sábado, 10 de octubre de 2015

La aviación en el cine: Los pasos del destino (1964)


Hoy tengo el placer de comentar una pequeña (y bastante desconocida) joya cinematográfica dedicada a la aviación. "Los pasos de destino" es la traducción (bastante correcta en mi opinión) del título original "Fate Is the Hunter". Es una película de la 20th Century Fox, dirigida por Ralph Nelson y rodada con una espectacular cinematografía en B/N gracias al buen hacer de Milton Krasner (All About Eve).

En el año 1964 se solía filmar con "color De Luxe" en la 20th Century Fox, pero curiosamente se eligió hacerla en B/N y mantener la pantalla con el formato panorámico más propio de producciones en color de la época. El film cuenta con la participación de dos grandes actores, ambos sobradamente conocidos por aquellos a los que les guste el cine: Glenn Ford (uno de mis actores favoritos) y Rod Taylor. En la película también participan: Nancy Kwan (Muy conocida en su época por interpretar papeles de origen asiático), Suzanne Pleshette (hija del que fue el director de los teatros de la Paramount en Nueva York) y la archiconocida Jane Russell interpretándose a ella misma en uno de los "flashbacks" de la película. Jane estaba ya semi retirada, pero se ofreció a hacer un cameo por complacer a su amigo, el productor Aaron Rosenberg. El film ha sido calificado por algunos críticos como una película B (podría estar de acuerdo con esto por lo del bajo presupuesto) y denostada por alguno que otro como Bosley Crowther el día de su estreno (totalmente en desacuerdo). En general creo que es la típica película que ha ido ganado con el tiempo hasta llegar a convertirse en un clásico del género. De hecho, esta película junto con Julie ya comentada aquí son las precursoras del moderno cine catastrófico-aeronáutico.

La tripulación del vuelo Consolidated 22, solo unos minutos antes del fallo de motor


  • Duración 1 h 46 min (106 min)
  • Sonido Mono | Mono (Sistema de grabación Westrex)
  • En Blanco y Negro
  • Relación de aspecto 2.35: 1
  • Formato del negativo: 35 mm
  • Proceso cinematográfico: Cinemascope
  • Formato de Cinta Impreso: 35 mm

Ojo - SPOILERS

El film comienza directamente con la preparación y el despegue del vuelo Consolidated 22. Sam C. McBane (Glenn Ford), vicepresidente ejecutivo de la compañía y el comandante Jack Savage (Rod Taylor) charlan unos segundos. Inmediatamente después del despegue se produce un fallo en uno de los motores y el vuelo acaba estrellándose. En el accidente perecen todos sus ocupantes excepto una de las azafatas Martha Webster (Susanne Pleshette). Entre los restos retorcidos y todavía humeantes del vuelo Continental 22 la cámara hace un travelling para mostrar al espectador la panorámica del desastre que se ha producido, en ese momento la música de Jerry Goldsmith y los títulos de crédito que aparecen desde el fondo de la pantalla nos indican que en realidad lo interesante comienza a partir de ese momento.

FATE IS THE HUNTER: Aviation Investigation Tale Hits Limited Edition Blu
Efectista comienzo de los títulos de crédito con la estupenda banda sonora de Jerry Goldsmith

En efecto, Los pasos del destino va de investigación de accidentes, algo bastante inusual en las películas del Hollywood de la época. De hecho, creo que esta es la primera película de la historia dedicada a la investigación de un accidente aéreo. También es bastante inusual que la película se narre un poco en retrospectiva con el uso de esos flashbacks, ya que Rod Taylor muere en el accidente y es durante toda le película uno de los protagonistas. En un primer momento se sospecha que Jack Savage (Rod Taylor) estaba bebido y que lo que realmente causó el accidente fue un error del piloto. Sam C. McBane (Glenn Ford), antiguo camarada de Jack y piloto en la guerra, ahora convertido en ejecutivo (jefe de pilotos) no da crédito a la teoría de que Jack pudiera cometer un error. Sam conocía bien a Jack. Este podría haber sido un poco "cabroncete", como el mismo Sam recuerda en el primero de los flashbacks cuando le birla a la ebúrnea Jane Rusell con una sucia jugarreta, pero desde luego le tenía considerado como un gran piloto.

