miércoles, 10 de febrero de 2016

Boeing y Airbus: la suerte de los que saben ver el negocio.



Airbus y Boeing han dado en el clavo con sus modelos A320 neo y 737 MAX. Ambos aviones han llegado al mercado antes de lo esperado y en el momento justo. Ambos aviones se han adelantado al novísimo C-Series de Bombardier y lo han hecho en el momento justo, cuando los precios del barril de crudo estaban por las nubes. En ese momento las compañías aéreas echaron cuentas de los costes operacionales. No es difícil ver la ventaja de estos nuevos modelos en un ambiente como el que reinaba hace tan solo unos pocos años. Con el kg de combustible a 0,6 Euros volar un A320 convencional desde Frankfurt (FRA) a Madrid (MAD) y vuelta a FRA, suponía 4.800 Euros solo en combustible*. En una línea aérea como Lufthansa este vuelo se puede realizar 3 veces al día, con lo que la operación diaria de esta ruta supone unos 14.400 Euros solo en queroseno. Si estos modelos de aviones hubieran llegado hoy en día con los precios del crudo por los suelos, la cartera de pedidos no sería la que es.


Sin embargo, el A320 neo, que Lufthansa se ha encargado de poner el primer modelo en vuelo hace tan solo unos días, ofrece según el fabricante Airbus y el responsable del motor (Pratt&Whitney) un 15% de ahorro. Las previsiones, aun siendo buenas, incluso parece que se han quedado cortas. Según Carsten Spohr CEO de Lufthansa las cifras reales se situarán en un rango del 22%. Todo esto se une al hecho de que el diseño del A320 neo incluye modificaciones estructurales para dar cabida a más pasajeros. Efectivamente, Airbus ha ayudado a modificar el interior de este modelo, con lo que Lufthansa dispone ahora de 180 asientos. Esto solo se podía conseguir antes con el uso de un A321. Para conseguirlo la compañía alemana ha tenido que modificar los servicios y el Galley posterior. La aerolínea ha modificado la política de ofrecer cáterin en rutas cortas.

Los que han llegado tarde (…o los que todavía no han llegado) van a tener las cosas más difíciles para poder vender sus aviones. ¿Ha sido cuestión de suerte o realmente Boeing y Airbus tienen un grupo de gurús de la economía trabajando para ellos?





* Para este ejemplo los cálculos con un sistema FMS para el A320 son de unas 2 toneladas por cada hora de vuelo, siendo un vuelo típico a FRA de unas 2 horas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario