viernes, 29 de enero de 2016

Irán y los aviones en el marco político internacional


Hace poco se ha firmado un acuerdo para que Irán quede despenalizada y pueda volver a operar comercialmente con los USA y Europa. Más allá de los gestos que implican la liberación de presos por parte de ambos lados, existe un acuerdo comercial extremadamente importante. Este acuerdo llega después de arduas negociaciones y en un clima internacional muy enrarecido por la inusual caída del barril de petroleo, las tensiones entre Rusia y Ucrania con la UE de fondo. Además existe una amenaza terrorista muy real y una auténtica guerra civil en Siria. Con este "cacao internacional" no parece coincidencia que Barack Obama diera instrucciones a la Administración estadounidense para que, una vez que la OIEA emitiera su informe, Estados Unidos pudiera volver a vender aviones a Irán. Esta vez no de trata de aviones militares, estamos hablando de una importante cartera de aviones comerciales de última generación. Un negocio que puede resultar muy importante para la balanza comercial de los países involucrados.

Cuando la OIEA todavía no había anunciado que Irán estaba cumpliendo realmente con su compromiso, Teherán anunciaba que planeaba comprar 124 aviones a Airbus. La carrera entre Boeing y Airbus es solo una anécdota de las muchas que se van a producir en el próximo año, a medida que las sanciones vayan siendo levantadas. Es cierto que el acuerdo del pasado mes de julio establece que éstas puedan volver a ser impuestas automáticamente si Irán incumple las nuevas fases del acuerdo. Pero parece muy difícil que, si Teherán viola el acuerdo, las sanciones vuelvan a establecerse solas. A fin de cuentas, a EEUU le costó mucho convencer a sus aliados-incluyendo a una Grecia y una España en plena 'eurocrisis'-de que dejaran de comprar crudo a Irán en 2011 y 2012.

Paradójicamente, el mayor beneficiario de la eliminación de las sanciones a Irán es todo el mundo... menos Estados Unidos. Las empresas estadounidenses van a seguir sin poder invertir ni comerciar con la República Islámica, porque la mayor parte de sus actividades en el país están limitadas por una ley de Bill Clinton de 1995 que sanciona a Irán por su apoyo al terrorismo shií. Lo que hizo Obama el viernes fue crear una excepción a esa norma, con vistas no en los 124 aviones que Teherán quiere comprar inmediatamente, sino en los 400 con los que quiere hacerse en la próxima década, y cuya factura podría ascender a 20.000 millones de euros.

Sus consecuencias inmediatas son dos. La primera, es la llegada de medio millón de barriles diarios de petróleo adicionales que la República Islámica planea empezar a exportar desde este mismo momento. La segunda es la liberación de entre 45.000 y 135.000 millones de dólares en activos iraníes congelados en todo el mundo.

El informe del OIEA significa que Irán, un país de 77 millones de habitantes con una industria que fabrica, por ejemplo, 1,7 millones de coches anuales, se abre a la economía mundial. Pero su significado es mucho más profundo, porque implica el inicio del final de una crisis que lleva afectando a la política mundial desde hace más de una década. El petróleo iraní va a desplazar así al de otros productores más caros. Eso son pésimas noticias para Venezuela, Nigeria o Rusia, pero también para Canadá y Estados Unidos.

La compra de aviones AIRBUS comienza

Durante la visita a París del presidente iraní, Hasán Rohaní se ha producido el primer paso. Acaba de hacerse pública ayer una nota de AIRBUS en la cual se dice que la república de Irán ha comprado 118 aviones por un valor superior a los 25.000 millones de dólares a precio de catálogo. El responsable de Airbus Fabrice Brégier señaló que "el cielo se ha aclarado para los pasajeros iraníes" y celebró el regreso de Teherán "al seno de la comunidad de la aviación civil internacional".

Tal como se puede ver en la imagen inferior, el pedido consiste en:
  • 21 aviones A320ceo
  • 24 A320neo
  • 27 A330ceo
  • 18 A330-900neo
  • 16 A350-1000s
  • 12 A380.

Airbus



2 comentarios:

  1. De los derechos humanos, como en Cuba... ya se hablará, o no.

    ResponderEliminar
  2. Buf!, tema controvertido amigo mío. Pero si está relacionado con la aviación (tema del Blog) ¿por qué no? quizás habría que hablar de los vuelos de la muerte... una forma de exterminio practicada por regímenes dictatoriales, consistente en arrojar en pleno vuelo a disidentes al mar. Vale, queda pendiente.

    Un cordial saludo
    Manolo

    ResponderEliminar