Glenn Ford tratando de controlar el aeroplano en una escena de gran tensión emocional. En segundo plano Ben Sawyer (Nehemiah Persoff) completamente aterrorizado ante la inminencia del impacto.

Crítica

Los pasos del destino es una película bastante especial para mi porque siendo un crío la vi ya empezada en TV, allá por 1974 o 1975. Nunca supe cual era el título de la película y estuve buscándola durante mucho tiempo para volver a verla. Obviamente la película es muy diferente cuando se visiona de adulto. Recuerdo que cuando la vi la primera vez me dejó una profunda impresión ver la amargura con la que se repite el vuelo para poder saber que es lo que ha causado el accidente. Aunque pueda parecer una bobada, me impresionó sobremanera ver al avión cargado con sacos de arena en cada asiento, tratando de representar a cada una de las 53 víctimas. Me dejó muy impresionado también el hecho de que la azafata superviviente se hubiera prestado a volar de nuevo y que se dirigiera a los sacos por el interfono, como si estos fueran los pasajeros. Al fin y al cabo trataban de reproducir las mismas condiciones del vuelo siniestrado... Yo por aquel entonces no tenía formación aeronáutica ninguna ni tampoco una idea clara de como se investigaban los accidentes, pero aquella secuencia en realidad me cautivó. He vuelto a ver la película hace unos días y la verdad es que me ha vuelto a gustar (con algunas excepciones, que de pequeño son aceptables o pasan desapercibidas). Ahora ya de mayor puedo hablar con más conocimiento de causa sobre lo que me ha gustado y lo que no me ha gustado.

533779
Para empezar, hay que decir que la película está basada muuuuy ligeramente en el libro de Ernest K. Gann. En realidad lo que el film toma del libro es su titulo y poco más. El autor quedó tan decepcionad con la adaptación de su libro que no quiso siquiera aparecer en los títulos de crédito. La obra de Gann está basada en sus vivencias y en sus memorias cuando este era piloto. "Fate is the Hunter" es en realidad un libro de memorias escrito en 1961 en el que se describen los años de Gann como piloto entre 1930 y 1950, cuando trabajó para American Airlines con los Douglas DC-2 y DC-3, en la época en la que el transporte aéreo civil estaba comenzando. Narra también los años de la guerra cuando pilotó los C-54, C-87s, y un Lockheed. Tambien nos cuenta los años de posguerra a los mandos del Douglas DC-4 volando para distintas compañías "no regulares". Para los puristas la película no vale nada si la comparamos con el libro, pero en mi opinión esto es un error. No debemos de comparar nada porque son dos cosas completamente distintas. Ernest K. Gann es un magnífico escritor que tiene en su haber libros como "The high and the mighty" o "The antagonists". Hollywood tenía otra idea muy distinta en mente cuando se fijó en el libro de Gann.

Cuando la 20th Century Fox compró los derechos del libro Gann nunca pudo imaginar lo que Hollywood haría con él. El guionista Harold Medford desvirtuó de tal forma la obra original que el resultado es una cosa totalmente distinta. Mucha gente se queja de esto, pero yo no. Para mí la película nada tiene que ver con el libro, ya que este fue un mero pretexto para reinventar otra historia que era la que los guionistas querían contar. Desde este punto de vista lo que ha sucedido es que Hollywood pagó por la idea, pero nada más. La película, debe de verse pues, como algo totalmente distinto y no pensar para nada en la obra de Gann. En realidad Gann se equivocó en su decisión de querer retirar su nombre de los títulos de crédito, (él mismo lo ha reconocido) ya que la película fue bastante exitosa, sobre todo en TV, donde se ha repuesto bastantes veces, haciéndole perder los royalties o derechos que hubiera cobrado en cada una de las reposiciones.

La banda sonora de "Fate Is the Hunter" fue elaborada por Goldsmith (Patton, Tora, Tora, Tora, La fuga de Logan, Coma, Alien, y un largo etc.). En conjunto la banda sonora es bastante buena e incluye la canción de Jane Rusell No Love, No Nothin', admirablemente interpretada. como bonus podemos ver a un Rod Taylor desafinando el Blue Moon. 

Music by Jerry Goldsmith
Lyrics by Don Wolf

No Love, No Nothin'(uncredited)
Music by Harry Warren
Lyrics by Leo Robin
Cantada estupendamente por la inolvidable Jane Russell

Blue Moon(uncredited)
Music by Richard Rodgers
Lyrics by Lorenz Hart
"Destrozada" con gracia en varias ocasiones por Rod Taylor a lo largo del film.

Tintes filosóficos (ojo, más spoilers)

El destino: Un fallo de motor, una taza de café que se cae, un tráfico aéreo inoportuno, unas obras en construcción en el sitio inadecuado..., ese conjunto de acontecimientos fuera de nuestro control que se conjuran para conspirar contra nosotros, simples mortales.

Los pasos del destino se parece en muchos aspectos a la cinta del siempre empalagoso Jean Negulesco, "Call from a Stranger" o "Llama un extraño" en Español. En esta cinta de 1952 se narra la historia de un superviviente de un accidente de aviación que decide visitar a los familiares de cuatro de las victimas a las que conoció en el vuelo. En realidad se trata de responder a las preguntas típicas de cualquier superviviente de una catástrofe... ¿Por qué? ¿Porqué ellos y no yo? Son parte del proceso de aceptación que tiene lugar durante el tratamiento de estrés post-traumático que los psicólogos conocen tan bien.

La bióloga (Nancy Kwan) y el técnico (Glenn Ford) dialogan sobre el destino en un momento del film

En la película "Los pasos del destino" se investiga exhaustivamente cual podría haber sido la causa del accidente. La gente y toda la prensa, a través del proceso psicológico colectivo que trata de eliminar la incertidumbre, necesita saber el por qué. Descartado el sabotaje (acto terrorista diríamos hoy) y como no se encuentran explicaciones técnicas, se decide echar la culpa al piloto. Jack aparentemente era el estereotipo popular de piloto. Arrogante, juerguista, mujeriego, algo vanidoso y un poco temerario. Sam duda de todo esto, pues Jack era un gran piloto y él mismo lo contrató para el puesto, por ello empieza a investigar por su cuenta. Durante esa investigación Sam va descubriendo una imagen muy diferente de la que tenía de Jack.  Después de hablar con varios ex compañeros de armas y un par de antiguas novias Sam va recordando junto a ellos las vicisitudes acaecidas durante los años de la guerra y los de servicio en la compañía. Después de hablar con varias personas Sam descubre que detrás de la fachada de hombre duro que ha crecido cultivando el lado fanfarrón y competitivo, de su naturaleza, Jack es en realidad una persona compleja, con sus contradicciones, sus miedos, sus inseguridades y sus defectos, pero ante todo Jack ocultaba su lado protector y cooperativo. Sin duda Jack era era gran hombre y un gran piloto. Jamás habría volado borracho como insinúa todo el mundo.

Ralph Bundy (Wally Cox)  y Jack Savage (Rod Taylor) maniobrando desesperadamente para no estrellarse contra una montaña en una secuencia del film

Son muchos los aspectos de la naturaleza humana que nos muestra el film. La película nos introduce en la mente de Jack a través de su relación con Sally Fraser. nos muestra como es el proceso de aprender a enamorarse de la persona adecuada. Jack no está seguro de querer casarse con la rica, fría, vacua y snob heredera Lisa Bond (Dorothy Malone). En su lugar cree haber encontrado en una huérfana china a la persona admirable con la que podría compartir toda su vida. Por su parte Sally aprende a ver, más allá de la imagen estereotipada de un piloto, la verdadera naturaleza de Jack.

Lo mismo ocurre con antiguos compañeros de armas. Sus acciones heroicas públicas y notorias durante la guerra son recompensadas con medallas, pero en realidad encierran otras pequeñas historias de valentía personal, de sobre esfuerzo, de superación interior, de un profundo amor por la profesión y una dedicación y servicio a los demás. Historias que solo el propio Jack y los pocos a los que él ha ayudado conocen realmente.

Por su parte la interpretación de Glenn Ford es también brillante y encierra ideas muy interesantes. La que más me ha gustado es la de ver como una persona con una mentalidad técnica se va dejando llevar por la necesidad de una explicación "espiritual" al no poder encontrar causas técnicas en el accidente, sin embargo al final de la cinta su idea de que el destino estaba escrito no es óbice para que decida realizar el mismo vuelo él mismo a los mandos y así poder establecer qué es lo que en realidad ocurrió en aquel vuelo.

Glenn Ford interpreta al profesional integral, el ejecutivo de una aerolínea completamente entregado que cree en lo que hace y decide llegar al fondo de las cosas para averiguar la verdad y si es preciso arriesgar su vida en el intento. Ford (en esta película me recuerda mucho a mi hermano Fernando) es integro en su forma de actuar y también irónico cuando discute con la compañía: "sure…let’s blame the crash on pilot error – a dead man who cannot defend himself". Ford necesita saber lo que ha pasado e intentará por todos los medios averiguar las causas, aunque ello signifique poner en peligro su futuro dentro de la empresa, no solo perdiendo su gran ascenso a la presidencia sino que incluso podría ser despedido de persistir en su actitud. Los pasos del destino es un melodrama cuya narración  nos recuerda a veces al cine negro de los años 40, las escenas son nocturnas o interiores en la mayoría de los casos, se filmó en blanco y negro, etc. En realidad los casi 106 minutos que dura la cinta son una autentica reconstrucción dialogada de los hechos por parte de San McBane.

Sam McBane (Glenn Ford), un hombre de principios, se juega la presidencia de la compañía defendiendo sus ideas.

Cosa que no me han gustado nada

Como ya se ha comentado al principio, esta película podría ser clasificada dentro del cine B por su bajo presupuesto, aunque viendo las maquetas y los trucajes empleados, algunos podrían incluso ponerla dentro del cine Z (un subgénero del cine B que tenía un presupuesto aún más miserable y una edición peor que su antecesor).

Lo que menos me ha gustado (...y que había pasado desapercibido cuando la vi de pequeño) es el diseño del avión. Se trata de un avión "inventado" por la productora, para no dañar la imagen de ningún avión comercial de la época. El resultado fue poco acertado por lo feo y absurdo que parece el engendro. La célula se sacó de un DC7B de la época, que era una variante del famoso Douglas DC7 con un alcance extendido para efectuar vuelos transatlánticos sin escalas en condiciones favorables.

File:BOAC DC-7C Taking-off from Manchester.jpg

Sobre estas líneas se puede ver una versión del DC7 que sirvió de base para crear el avión de la película. Debajo se puede ver el poco acierto de los diseñadores que decidieron colocar los motores a reacción en el estabilizador horizontal. Algo totalmente fuera de toda lógica, no solo por los problemas estructurales que ello supondría, sino porque hubiera limitado completamente la autoridad del elevador. No contentos con eso, los hábiles "ingenieros" que no  quisieron contar con consejos especializados para crear esta aeronave, colocaron una sonda de pruebas en el morro del avión con el propósito de hacerla más aerodinámica... gran tontería.




El carenado donde va el tren de aterrizaje es absurdo, ya que el tren se debe de recoger hacia adentro, como en los aviones actuales con compuertas que dejan todo el sistema dentro del fuselaje. El diseño del ala es cuando menos extraño. No adopta un ala en flecha como la que llevaban los Jets de la época, sino que utiliza un doble ángulo.


Las alas están muy adelantadas con respecto a un centro de gravedad realista, los motores harían que el avión fuera mucho más pesado en la cola y el primer intento de despegue real con este aparato hubiera producido una pérdida y se hubiera estrellado sin duda. En fin, y así una chapuza tras de otra. Se puede ver en las fotos.  pero no contentos con hacer una chapuza en cuanto a la aerodinámica se refiere, los productores decidieron abaratar costes y emplear maquetas de muy mala calidad ...y así les quedo la cosa.

