viernes, 22 de julio de 2016

Burradas aeronáuticas: el WingBoarding

Aaron Wypyszynski es fundador de Wypaviation y un fan de los deportes extremos. Su WingBoard, diseñado para colocar surferos del aire detrás de un avión parece ser la solución al sueño de cabalgar al rebufo de las turbulencias aéreas. En estos días la compañía está ultimando las pruebas en el túnel del viento para verificar las propiedades de este ala. Aaron quiere ver cumplido el sueño de su infancia. Ser remolcado por un avión en el aire. Después de pasar su proyecto por Kickstarter y de haber producido las maquetas a escala, ahora es el momento de empezar con las pruebas a tamaño real.

La prueba se llevó a cabo durante dos días en el Instituto Tecnológico de Ontario (ECA). En el túnel de viento el WingBoard se sometió a velocidades de vuelo de 88 a 120 km/h. La prueba fue diseñada para que en el WingBoard se sintieran las mismas fuerzas que si fuese arrastrado por un avión. El sistema de remolque consiste en un arnés en forma de Y conectado a un solo punto a unos 13 m en el interior del túnel de viento.El equipo de pruebas evaluó el rendimiento del conjunto en más de cuatro horas de vuelo y se encontró que el sistema se comportó como se esperaba, con una velocidad de despegue de 8 km/h, dentro de las predicciones calculadas, Las fuerzas de arrastre estaban dentro de los límites considerados, unos 4,53 kg. La mayor parte de las pruebas se llevaron a cabo por el especialista Mikesell, pero también formaba parte del ejercicio comprobar como sería el aprendizaje para una persona que nunca lo hubiera volado. Se pidió a un neófito que lo intentara para calcular la curva de aprendizaje. Con este fin, se pidió a un paracaidista con alguna experiencia que probara el wakeboard. Con los consejos de Mikesell, el novato aprendió a volar sin problemas en solo15 minutos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario