lunes, 27 de abril de 2015

Un avión de Turkish Airlines aterriza en Estambul con un motor ardiendo




Un avión de la compañía Turkish Airlines realizó este sábado un aterrizaje de emergencia en Estambul, con el motor derecho en llamas, sin que los pasajeros sufrieran daños. El avión, procedente de Milán, hizo un aterrizaje tremendamente duro y después de un "Go-around" (motor y al aire) consiguió aterrizar en el aeropuerto de Atatürk en su segundo intento.

Para mí lo más grave del suceso no es el fuego del motor, cuando eso pasa, el avión puede seguir volando sin problemas. Estos aviones están clasificados como Clase A Performance y estas cosas se ensayan en los simuladores. Para mí lo más grave es el trastazo que le ha metido el piloto al avión. Es lo que se conoce como un "hard landing" un aterrizaje duro... pero tan duro que el tren de aterrizaje le ha traspasado el ala. 



Un hecho gravísimo y peligrosísimo que es difícilmente explicable. Ya veremos lo que dice la investigación, pero parece ser que el fuego lo produjo el primer aterrizaje cuando momentos antes de tocar el suelo el avión golpeó fuertemente la pista. Los 93 pasajeros a bordo no sufrieron ningún daño (de milagro después del golpe).

Un pasajero informó que la aeronave estaba en su primera aproximación al aeropuerto de Ataturk sin problemas, pero cuando la aeronave se encontraba a una altura de unos 100 pies sobre el terreno (AGL) el avión alabeó repentinamente hacia la derecha y cayó en la pista dando un golpe. Mientras rodaba en el suelo el avión aún estaba inclinado hacia la derecha, el piloto aceleró los motores y el avión despegó de nuevo. El pasajero pensó que el tren de aterrizaje principal derecho se había colapsado. Mientras el avión maniobraba para una segunda aproximación un pasajero gritó "Fuego". La tripulación de cabina dio instrucciones a los pasajeros para que se prepararan para un aterrizaje forzoso. La segunda toma fue suave, sin embargo, el lado derecho ya iba arrastrando el motor por la pista. El incidente provocó retrasos en otros vuelos de entre 15 y 45 minutos.

¿Qué ocurre con  Turkish Airlines?



No hay comentarios:

Publicar un comentario