Ya puestos a desbarrar y retrotrayéndonos a aquellos años, lo que yo hubiera hecho si me preguntan, es combinar una célula del Lockheed Super Constellation (muy moderno todavía en el final de la década de los 50), con las alas, motores (solo 2) y la cola del Boeing 707... o quizás la de un Convair 880. Por lo menos hubiera quedado un poco más estético. No sé, algo así:

Combinación Superconstellation + Boeing 707 

Lo curioso de todo es que el modelo de la película tenía las ventanas cuadradas, típicas de los aviones de hélice que no volaban a grandes alturas (véase el desastre del Comet) y sin embargo montaba los "fences" parecidos a los de AIRBUS en la punta del ala. Un detalle de modernidad que por aquel entonces no se había empezado a estudiar. Como todos los aficionados saben, estos "fences"sirven para reducir la resistencia inducida producida por los vórtices. Si se reduce la resistencia, también se reduce el consumo de combustible. (entre un 2 y un 5%. según Boeing). Al crearse la sustentación en el ala, la parte del extradós genera menores presiones que la del intradós. 


El aire tiende a ir desde sito de alta presión al sitio de menor presión. La combinación de la velocidad de avance del aeroplano junto con la tendencia del aire de ir de más presión a menos presión genera los conocidos vórtices de punta de plano, tal como se ve en la ilustración.

  

Estos dispositivos empezaron a implantarse a raíz de la crisis del petróleo en los años 70, pero no en la fecha en la que se realizó la película.

Otra de las cosas que tampoco me cuadra en la película es la forma en que ATC gestiona la emergencia, no dando prioridad a un avión que se encuentra en apuros... no es real. Como tampoco es real el hecho de que después de un fallo de motor el piloto apague el único que le queda solo porque ha visto la luz de fuego e intente el aterrizaje forzoso a base de planeo. Estaba pensando que un piloto hoy en día nunca apagaría el único motor que le queda y aterrizaría planeando...   pero me tendría que tragar mis palabras, porque a mi me ha pasado exactamente eso en mi primer vuelo militar en un DHC4 Caribou (creo que ya lo he comentado en algún post de este blog). Con todo y con eso, esta película le da "sopas con honda" a la de Robert Zemeckis del año 2012 "The Flight" con un estupendo Denzel Washington (lo único bueno de esta película), que ya se ha comentado aquí.

Cosas que me han encantado

Aparte de la fantástica fotografía en B/N y la estupenda banda sonora (incluida la canción de Jane Rusell al más puro estilo Jazz), lo que más me ha gustado de la película es el perfecto casting y el perfil psicológico de los personajes que parecen estar delineados con escuadra y cartabón. Aunque si tuviera que quedarme solo con una cosa, yo diría que lo mejor del film (para mi gusto) es el conjunto de reflexiones filosóficas sobre “la condición humana”, esa mezcla de soledad frente al destino, dignidad ante la adversidad, solidaridad con los desfavorecidos y ansia de transcendencia. En ese sentido esta película se aproxima mucho a mi novela/película favorita de todos los tiempos... ¡Huy se me ha escapado! (novela: El Manantial y película: The Fountainhead).

La película "Los pasos del destino" trataba de ser muy realista en aquella época. Muchas personas al verla entonces, dudaron que una taza de café pudiera provocar un serio fallo. Para todos aquellos que entonces no se creyeron esas cosas del destino: Vuelo de United 940. Aparte de este vuelo existen algunos otros donde un fallo eléctrico produjo indicaciones erróneas. Curiosamente mi buen amigo, el Capitán Ricard también me contó una historia sobre un café en el cockpit de un Embraer 190 y de como el "palito" para revolver el café se cayó con tan mala suerte que se coló entre las rendijas de las palancas de potencia, haciendo que el motor no pudiera pararse convencionalmente al final del vuelo... Si me lees y te apetece Ricardo puedes poner un comentario al final  y contarlo tu mismo :)

Por todo ello junto con la estupenda actuación de los interpretes principales (...y por ser la primera película sobre desastres aéreos) yo le otorgo un más que merecido 7,5 de 10 en mi clasificación personal (7,2 en la IMDB). Sin duda una estupenda película clásica que entretendrá a la mayoría de aficionados al género.




No hay comentarios:

Publicar un comentario