servicio excelente, experiencia en volar, fiabilidad, espíritu innovador y confianza". El logo de Lufthansa fue creado por Otto Firleel en 1918. El color amarillo se añadió en los años sesenta y fue introducido por el diseñador gráfico Otto Aicher, junto con su grupo de estudiantes de la escuela de diseño de Ulm. Pero la relación de Lufthansa con las grullas no termina ahí. 

Es raro que una noticia haya tenido tanto revuelo interno como el anuncio del Grupo Lufthansa hecho en septiembre, diciendo que la cooperación con Kranichschutz Deutschland no continuará. Durante más de 26 años, la compañía ofreció apoyo financiero al consorcio para proteger las áreas de cría y descanso de la grulla gris europea y como sello adoptó en sus las alas el "escudo de armas" con su grulla característica. La decisión fue muy discutida en foros internos. La gente expresó sus sentimientos con gran vehemencia y dejaron sentir su gran decepción. Muchos colegas preocupados, contactaron directamente con el departamento de Comunicaciones Corporativas y criticaron la duramente la decisión. Pero la cosa no quedó ahí. También muchos de los clientes escribieron correos y cartas o enviaron quejas por teléfono para expresar su gran disgusto.

En última instancia, esta discusión emocional llevó a una reconsideración de la decisión y la búsqueda del diálogo con los socios. En la actualidad, el Grupo Lufthansa y la Unión de Conservación de la Naturaleza de Alemania (NABU), el accionista de Kranichschutz Deutschland, han decidido conjuntamente continuar y desarrollar la cooperación.

"Ahora es el momento de llenar nuestra sociedad con nuevo contenido que beneficia a ambas partes", dijo Susanne Kotysch, Directora de Comunicaciones de Responsabilidad Corporativa. "Nos gustaría hacer que nuestra cooperación sea aún más exitosa, llamar la atención sobre el tema de la protección de la naturaleza y las especies y enriquecerlo con nuevos elementos para continuar nuestra cooperación que viene de largo". La grulla gris europea junto con el logotipo de nuestra aerolínea, volarán juntos por muchos años. Muchas gracias Lufthansa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

La atmósfera estándar