Arte en aviación: el esgrafiado

A mucha gente le gusta dibujar aviones. Yo, como aficionado, casi siempre he utilizado la tinta y el lápiz, pero existen muchísimas otras técnicas de representación gráfica alternativa que pueden llegar a ofrecer resultados impresionantemente bellos. 

Una de las más laboriosas, pero impactántes es la denominada "esgrafiado" en español. Se suele denominar scraperboard en inglés (especialmente en Gran Bretaña), pero generalmente se le suele llamar scratchboard en América del Norte y Australia. El Scratchboard se refiere tanto a una forma artística como a una técnica ilustrativa. En general es una forma de grabado directo donde el artista rasca la tinta oscura para revelar una capa blanca o de color debajo.

Aunque se considera que el scratchboard es un método artístico relativamente nuevo, hunde sus raíces en la prehistoria. La técnica de raspar se remontan hasta el hombre de Cro-Magnon. Algunos de los esfuerzos más tempranos de la humanidad implicaron raspar y vaciar partes de una roca o hueso. El moderno scratchboard se desarrolló a finales del siglo XIX para satisfacer la demanda de ilustraciones en libros, periódicos, revistas y anuncios que proliferaban rápidamente en aquella época. El scratchboard fue ampliamente utilizado en publicidad e ilustración editorial en los años 20 y siguió siendo muy demandado hasta los años 50. Técnica fue decayendo con la introducción de los ordenadores, pero ha renacido en las últimas dos décadas. 

El scratchboard tradicional como técnica, emplea cuchillas y herramientas de grabado en una fina capa de arcilla blanca del tipo caolín que está recubierta de tinta oscura, a menudo negro. También existe un tipo de papel de aluminio cubierto con tinta negra que, cuando se rasca, expone la superficie brillante por debajo. El scratchboard se puede utilizar para producir ilustraciones muy detalladas, precisas y con textura uniformemente. Las obras pueden hacerse en blanco y negro (lo menos complejo y más usual) o coloreadas.

Este proceso para elaborar ilustraciones de aviones es complejo y laborioso. Existen varios métodos, el que aquí se explica es solo uno de ellos. Primero se hace un boceto en un cuaderno, no tiene por qué ser un dibujo perfecto aunque ayuda mucho dejarlo bastante acabado. Después se escanea y con el ordenador y se adapta a la imagen que tenemos en mente. A continuación lo imprimimos y pintamos con un lápiz de grafito el envés del papel para luego pegarlo sobre una plantilla de scratchboard. Se calca sobre el dibujo y en la plantilla de scratchboard quedan las marcas que nos indican dónde están los trazos de nuestro modelo. A partir de ahí, se empieza a rascar con una cuchilla.











Comentarios

Entradas populares de este blog

El RADAR meteorológico en los aviones

La aviación en el cine: pelis de azafatas

Mi motor crítico...