miércoles, 16 de septiembre de 2015

Chatarra espacial I


El astrónomo español Jaime Nomen (cazador de meteoritos aficionado y descubridor del DA14, el asteroide que más cerca ha pasado de la tierra sin llegar a impactar), comentaba hace unos días una anécdota curiosa: los avistadores y cazadores de cuerpos celestes estaban realmente confundidos con el supuesto hallazgo de un nuevo elemento recién descubierto. Este cuerpo celeste o supuesto pedrusco tenía un cierto brillo muy particular. Al final los telescopios acabaron revelando la verdad sobre el extraño objeto. Dicho elemento no era un asteroide, sino una de las carcasas desprendidas del Apolo XII, la segunda misión tripulada de la NASA que llegó a la superficie de la Luna.


El trozo de chatarra lleva desde 1969 dando vueltas por el espacio. Allí continuará por mucho tiempo, aunque eventualmente acabará cayendo (ya lo está haciendo a una tasa muy lenta). Hasta entonces podrá volver a despistar a miles de aficionados y futuros astrónomos en busca de meteoritos. Todo esto es realmente anecdótico, lo realmente preocupante es que acabe colisionando contra algún satélite que se encuentre operativo y tenga un cometido esencial.



Como esa pieza del Apolo XII convertida en chatarra, existen unos 17.000 objetos catalogados que flotan sobre nuestro planeta, todos ellos son residuos de aventuras espaciales del ser humano.

«Hemos contaminado la tierra, hemos ensuciado los mares, y ahora contaminamos la galaxia», se lamentaba Nomen durante su reciente visita al campus de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, donde se ha celebrado un nuevo seminario enmarcado dentro del proyecto Stardust, financiado por la Comisión Europea para formar a investigadores en temas relacionados con la basura espacial. «Se trata ya de un problema de seguridad para los vuelos espaciales, y hay que empezar a realizar una inversión pequeña pero continuada para evitar poner más basura en el espacio, y dado el momento, empezar a retirarla», advierte Juan Luis Cano, uno de los directores del curso.

No toda la chatarra que existe en la órbita de la Tierra tiene el mismo tamaño, mucha ni siquiera supone un peligro. Pero también vagan por el espacio satélites en desuso como el Envisat, tan grande como un autobús y con un peso de ocho toneladas. Un mamotreto que podría provocar una escena similar a la espectacular colisión que recrea la película Gravity de Alfonso Cuarón. «En principio no supone un peligro porque está a una altura diferente de la Estación Espacial Internacional, pero a largo plazo, dentro de décadas, tendrá riesgo de colisión con otros satélitesque pueden producir más material, podrían llegar a órbitas más bajas e incrementar el peligro para la navegación», explica a EL MUNDO el alemán Holgar Krag, el máximo responsable de la Oficina de Desechos Espaciales de la Agencia Espacial Europea. 

Congestión de 'tráfico espacial'

En palabras de Krag, actualmente existe «una congestión del tráfico espacial» alrededor de la Tierra, provocada por la profusión de satélites en las últimas décadas. «Al principio, las agencias espaciales se sentían satisfechas con el mero hecho de poder poner los satélites en órbita, porque eso ya suponía una hazaña. Ahora hay demasiados en algunas zonas de la órbita de la Tierra, lo que hace más peligroso volar, o más caro, en el sentido de que hay que buscar soluciones para que los satélites lo hagan de forma segura». Porque las colisiones, aunque no sean frecuentes, se producen, y los impactos multiplican el número de fragmentos que pululan por la órbita terrestre. «Cuanto más alto se sube, más fácil es entrar en una zona con más basura espacial. A partir de 600 kilómetros de altura empieza a haber una zona más contaminada», especifica el experto de la Agencia Espacial Europea. 

La ausencia de legislación también ha contribuido a ensuciar el espacio. Ahora, según Holger Krag, las agencias espaciales se han comprometido a tomar medidas de "mitigación" que comenzarán a dar resultados en la próxima década. Por ejemplo, que los satélites estén programados para caer controladamente a la Tierra años después de acabar sus operaciones. "Todavía falta mucho para que todas las agencias espaciales lo cumplan", admite el alemán, "pero es lo que hay que hacer primero, porque no tiene sentido recoger objetos si no se cumple con la mitigación. Sería recoger chatarra mientras se sigue lanzando más chatarra al espacio".

Y aquí abajo, ¿nos deben preocupar esos desperdicios que vuelan a kilómetros de nuestras cabezas? «Todos los días entra materia procedente del espacio, pero son objetos pequeños que se desintegran en la atmósfera», tranquiliza Krag. En el caso de los satélites, se evita que caigan de forma controlada, y suelen acabar en la zona sur del océano Pacífico. «La Tierra es tres cuartas partes mar. Y los satélites cuando caen no entran de una sola pieza, porque la presión atmosférica los divide en varias partes que además caen en un área muy extendida». 

El experto de la Agencia Espacial Europea ilustra su explicación con otra anécdota. «Hace unos años, un día de Navidad, reparamos en un trozo de basura espacial que cayó a la Tierra pasando por Holanda y Alemania hasta caer en la República Checa sin provocar ningún problema. Mucha gente creía que era una estrella fugaz, y que venía Papá Noel», cuenta riendo.

ACTUALIZACIÓN 19.09.215: Visto en Microsirevos.

http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/dos-propuestas-de-airbus-para-eliminar-basura-espacial.html

4 comentarios:

  1. Manolo, está todo inventado....
    http://www.dailymotion.com/video/x36bm6fff

    Un saludo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, no puedo ver el link me da un error al tratar de abrirlo.

      Eliminar
    2. Disculpa por los problemas, prueba con este enlace:

      https://www.youtube.com/watch?v=0ZwmoCpALTY

      Y ya me dirás...

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Hombre! Faltaría plus! La estupenda escoba espacial Jajaja. La ví hace muchos años y la había incluido en este post: http://greatbustardsflight.blogspot.com.es/2015/04/satelites-y-basura-espacial-more-rocket.html

      Muchas gracias por recordarmelo!
      Un saludo

      Eliminar