jueves, 11 de junio de 2015

Modificación para pequeños aviones: motor eléctrico adicional

En los USA, (como casi siempre nos llevan la delantera en todo), hace mucho tiempo que es posible sacarse la licencia de vuelo para pilotar aviones de pequeñas dimensiones y peso. La licencia restringe los privilegios del PPL (Piloto Privado) y solo autoriza el vuelo de día y con buen tiempo. Para estos pilotos "domingueros" se creó en su día esta licencia llamada "Piloto Recreacional". En Europa ahora la EASA está permitiendo algo parecido. Hay cientos de miles de entusiastas en todo el mundo que lo único que necesitan es darse un garbeo con su avioneta, pasear a los peques o simplemente disfrutar de una visión aérea de tu lugar de residencia y sacar unas fotos. Para todos ellos la respuesta es la típica avioneta que resulta mas pesada que un ultraligero, pero no sobrepasa los 5700 kg.


The electric propulsion on the test plane in flight

El principal problema de estos aviones es que son monomotores y en caso de fallo de este único motor se convierten en "planeadores muy pesados" (el indice de planeo no tiene nada que ver con los verdaderos planeadores), necesitándose tomar tierra inmediatamente. Para poder mejorar las condiciones de seguridad en esta categoría de avión, investigadores de la Universidad de Madrid Carlos III (UC3M), junto con AXTER Aerospace, han creado un motor eléctrico extra para auxiliar en caso de pérdida de potencia del motor de combustión interna principal. La intención es doble, por una parte puede ayudar en caso de pérdida de potencia de la planta motriz principal, pero por otro lado puede ayudar a incrementar el alcance o las prestaciones del avión.

Location and arrangement of the electric propulsion system components

"Estamos tratando de salva vidas y prevenir accidentes relacionados con la pérdida del poder durante los vuelos, en caso de fallo de motor o si el combustible se agota", dice Miguel Ángel Suárez, desde AXTER Aeroespace. "No hay que olvidar que por estas causas cada año entre Europa y los EE.UU. hay una media de 600 accidentes, 70 muertes y 24 millones de euros (US $ 27 millones) en pérdidas."

La nueva modificación que se puede instalar en cualquier avión consiste en un motor eléctrico acoplado al motor de combustión interna a través del sistema de transmisión convencional. El sistema también cuenta con una batería de litio de alta eficiencia que se recarga por medio del motor convencional del avión, y un sistema de control electrónico automático que ajusta automáticamente el motor de accionamiento eléctrico según las necesidades del avión.

"Si hay un problema con el motor principal, este motor eléctrico comenzará a funcionar, lo que proporcionará un alcance adicional de unos 20 kilómetros, lo suficiente como para que el piloto pueda aterrizar con seguridad", dijo Andrés Barrado, jefe de sistemas de energía eléctrica de la UC3M. Un alcance extra de 20 kilometros (12 millas) puede no parecer mucho, pero dado que la mayoría de las avionetas no tiene un indice de planeo elevado, estas siempre se encuentran en las cercanías de su campo de aviación de origen. Este margen extra podría significar la diferencia entre volver a aterrizar en el aeropuerto o no poder llegar y estrellarse en un campo.

Convenientemente, el sistema de propulsión de emergencia también puede añadir alrededor de 40 caballos de potencia extra (30 kW), según sea necesario a voluntad del piloto. Este motor eléctrico no llega a ser la bestia eléctrica de Siemens de 260 kW (340 CV) que ya comentamos aquí, pero sin duda es una gran ventaja para este tipo de avionetas.

System diagram of the retrofit electric propulsion system

"Nos centramos en maximizar la capacidad de la batería para la generación de movimiento en el motor eléctrico, y hemos encontrado que también podemos utilizar el sistema como si se tratase de un híbrido igual que en los coches: el piloto puede activar la potencia extra cuando quiera, lo que sumaría 40 caballos de fuerza adicionales para llevar a cabo despegues o lo que sea necesario ", Según dice Daniel Cristóbal, desde AXTER Aeroespace.

The electric system in test

Actualmente el nuevo sistema está siendo anunciado y patentado en todo el mundo, los creadores afirman que su sistema se puede instalar en todo tipo de aviones ligeros, ya sea como una modificación a posteriori o directamente en el momento de su construcción en fábrica. Según los investigadores este sistema puede ayudar a reducir los costes de operación y mantenimiento, al tiempo que reduce el consumo de combustible. Los creadores también afirman que algún día también podría estar disponible una versión para otros tipos de aeronaves, incluyendo autogiros, aviones no tripulados y vehículos aéreos no tripulados. El vídeo a continuación muestra las pruebas y el uso del nuevo sistema.




No hay comentarios:

Publicar un comentario